Última actualización: 14:06 / Jueves, 26 Noviembre 2020
Bancos Centrales y fútbol

El efecto Maradona, el gol y la política monetaria

Imagen

Desde el punto de vista del manejo de las finanzas personales, la trayectoria de Maradona daría para varios doctorados, como bien saben los administradores de patrimonio. Pero como el futbolista argentino era mucho más que una fortuna y una herencia, vale la pena recordar que su genialidad para el gol generó una pequeña teoría monetaria muy recordada estos días: “el efecto Maradona”.

Los famosos goles del partido contra Inglaterra de 1986

Argentina había sido derrotada en la guerra de las Malvinas y toda una nación obtendría su revancha durante el Mundial de 1986 en un partido contra Inglaterra. Entre los británicos que, a pesar de la eliminación, terminaron apreciando el talento de Maradona estaba Mervyn King, presidente del Banco Central de Inglaterra de 2003 a 2013.

El primer gol de ese día, conocido como “la mano de Dios”, fue para King “inesperado, inconsistente en el tiempo y contra las reglas. Tuvo suerte de salirse con la suya”. Aplicado a la teoría monetaria, esa estrategia se pueden manejar los momentos críticos del mercado.

La descripción de King del segundo gol es la siguiente: “Maradona corrió 55 metros desde el interior de su propio campo sobrepasando a cinco jugadores antes de colocar la pelota en el arco inglés. Sin embargo, lo verdaderamente destacable es que Maradona corrió prácticamente en línea recta. ¿Cómo se puede superar a cinco jugadores corriendo en línea recta?, la respuesta es que los defensores ingleses reaccionaron a lo que esperaban que hiciera Maradona”.  

De este gol, sale la teoría de que los bancos centrales pueden influir en el curso de la economía sin mover su política oficial, justamente aplicando “el efecto Maradona” con un sabio manejo de expectativas pero sin cambiar su camino trazado en línea recta.

La FIFA eligió el segundo gol de Maradona en ese partido como el mejor del siglo XX. Y buscando la teoríca económica, el diario argentino BAENegocios recuerda estos días de luto oficial (tres en Argentina desde el miércoles 25 de noviembre) que el expresidente del Banco Central trató de contener Guido Sandleris, pretendió aplicar la “Teoría Maradoniana” para contener un dólar que desde fines de febrero de 2019 había aumentado 16,25%. El objetivo del Central era también de esa manera morigerar una inflación que entre enero y abril había acumulado una suba de 15,6% y amenazaba con desbocarse en el año de las elecciones presidenciales, cuando Mauricio Macri buscaba su reelección.

“Sin embargo, el resultado esperado nunca llegó, y a pesar de emplear el amague a intervenir -como la juagada de Maradona a los ingleses- en el mercado para que los agentes operasen de acuerdo a las expectativas de esa intervención, el dólar siguió su derrotero alcista hasta los $ 65 el 31 de octubre del año pasado, es decir, un aumento adicional de 40% al incremento del que venía”, explica el artículo de BAENegocios.

Sobre la política monetaria de Gran Bretaña en pleno Brexi, Steven Major, director global de renta fija de HSBC, advirtió que "El efecto Maradona se utilizó con bastante éxito en el pasado, pero hay que tener cuidado con él", dijo refiriéndose a la política del amago que viene utilizando el Banco Central de Inglaterra para evitar las tasas negativas.

"De tanto gritar que viene el lobo, puede ser que cuando llegué nadie te crea", añadió el experto.

menu
menu