Última actualización: 12:04 / Miércoles, 11 Noviembre 2015
Buscan controlar los riesgos

Abante publica la guía "Mujeres y decisiones de inversión"

Imagen
Abante publica la guía "Mujeres y decisiones de inversión"
  • Gadea de la Viuda: "Las mujeres nos ocupamos e invertimos menos, que no peor, que los hombres, incluso en niveles profesionales y salariales superiores"
  • Santiago Satrústegui: "En el mundo financiero también hace falta una participación más activa de la mujer como profesional relevante y en cargos de responsabilidad"
  • A las mujeres sí les interesa ocuparse de sus ahorros y tomar decisiones de inversión que les ayuden a conseguir sus objetivos
  • Más del 60% dice que lo más importante es buscar cierta rentabilidad, pero con un control estricto del riesgo: un 21% cree que lo fundamental es conservar el patrimonio y mantener cierto nivel de liquidez

Abante publica la primera guía sobre Mujeres y decisiones de inversión en España, en la que se recogen los resultados de una encuesta con la que ha querido conocer la relación actual de la mujer con las inversiones y en la que se refleja la visión de profesionales del asesoramiento financiero y de la gestión sobre el papel femenino en esta industria. Esta encuesta se ha realizado entre más de 1.000 mujeres de clase media y media alta y con edades comprendidas entre los 20 y los 65 años, siendo el grupo entre 35 y 50 el más numeroso (54,15%).

"El objetivo de esta guía es ayudar a las mujeres en su relación con las inversiones, animarlas a tomar mayor control de su futuro financiero, una implicación necesaria. Las circunstancias personales y profesionales cambiantes, junto con la mayor complejidad del ámbito financiero, nos llevan a concluir que nuestro futuro depende, cada vez más, de cada uno de nosotros", dicen desde la entidad.

“Sobre lo que queremos llamar la atención es que las mujeres nos ocupamos e invertimos menos, que no peor, que los hombres, incluso en niveles profesionales y salariales superiores, tal y como ponen de manifiesto los resultados de la encuesta”, destaca Gadea de la Viuda, directora general de Abante. “Trasmitir que la independencia económica da libertad para ser y hacer y que no se debe renunciar a ella por falta de  tiempo, de conocimiento o de experiencia como comentan algunas de las mujeres que nos han respondido a la encuesta”, añade.

Santiago Satrústegui, presidente de Abante, afirma: “Sabemos que una mayor implicación de las mujeres en las decisiones financieras será muy buena para ellas, pero también lo será para la calidad de las propias decisiones, y si este informe consigue despertar el interés o muestra esta necesidad, habrá conseguido su objetivo”. En su opinión, “en el mundo financiero también hace falta una participación más activa de la mujer como profesional relevante y en cargos de responsabilidad. En Abante siempre hemos creído en la gran ventaja que supone contar con mujeres en puestos ejecutivos para poder llevar a cabo nuestra estrategia”.

La necesidad de ocuparnos de la gestión de nuestro dinero para alcanzar nuestros objetivos, ya sea pagar la educación de los hijos, mantener el nivel de vida en el futuro o comprar una vivienda, se acentúa en las mujeres, como demuestran los datos demográficos y laborales. Por ejemplo, la esperanza de vida de las mujeres al nacer entre 1992 y 2013 se ha ampliado desde los 81,2 a los 85,6 años, mientras que la de los hombres ha pasado de los 73,9 a los 80 años. ¿Qué supone esto? La diferencia de tener que cubrir cinco años más de esperanza media de vida implica un esfuerzo de ahorro un 35% superior, si, por ejemplo, queremos obtener a partir de los 67 una renta mensual de 2.000 euros.

A las mujeres sí les interesa la toma de decisiones de inversión

A las mujeres sí les interesa ocuparse de sus ahorros y tomar decisiones de inversión que les ayuden a conseguir sus objetivos. Es una de las conclusiones que se extrae de la encuesta realizada por Abante sobre El papel de la mujer ante la toma de decisiones de inversión. Casi la mitad declararon ser independientes en la toma de decisiones sobre la gestión de su dinero –tuvieran o no pareja-, en concreto el 47,1%. Y un 42,89% afirmó que este tipo de cuestiones las trataban en consenso con su pareja. Solo el 8,7% las delega.

La educación de los hijos es el aspecto más relevante que tienen en cuenta las mujeres cuando planifican su ahorro y sus inversiones. Entre las que confían estas decisiones, el 72,9% dijo que esta cuestión es muy importante y el 11,8% que es importante. Entre aquellas que gestionan sus inversiones, es muy importante para el 69,2% e importante para el 11,1%.

Los otros dos temas que más preocupan a las inversoras son mantener su nivel de vida en el futuro y cubrir los gastos de sanidad y dependencia. El cuarto aspecto de mayor relevancia es la compra de una vivienda. Por otra parte, el principal motivo por el que las mujeres prefieren delegar las decisiones de inversión es la falta de conocimiento. De hecho, muchas de las integrantes de este grupo reconocieron que sí deberían adoptar una postura más activa.

Controlar los riesgos, una prioridad

Entre las mujeres que toman de forma independiente las decisiones sobre inversión, más del 60% respondió que lo más importante es buscar cierta rentabilidad, pero con un control estricto del riesgo. Un 21% cree que lo fundamental es conservar el patrimonio y mantener cierto nivel de liquidez, mientras que solo el 13,33% manifestó que lo más importante es obtener la rentabilidad necesaria para alcanzar sus objetivos.

El 29,09% de las encuestadas dijeron que ahorran una cantidad fija de su renta mensual, el 22% tiene un objetivo anual y el 24% ahorra de forma esporádica. Casi el 10% solo ahorra de la parte variable de su retribución y casi el 15% declaró que solo lo hace cuando le sobraba dinero a final de mes.

menu