1
Tribuna de VDOS

Capturar las mejores oportunidades macro globales, con JP Morgan

Foto: Doug8888, Flirckr, Creative Commons
Por Paula Mercado , Madrid

La gestión alternativa muestra su valor en etapas difíciles. Los fondos que siguen este estilo de gestión para sus carteras se caracterizan fundamentalmente por su flexibilidad en cuanto a la asignación de activos y la utilización de estrategias alternativas.

Una de estas estrategias de inversión, Global Macro, se caracteriza por aplicar una enfoque global, considerando activos y mercados de todo el mundo, con el objetivo de crear una cartera capaz de batir a la media del mercado. La estrategia se basa en análisis macroeconómico, considerando variables como tipos de interés, inflación o tipo de cambio en los diferentes mercados financieros.

Con este enfoque, uno de los fondos que mejor resultado obtiene en el año por rentabilidad, dentro de la categoría VDOS de gestión alternativa, es JPM Global Macro Opportunities, que en su clase C de acumulación en euros se revaloriza un 5,10% desde el inicio del año.

Es un fondo global macro temático y multiactivo, que sigue un proceso de inversión macro fundamental, en el que el equipo gestor trata de aprovechar las oportunidades que generan las diferentes coyunturas macroeconómicas en todo el mundo, combinando estrategias tradicionales y alternativas. Se busca capitalizar las oportunidades de retorno que ofrecen las grandes tendencias o temas macro a través de un proceso análitico y un enfoque de control de riesgo.

El equipo gestor del fondo tiene un objetivo de rentabilidad de liquidez del 7% (antes de comisiones), con una volatilidad de entre el 6% y el 10%. Su filosofía se basa en implementar la visión de JP Morgan Asset Management respecto a las tendencias macroeconómicas mundiales, de una forma dinámica y flexible, construyendo una cartera capaz de generar rentabilidades absolutas atractivas en diferentes entornos de mercado.

El equipo gestor lo integran James Elliot, jefe de Inversiones del equipo de Negocio Internacional de Soluciones Multiactivo, y Shrenick Shah, gestor del equipo de Soluciones Multiactivo. James es responsable de la supervisión de las inversiones de todos los mandatos gestionados por el equipo de Soluciones Multiactivo de Londres y Hong Kong, además de contribuir su punto de vista respecto a los grandes temas macroeconómicos, reflejados en todas las carteras gestionadas globalmente por el equipo.

James Elliot es también responsable de gestionar la cartera global macro. Previa a su incorporación a JP Morgan en 1995, fue jefe de Inversiones del Grupo de Gestión de Carteras de Renta Variable de Japón de JPMAM, basado en Tokio, y codirector del equipo de Renta Variable de Europa, basado en Londres. Fuera de JP Morgan, James fue d irector de Renta Variable de Europa para RAB Capital Plc. Se licenció en Historia Moderna por la Universidad de Oxford y cuenta con la certificación CFA.

El proceso inversor parte de una fase inicial de selección de grandes tendencias macro, con el objetivo de establecer y mantener un número de hasta ocho temas que abarquen tendencias tanto estructurales como cíclicas, en el entorno macroeconómico global. Se seleccionan a continuación entre 20 y 40 estrategias a seguir, de forma que reflejen al menos uno de los temas macro, ofrezcan un potencial de retorno positivo, generen el impacto deseado en la cartera, estén respaldadas por dinámicas de mercado favorables y contribuyan al objetivo definido, tanto en cuanto a exposición como a riesgo.

Se busca conseguir una mezcla de estrategias, tradicionales y sofisticadas. En el caso de las tradicionales, se persigue obtener retornos ligados a la beta de mercado y proporcionar exposición a tipos de interés. Las sofisticadas deberían proporcionar una exposición long/short a la beta de mercado y a una prima de riesgo idiosincrásica y que puedan ofrecer protección en escenarios adversos.

La última fase del proceso inversor se centra en la gestión de riesgo, con un análisis de riesgo en tiempo real que informa el proceso de decisión y asegura su robustez continuada, con el objetivo de controlar la volatilidad por debajo del 10%.

La cartera actualmente asigna un peso del 19% al tema de la Adopción Generalizada de Tecnología, 17% a Recuperación del Crecimiento en Europa, un 15% a Madurez del Ciclo en EE.UU., un 12% a Japón después de Abenomics, un 12% a Convergencia de Mercados Emergentes, un 11% a la Debilidad de la Oferta, un 7% a la Transición en China y también un 7% a la Divergencia Política Global. Con un patrimonio total bajo gestión de 4.922 millones de euros, las asignaciones por tipo de activo en la cartera del fondo corresponden a renta variable (68%), renta fija (13%) y divisas (19%).

La historia de rentabilidades del JPM Global Macro Opportunities  lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2017 y 2018, batiendo al índice de su categoría durante 2014 y 2015. A tres años registra un dato de volatilidad del 9,11%, que se reduce hasta el 7,28% en el último año. En este último periodo, su ratio Sharpe es de 3,11 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, del 6,48%. La suscripción de la clase C de acumulación en euros requiere una aportación mínima de 10 millones de dólares (aproximadamente 8,18 millones de euros), aplicando a sus partícipes una comisión fija del 0,6%. El fondo cuenta también con una clase D en euros, con un requerimiento de aportación mínima de 5.000 dólares (aproximadamente 4.094 euros).

La creciente confianza en el crecimiento económico global y los ocasionales repuntes de la inflación, han dado una mayor confianza a los bancos centrales de Europa y Estados Unidos que han comenzado a dar un sesgo más agresivo a sus comunicados. El alza de los costes salariales en Estados Unidos a finales de enero llevó a una recuperación global de los rendimientos de bonos, situación en la que la estrategia de exposición corta a sectores defensivos del equipo gestor funcionó bien.

El riesgo agregado de la cartera se redujo durante la segunda mitad del mes de enero, cuando se percibió la velocidad y magnitud del movimiento ascendente en el mercado de renta variable, que redujo el atractivo de las valoraciones. Se tomaron beneficios en las estrategias de contado de renta variable y se incrementaron las de posiciones largas en volatilidad y en empresas de gran capitalización de EE.UU.

El equipo gestor se siente cómodo con el actual nivel de volatilidad de la cartera y espera poder beneficiarse de oportunidades que surjan como resultado de un incremento de la volatilidad.

La favorable evolución del fondo, tanto por rentabilidad como por volatilidad, especialmente en los últimos tres años, lo posiciona como uno de los más destacados de su categoría, haciéndose merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS.

Tribuna de Paula Mercado, directora de Análisis de VDOS


Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario