1
Posición ante la regulación

La EAFI DPM Finanzas prestará un modelo de asesoramiento independiente a todos sus clientes con MiFID II

La EAFI DPM Finanzas prestará un modelo de asesoramiento exclusivamente independiente a todos sus clientes con MiFID II
Carlos Farrás Fernández, socio director de la EAFI DPM Finanzas.
  • Aunque la normativa MIFID II sólo es de aplicación para determinados instrumentos financieros, DPM Finanzas ha extendido la aplicación de dichos requerimientos a todos los productos sobre los que asesora
  • “Pretendemos convertirnos en una boutique de referencia especializada exclusivamente en asesoramiento independiente, con un compromiso de aportar valor en todas nuestras recomendaciones y con carteras a medida para cada cliente”
  • Desde la EAFI seguirán apoyándose en las nuevas tecnologías
  • "El 63,5% de los ingresos por comisiones de gestión que tuvieron las gestoras en 2015 fue a parar a las redes de distribución”
  • “Este ejercicio de transparencia al que obliga MiFID II va a ser muy difícil para la mayor parte de las firmas que han transmitido a sus clientes que el asesoramiento que prestaban era independiente y gratis, ya que ahora van a descubrir no sólo que no era independiente, sino que pagaba y que su coste es relevante”, advierten desde la EAFI
Por Funds Society, Madrid

La Directiva Europea 2014/65/UE relativa a los mercados de instrumentos financieros (MIFID II), pendiente de su trasposición total a nivel nacional, pretende reducir los conflictos de interés, proporcionar una mayor transparencia y protección al inversor, y fomentar el cobro explícito por los servicios financieros prestados.

En este contexto, las entidades pueden elegir entre presar servicios de asesoramiento independiente o no independiente y los expertos auguran que la mayoría de entidades optarán por este último modelo. Sin embargo, hay firmas que eligen dar un servicio independiente. Entre ellas, la EAFI DPM Finanzas, que ha comunicado recientemente su decisión. “DPM Finanzas, desde su inicio, siempre ha prestado y defendido un servicio de asesoramiento profesional, transparente e independiente, y con la entrada de MIFID II seguirá prestando  exclusivamente asesoramiento financiero independiente a todos sus clientes”, explican desde la entidad.

Y aunque la normativa MIFID II sólo es de aplicación para determinados instrumentos financieros, DPM Finanzas ha extendido la aplicación de dichos requerimientos a todos los productos sobre los que asesora para una mayor transparencia e independencia en su servicio, como ocurre con los planes de pensiones y los seguros de ahorro e inversión, según ha anunciado en un comunicado.

Así, su modelo será de cobro explícito por los servicios prestados. “Uno de los cambios más relevantes que incorpora MIFID II es la prohibición del cobro de retrocesiones para aquellos asesores que presten un servicio de carácter independiente. Hasta ahora en España la mayoría de los profesionales, entidades y firmas del sector financiero que prestan servicio de asesoramiento se calificaban como independientes, pero a partir de ahora, independiente sólo será aquel servicio que se formalice en un contrato de asesoramiento independiente, se cobre explícitamente del cliente y se evalúen y comparen una gama suficiente de instrumentos financieros (diversificada y representativa en cuanta a emisores o proveedores)”, recuerdan desde la EAFI.

Y es que, a partir de ahora el inversor será conocedor de qué tipo de asesoramiento se le está prestando (independiente o no independiente) y las responsabilidades que conllevan cada uno de los servicios.

Ofreciendo un servicio independiente, la EAFI pretende ser referencia en el sector. “Pretendemos convertirnos en una boutique de referencia especializada exclusivamente en asesoramiento independiente, con un compromiso de aportar valor en todas nuestras recomendaciones y con carteras a medida para cada cliente”, explican. “Al no contar con producto propio, ni prestar otros servicios de inversión (ejecución o custodia) a nivel grupo, nos permite poder prestar nuestro servicio sin conflictos de interés, evaluar y comparar todos los instrumentos financieros disponibles y cobrar explícita y únicamente por el servicio de asesoramiento prestado”, añaden.

Todo ello permitirá a sus clientes poder trabajar con diferentes entidades, proveedores, emisores e instrumentos bien sean nacionales o extranjeros, donde “DPM Finanzas se esforzará en reducirles los costes de los servicios (ejemplo, con clases limpias en fondos), aumentar la calidad de los mismos y asegurarse que todas nuestras recomendaciones han sido tomadas en su mejor interés teniendo en cuenta sus circunstancias personales, sus conocimientos y experiencia y su perfil de riesgo”.

Apoyo en la tecnología

Si bien la nueva normativa supone un paso adelante, también implica una mayor complejidad para su cumplimiento, por lo que desde la EAFI seguirán apoyándose en las nuevas tecnologías “para hacer más fácil la vida a nuestros inversores y asegurarnos su cumplimiento, ejecución y seguimiento”.

Una oportunidad y un reto

Según la entidad, la entrada en vigor de MiFID II “supone un reto y una oportunidad” para recobrar la confianza de los inversores que se ha visto muy dañada tras la crisis financiera por abundantes casos de mala praxis en el sector. “Esto se producía principalmente porque, el modelo imperante en España ha sido no cobrar nada de manera explícita al cliente por asesorarle en sus inversiones, transmitiendo la falsa sensación al cliente de un asesoramiento gratuito. Consecuentemente, siendo “gratuito”, se reducía el nivel de exigencia del cliente y el compromiso y la responsabilidad de dar valor añadido por parte del asesor.  Pero la realidad es que los asesores y comercializadores se quedan con un porcentaje de la comisión que el cliente paga por sus productos, que la gestora le retrocede de manera oculta, sin informar al cliente. Este sistema, aparte de no ser transparente -la mayoría de los clientes creen que es gratis-, genera un muy relevante conflicto de interés, ya que las entidades financieras y los asesores tienden a “colocarle” los productos que más comisiones paguen, es decir, los de la propia firma o los de terceras gestoras que paguen mayor porcentaje de retrocesión. Y este porcentaje en significativo ya que, el 63,5% de los ingresos por comisiones de gestión que tuvieron las gestoras en 2015 fue a parar a las redes de distribución”, recuerdan.

A partir de ahora, recuerdan, incluso las entidades que presten asesoramiento no independiente a sus clientes, deberán informarles previamente de los incentivos que percibirán de las entidades emisoras, gestoras o distribuidoras de los instrumentos financieros recomendados y a final de cada año natural, informarle de todos los costes y gastos detraídos en sus inversiones de manera personalizada. “Este ejercicio de transparencia al que obliga MiFID II va a ser muy difícil para la mayor parte de las firmas que han transmitido a sus clientes que el asesoramiento que prestaban era independiente y gratis, ya que ahora van a descubrir no sólo que no era independiente, sino que pagaba y que su coste es relevante”, advierten desde la EAFI.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario