1
Estudio de Financial Engines

El 53% de los estadounidenses cree que todos los asesores financieros deben ser fiduciarios, y el 93% está a favor de la regla

El 53% de los estadounidenses cree que todos los asesores financieros deben ser fiduciarios, y el 93% está a favor de la regla
Foto: cocoparisienne / Pixabay CC0 Public Domain
  • El 53% cree erróneamente que todos los asesores financieros ya están legalmente obligados a poner los mejores intereses de sus clientes en primer lugar
  • El 93% está de acuerdo con la norma del DOL
  • El 38% de los que trabajan con un asesor financiero todavía no saben si este es fiduciario o no
  • El 23% cambiaría a otro asesor si descubriera que el suyo no es fiduciario y el 18% dejaría de trabajar con asesores financieros
Por Funds Society, Miami

A pesar de que el destino de la regla de conflictos de interés del Departamento de Trabajo de Estados Unidos (DOL, por sus siglas en inglés), o regla fiduciaria, es incierto, una encuesta realizada por Financial Engines muestra que los estadounidenses están mayoritariamente a favor de ella y que sigue existiendo una considerable desinformación al respecto de quien debe cumplir con ella y quien no está obligado, y quien es fiduciario en la actualidad.

Según la encuesta realizada por este asesor de inversión, hasta el 53% de los encuestados cree erróneamente que todos los asesores financieros ya están legalmente obligados a poner los mejores intereses de sus clientes en primer lugar; y el 93% piensa que los asesores financieros que dan servicios relacionados con la jubilación deben estar legalmente obligados a poner en primer lugar el interés de sus clientes.

 Son muchos los estadounidenses que trabajan con un asesor financiero y todavía no saben si este es fiduciario o no, el 38%, frente al 50% que está seguro de que su asesor es o no fiduciario. Aún así, la comprensión de la diferencia entre un asesor financiero "fiduciario" y uno que no lo es ha mejorado con respecto al año pasado, pues hoy es el 21% el que lo entiende, frente al 18% de hace 12 meses.

“El nivel de exigencia está subiendo. Una vez que los inversores entienden los beneficios de trabajar con un fiduciario, quieren uno de su lado", dice Christopher Jones, director de inversiones de Financial Engines -quien testificó ante el Congreso en apoyo de la regla de conflicto de intereses en 2015-.“Los consumidores quieren saber que pueden confiar en sus asesores financieros”.

Qué pasará cuando los clientes descubran que su asesor no es fiduciario
De acuerdo con la encuesta, el 47% de los inversores dijo que haría más preguntas sobre las recomendaciones de inversión de su asesor si descubriera que su asesor financiero no es fiduciario, el 23% que cambiaría a otro asesor y el 18% que dejaría de trabajar con asesores financieros. Solo el 12% continuaría trabajando con el mismo asesor y de la misma manera y hasta el 60% es receptivo a la ayuda externa para determinar qué asesores financieros pondrían su mejor interés en primer lugar.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario