1
Evento APD, Deloitte, Inverco

Preservar el capital a través de los fondos y buscar su sitio en una industria en plena transformación: los retos de las gestoras españolas para 2019

Preservar el capital a través de los fondos y buscar su sitio en una industria en plena transformación: los retos de las gestoras españolas para 2019
Mesa de las principales gestoras españolas de grupos financieros, reunidas en el X Encuentro de la Inversión Colectiva, recientemente en Madrid.
  • Cirus Andreu: “El reto no es solo fomentar la educación financiera básica sino el modo de empleo de nuestros productos, que deben estar asociados a una visión temporal que no es hoy la que debería”
  • Miguel Artola: “Hemos de hacer ver al cliente que un fondo no es una alternativa financiera sino una vía de ahorro para el medio y largo plazo”
  • Rocío Eguiraun: “En la parte de asesoramiento estamos intentando enfocar a los clientes hacia productos en los que la gestora tenga implicación, como fondos perfilados o carteras asesoradas, de forma que la presión de cambios en la gestión descanse más en la gestora que en el cliente”
  • Juan Pedro Bernal: “La clave es qué modelo de gestora queremos ser cada uno en nuestro grupo financiero y esa es la gran pregunta que tenemos que contestar”
  • Luis Megías: “Estamos a las puertas de una transformación del sector como no hemos visto nunca en España: está ocurriendo ya y se va a acelerar, con cambios muy relevantes en todos los puntos de la cadena de valor de la industria”; "La distribución de fondos de inversión en España se hará sobre todo a través del nuevo servicio de asesoramiento"
  • Lázaro de Lázaro: “El papel de los depósitos va a ser distinto y no va a ser la alternativa como lo fue en el pasado para la canibalización del ahorro y la inversión aunque los tipos se normalicen. La principal alternativa es la gestión activa como lo es en Europa”
Por Alicia Miguel Serrano , Madrid

Preservar el capital de los partícipes en un entorno de mercado complicado cuya paradoja es que penaliza más a los inversores conservadores que a los atrevidos: ése es uno de los grandes retos para la industria en 2019, además de buscar su sitio en un entorno de grandes cambios, según explicaron los responsables de las principales gestoras españolas de grupos financieros, reunidos recientemente en el marco del X Encuentro Nacional de la Inversión Colectiva, organizado por Inverco, Deloitte y la APD.

Así, para Cirus Andreu, presidente ejecutivo de Sabadell AM, “el reto más importante que tenemos es el de las rentabilidades”, en un contexto en el que vamos a pagar los excesos que han supuesto unos tipos de interés demasiado bajos en el pasado. “Estos tipos se tendrán que normalizar y en esa normalización nuestra función es preservar el capital. Esta función de guardar y hacer crecer el capital va a ser el principal reto en un entorno de visibilidad muy reducida”, comentaba. Y aseguraba que las gestoras tendrán que enseñar a los clientes a conllevar este entorno y propiciar un cambio en el uso de fondos, que muchas veces está muy centrado en una visión cortoplacista de financiación de determinadas necesidades en lugar de en el largo plazo. “El reto no es solo fomentar la educación financiera básica sino el modo de empleo de nuestros productos, que deben estar asociados a una visión temporal que no es hoy la que debería. Las necesidades de los clientes no son siempre el corto plazo ni la liquidez diaria, sino que van más allá en temas como el consumo aplazado, prepararse para imprevistos, financiar su etapa de jubilación… éstos son los usos que dan sentido al ahorro que gestionamos”, aseguró.

Miguel Artola, director general de Bankinter Gestión, habló también de un entorno más complejo, en el que “los vientos de cola se están convirtiendo en vientos en contra” y en el que las rentabilidades en términos reales (teniendo en cuenta una inflación cercana al 2%, y aunque los tipos aún no se han movido) pasan a ser negativas. “Tenemos que profundizar en estar cerca del cliente, ofrecerle un buen servicio y educación y hacerle ver que un fondo no es una alternativa financiera sino una vía de ahorro para el medio y largo plazo. Los fondos de pensiones no son suficientes para el futuro y mucho ahorro se va a canalizar con fondos de inversión”.

Rocío Eguiraun, consejera delegada de Bankia Fondos, también se sumó a este reto de ofrecer retornos positivos en un momento en el que muchos fondos están con rentabilidades negativas y en el que “se da la paradoja de que los que más sufren son los clientes más conservadores, los que más se están apoyando en la renta fija”. Para evitarlo, habló de la necesidad de formar a la red (algo que en su gestora han apoyado con fuerza) y tener una gran cercanía con los distribuidores para que conozcan situación y puedan dar un buen asesoramiento. “En la parte de asesoramiento estamos intentando enfocar a los clientes hacia productos en los que la gestora tenga implicación, como fondos perfilados o carteras asesoradas, de forma que la presión de cambios en la gestión descanse más en la gestora que en el cliente. Y estamos realizando esfuerzos importantes en la correcta asignación de activos, que tiene una gran responsabilidad en la rentabilidad”, añadió.

Para Juan Pedro Bernal, director general de CaixaBank AM, también será clave estar cerca del cliente… máxime porque la industria no va a ser igual que antes: “Tenemos oportunidades y amenazas con el entorno y la clave es convertir las segundas en oportunidades para la gestión y para conseguir clientes: ése es el gran reto que tenemos por delante”, dijo, algo que pasa por tomar una mayor conciencia de los procesos, optimizarlos, usar sistemas de inteligencia artificial en modelos de gestión… “Pero la clave es qué modelo de gestora queremos ser cada uno en nuestro grupo financiero y esa es la gran pregunta que tenemos que contestar”, dijo, enumerando opciones como ser un asignador de activos, centrarse en la gestión pasiva, en la activa de nicho… “Tenemos una gran industria que hemos de saber aprovechar e internalizar algunas decisiones que hemos externalizado a lo largo del tiempo y apoyarnos en nuestro talento. CaixaBank AM apuesta por el ahorro de medo y largo plazo, y los fondos y carteras asesoradas son parte de esa estructura”.

Luis Megías, consejero delegado de BBVA AM, también habló de un punto de inflexión en la industria, que acaba de sufrir reembolsos en los fondos españoles por primera vez en 30 meses, lo que podría marcar al menos el fin de una “racha espectacular”, aunque confía en que “a largo plazo la salud de las IICs está garantizada y el entorno de tipos bajos que tanto ha ayudado va a continuar en Europa”. Pero reconoció que “estamos a las puertas de una transformación del sector como no hemos visto nunca en España: está ocurriendo ya y se va a acelerar, con cambios muy relevantes en todos los puntos de la cadena de valor de la industria”, en áreas como inversiones, propuesta de valor, modelos de negocio y sistemas de distribución… Un cambio que ven como una oportunidad, en una estrategia que tiene como eje el cliente. Y en la que han hecho una apuesta muy clara por el asset allocation, eliminando conflictos de interés a través de la oferta de producto propio, fondos de terceros, gestión pasiva.. “Tenemos una propuesta de valor que ha cambiado su enfoque desde el producto al enfoque cliente. En modelos de negocio vemos que cada cliente se situará en el nivel de servicio que requiere (un primero de autoservicio o “do it yourself”, un segundo de asesoramiento y un tercero de delegación total o gestión de carteras). Y en distribución pondremos todos los servicios a disposición de clientes en todos los canales”, añadió.

Lázaro de Lázaro, consejero delegado de Santander AM, tuvo un discurso más positivo hablando de mercados (en un entorno en el que la guerra comercial está cambiando los engranajes económicos pero en la que Europa está jugando un buen papel, con empresas con resultados positivos y balances sólidos que permiten retribuir a accionistas y con récord de operaciones corporativas… y en el que las subidos de tipos será negativa en parte para algunos activos pero es una buena noticia como normalización del ciclo económico). Y también al hablar de la industria de fondos, pues confía en que los fondos se posicionen mejor frente a otras alternativas: “El papel de los depósitos va a ser distinto y no va a ser la alternativa como lo fue en el pasado para la canibalización del ahorro y la inversión aunque los tipos se normalicen. La principal alternativa es la gestión activa como lo es en Europa y veremos una mayor captación de flujos en nuestra industria, si hacemos bien nuestro trabajo”.

Y aseguró que lo más difícil será la gestión conservadora y la preservación de capital pero matizó que “no gestionamos corto plazo, desarrollamos capacidades en el medio plazo”, apelando a su rol como asignadores de activos con soluciones adecuadas a distintos perfiles de riesgo: “MiFID II ha dado un empujón a las gestoras, que han hecho esfuerzos en la formación de la red y esto es positivo”, y reivindicó su rol en el mundo de los fondos de renta variable, que cada vez suponen un mayor peso en las carteras de los inversores, pues es donde pueden ofrecer más valor.

Preparados para MiFID II

Sobre la normativa, Megías explicó que ha actuado como catalizador de un movimiento que venían viendo desde hace años, una mayor demanda de ayuda por parte del inversor, de forma que puede acentuar el asesoramiento y la gestión discrecional de carteras. “La distribución de fondos de inversión en España se hará sobre todo a través del nuevo servicio de asesoramiento. La tecnología nos permitirá realizar este asesoramiento de forma masiva, quizá industrializando el producto y personalizando el servicio y las entidades desplegarán sus propuestas de asesoramiento como novedad a la hora de distribuir fondos”.

Sobre las clases limpias, Bernal puso en valor que ayudan a separar conceptos que hasta ahora estaban unidos, como la gestión y la distribución o el marketing. “Ahora el cliente tendrá claro por qué paga y ese es el gran éxito de las clases limpias”, que están creciendo en volumen, al ser un instrumento muy útil en la gestión discrecional y el asesoramiento independiente, “porque creemos que ese modelo es adecuado para acompañar a nuestro cliente y además cumplir MiFID II”. Eguiraun habló de comisiones no homogéneas en dichas clases y de una homogeneización con el tiempo entre las gestoras.

Sobre las retrocesiones y su limitación, Artola explicó que “lo que no mata te hace más fuerte” y aseguró que “los distribuidores tendrán que distribuir productos más variados y las gestoras tendremos que mostrar competitividad”.

En la ponencia también se habló de ISR, “uno de los temas clave en España”, según De Lázaro, gracias a tres palancas (la incorporación en el análisis de las inversiones de los criterios ASG; la palanca regulatoria, con la inciativa de la UE a 10 años de desarrollo sostenible; y la demanda de los inversores, también retail, con el impulso de los millennials. “No es una moda, se trata de integrar conceptos que generarán valor en futuro”, apostilló, recordando que los millennials representan un 60% de la fuerza laboral y un 40% de los ingresos que se generan a nivel global.

Sobre gestión activa y pasiva, un mensaje común: no son excluyentes, convivirán, y las gestoras activas usan la gestión pasiva cuando es necesaria para sus soluciones de asignación de activos.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario