1
Según Willis Towers Watson

Los fondos de pensiones emergentes ganan fuerza a nivel mundial

Los fondos de pensiones emergentes ganan fuerza a nivel mundial
MonikaDesigns / Pixabay CC0 Public Domain
  • El patrimonio total de los 300 fondos de pensiones más grandes del mundo ha aumentado en un 15,1% durante 2017
  • Cuatro de los veinte mayores inversores pertenecen a economías emergentes
  • Los activos de los fondos de pensiones de aportación definida aumentaron durante 2017 en un 17,6% mientras que los activos de fondos de pensiones de prestación definida crecieron un 13,5%
Por Funds Society, Madrid

Los activos bajo gestión de los fondos de pensiones más grandes del mundo aumentaron su valor un 15,1% en 2017 según el último informe P&I/Willis Towers Watson Global 300 del Thinking Ahead Institute. El estudio también revela que los fondos más importantes del mundo han alcanzado un patrimonio total conjunto de 18,1 billones de dólares, un aumento significativo del 6,1% con respecto a 2016.

El estudio llevado a cabo junto a la publicación estadounidense Pensions & Investments, muestra que los 20 fondos principales representan el 41,1% del patrimonio en el ranking, sobre el 40,3% del año anterior. Dentro del informe realizado, la participación de las economías emergentes ha ido incrementando su peso gradualmente, alcanzado ya un porcentaje más que relevante –de hecho, 4 de los 20 mayores inversores pertenecen a economías emergentes–, destacando dentro del Top20 la entrada del “Employees’ Provident Fund” (Fondo de Pensiones indio) como nuevo participante en 2017.

“El mayor número de inversores procedentes de economías emergentes es el reflejo de una tendencia de largo plazo, en la que hemos podido observar un fortalecimiento de sus estructuras de gobierno y la resiliencia de las mismas. Estos países son especialmente interesantes de analizar, ya que generalmente se encuentran en las primeras etapas de crecimiento y pueden continuar adaptando y desarrollando sus modelos de inversión”, explica Roger Urwin, responsable global de investigación de Willis Towers Watson.

Por su parte, Bob Collie, jefe de investigación del grupo Thinking Ahead de Willis Towers Watson, “este es un período de grandes cambios para los fondos de pensiones. Un conjunto de cambios en las expectativas sociales, desde cambios demográficos, económicos, regulatorios, políticos o incluso tecnológicos y la forma en que se complementan e interrelacionan entre ellos, supondrán un reto para las estructuras de Governance y la manera en la que trabajan los Fondos de Pensiones, en especial para aquellos Fondos que hayan experimentado altas tasas de crecimiento y sean de creación más cercana en el tiempo”.

Entre los 300 principales fondos, los activos de los fondos de pensiones de aportación definida aumentaron durante 2017 en un 17,6% mientras que los activos de fondos de pensiones de prestación definida crecieron un 13,5%. Sobre el total del patrimonio del estudio, los activos de Fondos de pensiones de prestación definida aglutinan un 64,7% del patrimonio total (frente al 65,5% en 2016).

La participación de los fondos de reserva (vehículos de inversión que aglutinan las aportaciones efectuadas por los gobiernos para atender a futuros compromisos que pueda tener que afrontar un país) registró un ligero aumento con respecto al año anterior situándose la muestra en un 11,8% sobre el total (11,5% en 2016), mientras que los fondos híbridos (con componentes prestación y aportación definida) representaron menos del 1% del total.

“Si bien el cambio a largo plazo de la prestación y aportación definida se entiende ampliamente y se mantiene sin cambios, es sorprendente que los activos de prestación definida continúen creciendo y representen la mayoría de los activos totales. Consideramos que el mercado compuesto por fondos híbridos es un área interesante de seguimiento en el futuro, y se espera que su crecimiento continúe a medida que los propietarios de activos se alejen de las estrategias tradicionales de la prestación definida”, señaló Roger Urwin.

Los fondos de pensiones públicos representan el 68,6% del patrimonio total del estudio, aumentando un 0,2% con respecto a 2016. Los fondos de América del Norte siguen constituyendo la región más grande en términos de patrimonio, representando el 42,3% del total, seguidos por Asia-Pacífico (27,3%) y Europa (26,5%). América del Norte muestra la tasa de crecimiento anualizada más rápida durante el período 2012/17 situada en un 6,2%, superando ligeramente el 6,1% de Asia-Pacífico y el 3,8% de Europa. Un total de 26 nuevos fondos ingresaron dentro de los 300 mayores fondos en los últimos cinco años, y los Estados Unidos aportaron la mayor cantidad neta de nuevos fondos (9). Estados Unidos sigue teniendo la mayor cantidad de fondos dentro del ranking 300 (133), seguido del Reino Unido (25), Canadá (18), Japón y Australia (ambos 17).

En un promedio ponderado para los 20 fondos principales, los activos bajo gestión se invierten predominantemente en renta variable (46,3%), seguidos de la renta fija (36,1%) los activos alternativos y la tesorería (17,6%). En cuanto a la tipología de inversión por región, los fondos de Asia-Pacífico tienen la mayor inversión en renta fija (52,5%) y América del Norte la mayor asignación a los activos alternativos (34,8%).

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario