1
Escenarios atípicos

Los diez cisnes negros del mercado para 2018 según Saxo Bank

Los diez cisnes negros del mercado para 2018 según Saxo Bank
John J. Hardy, jefe de estrategia en divisas de Saxo, / Pixabay CC0 Public Domain
  • La firma considera que este nuevo año será una auténtica montaña rusa
  • Considera factible que regresen los riesgos relacionados con la volatilidad
  • Europa, China y África serán tres nombres claves en el tablero geopolítico de este año
Por Funds Society, Madrid

¿Será 2018 el año en el que el bitcoin marque máximos históricos por encima de 60.000 dólares para luego descender hasta los 1.000 dólares? ¿Será el año en que vivamos un flash crash del 25% en el S&P 500 por un repunte desmesurado de la volatilidad? ¿Asistiremos a la pérdida del control de la Unión Europea por parte del eje franco-alemán?

Siguiendo con la tradición de seleccionar las predicciones más sorprendentes, con el fin de promover un diálogo sobre lo que podría conmocionar o impactar a los mercados en 2018, Saxo Bank señala cuáles considera que serán los cisnes negros de este año. Las bitcoin, Rusia, China, el repunte de la volatilidad o la pérdida de poder del binomio franco-alemán son algunos ejemplo de los escenarios que pueden darse este año.

No obstante, no deben considerarse como las perspectivas oficiales de Saxo Bank, sino eventos y movimientos del mercado atípicos que, de producirse, tendrían un enorme potencial para alterar las opiniones del consenso.

En cuanto a estas descabelladas predicciones para el 2018, el jefe de estrategia en divisas de Saxo, John J. Hardy, indica que “hace un año muchos pensaron que 2017 sería un ejercicio volátil, dado el ascenso aparentemente imposible de Trump y el impacto del Brexit. En cambio, tuvimos un año llamativamente tranquilo que alimentó los activos de riesgo en todo el mundo sin apenas una corrección relevante. En 2018 vemos factible que regresen los riesgos relacionados con la volatilidad, pues irónicamente los largos períodos de calma y complacencia en los mercados siembran las semillas de la volatilidad futura, ya que los inversores subestiman los riesgos de cola y mantienen sus apuestas en la continuación del ciclo”.

“Dicho eso, nuestras predicciones de este año no se remiten solo a un crash del mercado. Nos volvemos escandalosos en todo, pasando por la pérdida de efectividad de la política de los principales bancos centrales, una nueva crisis política en la Unión Europea, China erosionando el status de moneda reserva del dólar y una nueva primavera política en el sur de África. Podemos o no prever alguno de estos eventos, pero ese no es el tema, lo que queremos es estimular el debate y el pensamiento sobre qué dirección insospechada pueden tomar los acontecimientos en los principales puntos de inflexión de 2018”, apunta Hardy.

Estos son los cisnes negros de Saxo Bank para 2018: 

  1. La Reserva Federal pierde la independencia y el Tesoro de los Estados Unidos toma las riendas. Tanto los republicanos como los demócratas compiten por acaparar el voto populista a medida que nos acercamos a las elecciones legislativas de 2018, con una ausencia de disciplina presupuestaria y con recortes impositivos del Partido Republicano provocando un déficit masivo de ingresos que empeorará a medida que los Estados Unidos entre en recesión. La debilidad económica, junto con unos tipos de interés y una inflación más altos dejarán a la Fed sin respuesta sobre la política monetaria. La Fed se convierte en el chivo expiatorio del débil desempeño de la economía, un mercado de bonos en crisis y un empeoramiento de la desigualdad. El Tesoro asume poderes de emergencia y obliga al banco central a limitar los rendimientos de los bonos a largo plazo del gobierno de Estados Unidos al 2,5% para evitar un colapso del mercado de bonos, una política que se llevó a cabo por última vez después de la Segunda Guerra Mundial.
  2. El Banco de Japón se ve obligado a abandonar el control de la curva de rendimiento. La política de control de la curva de rendimiento del Banco de Japón depende de las reducidas tasas de interés globales y los bajos rendimientos, y en 2018 este escenario simplemente no se mantendrá. A medida que la inflación aumenta, los rendimientos también aumentan, y el resultado es un desplome del yen. En última instancia, el banco central debe recurrir a medidas de tipo QE, pero no antes de que USDJPY llegue a 150, después de lo cual se devalúa rápidamente a 100.
  3. China lanza el Petro-Renminbi. China es el mayor importador de petróleo, y muchas naciones productoras ya están más que felices de realizar transacciones en yuanes. Con el poder y el alcance global de los Estados Unidos disminuyendo, y dado el éxito de los futuros de materias primas ​​en yuanes, la decisión del Mercado Internacional de Energía de Shanghai de lanzar un futuro de petróleo crudo basado en el yuan es un éxito rotundo. La introducción del petro-yuan hace que el CNY se aprecie más de un 10% frente al dólar, lo que lleva al USDCNY por debajo de 6.0 por primera vez en la historia.
  4. Picos de volatilidad después de una caída repentina de las bolsas. Los mercados mundiales están cada vez más llenos de señales y maravillas, y el colapso de la volatilidad observada en distintas clases de activos en 2017 no fue una excepción. Los mínimos históricos en los índices VIX y MOVE se corresponden con los máximos históricos en las bolsas y el mercado inmobiliario, y el resultado es una bomba a punto de estallar mientras el S&P 500 pierde un 25% de su valor rápidamente, en un movimiento espectacular que recuerda al flash crash vivido en 1987. Un montón de fondos cortos en volatilidad son aniquilados por completo y un inversor anónimo que se había puesto largo en volatilidad rentabiliza su inversión un 1000% y se convierte instantáneamente en una leyenda.
  5. Los votantes de Estados Unidos se inclinan hacia la izquierda en las elecciones de 2018. Los cambios demográficos en los EE.UU., con los millennials menores de 35 años superando en número al grupo de los baby boomers de la posguerra, tendrán un impacto dramático en política en 2018. La repulsión general de los votantes más jóvenes por la imagen de Trump, la creciente brecha de desigualdad agravada aún más por la reforma fiscal de los republicanos, y una nueva generación de candidatos demócratas que no temen recurrir al estilo populista del izquierdista Sanders mueve en masa a la generación del milenio a las urnas en noviembre. Los demócratas aparcan el debate de la reforma tributaria para estimular el gasto social con estímulos fiscales, pero el déficit se dispara. Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 30 años superan el 5%.
  6. El imperio Austro-Húngaro amenaza con tomar el control de la Unión Europea. La división entre los miembros centrales de la UE y los miembros más escépticos y más nuevos del bloque se ampliará a un abismo infranqueable en 2018 y, por primera vez desde 1951, el centro de gravedad político de Europa pasará del binomio franco-alemán a la CEE. El bloqueo institucional de la UE no tarda en preocupar a los mercados financieros. Después de alcanzar nuevos máximos frente a las divisas del G10 y muchas monedas emergentes a finales de 2018, el euro se debilita rápidamente hasta la paridad con el USD.
  7. Los inversores huyen del Bitcoin mientras los gobiernos contraatacan. El Bitcoin alcanza su nivel máximo en 2018 por encima de 60.000 dólares con una capitalización de mercado de más de $ 1 billón gracias a que la llegada del contrato de futuros sobre el Bitcoin en diciembre de 2017 lleva a una participación masiva de inversores y fondos. En poco tiempo, sin embargo, Rusia y China se mueven hábilmente para marginar e incluso prohibir las criptomonedas no autorizadas a nivel nacional. Después de marcar su nivel máximo en 2018, el Bitcoin se desploma en 2019 a niveles cercanos a su "coste de producción" fundamental, en 1.000 dólares.
  8. Sudáfrica florece. En 2018, después de un sorprendente giro de los acontecimientos, se extiende una ola de transición democrática en el África subsahariana. La renuncia forzada del presidente a largo plazo de Zimbabwe, Robert Mugabe, a finales de 2017 desencadena una ola de cambios políticos en otros países africanos. El sudafricano Jacob Zuma se ve obligado a abandonar el poder y el congresista Joseph Kabila enfrenta manifestaciones sin precedentes que lo empujan a huir del país. Sin embargo, Sudáfrica es el principal ganador ya que su divisa, el ZAR, se convierte en el favorito del grupo de los mercados emergentes y sube un 30% frente a las monedas del G3. Esto lleva a que Sudáfrica registre las mayores tasas de crecimiento del mundo, así como los países fronterizos.
  9. Tencent desbanca a Apple como el rey del mercado por capitalización. China, que sigue siendo el país más poblado del mundo y tiene cada vez más un mayor nivel de vida, está abriendo sus mercados de capitales y sus programas de reforma están impulsando un aumento en el sentimiento de los inversores. Esto es particularmente evidente en las acciones tecnológicas chinas, con los títulos del líder del mercado Tencent revalorizándose un 120% en 2017. A finales de 2017, Tencent se colocó en el top 5 mundial en términos de capitalización bursátil, acercándose a los 500.000 millones de dólares e incluso eclipsando a Facebook. Sin embargo, en 2018, Tencent supera a otros gigantes tecnológicos al revalorizarse otro 100%, a pesar de su enorme tamaño, y roba la corona del mercado mundial a Apple con una capitalización de más de un billón de dólares.
  10. Es su momento: las mujeres rompen “el techo de cristal”. En la última generación, las mujeres han comenzado a alcanzar niveles de educación más altos que los hombres, y en las universidades de Estados Unidos se licencian un 50% más de mujeres que de hombres. Las mujeres también suponen casi la mitad de todos los graduados en Finanzas. A pesar de esto, en 2017 solo el 6,4% de los CEOs en la lista de Fortune 500 son mujeres, aunque en promedio ganan más que sus pares masculinos. El cambio está por venir, no porque sea "justo", sino porque se toma conciencia de que el potencial de las mujeres es una forma de crecer en nuestras economías desarrolladas de baja productividad y envejecimiento. En 2018, los viejos y chovinistas clubes de hombres son reformados por sus principales miembros y las mujeres ocupan el primer puesto en más de 60 empresas de Fortune 500 a finales de año.
Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario