1
Análisis de Lyxor

Estrategias tácticas y bottom-up para los hedge funds en 2018

Estrategias tácticas y bottom-up para los hedge funds en 2018
Milosz_Karski / Pixabay CC0 Public Domain
  • La estabilidad electoral o la retirada de los estímulos serán factores para tener muy en cuenta dado el tiempo de adicional que vive el crecimiento global
  • La gestora infrapondera los fondos del Reino Unido porque pueden sufrir de cara al proceso del Brexit
  • Las estrategias bottom-up serán fundamentales para buscar un buen equilibrio entre las empresas con mayor riesgo y aquellas más maduras en el ciclo
Por Funds Society, Madrid

Durante la primera semana de 2018, los fondos diversificados long/short de renta variable y los event driven destacaron por su comportamiento. Las consecuencias de la reforma fiscal de Estados Unidos se extendieron e impulsaron las posiciones de los event driven, así como las acciones cíclicas long/short de renta variable.

Según el último análisis publicado por Lyxor –elaborado por Jean-Baptiste Bertoh, estratega senior; Anne Mauny, analista; y Philippe Ferreira, estratega senior–, las estrategias de equidad macro y neutral están desfasadas para el entorno actual. En su opinión, estas primeras han sufrido dado la debilidad del dólar estadounidense, y las estrategias neutrales no fueron tan efectivas dado la alta rotación sectorial.

A la hora de elegir la estrategia para los hedge funds, la firma considera que hay que tener muy en cuenta el entorno, donde considera que el crecimiento vive un “tiempo adicional”. Este “tiempo adicional” podría respaldar las estrategias bottomp-up, aunque menos que antes. “A medida que los gobiernos asumen el relevo con los bancos centrales para apoyar la recuperación, nuevos temas podrían abrir oportunidades alfa en Estados Unidos y Europa, una vez que los riesgos electorales hayan desaparecido”, apunta en su último informe la gestora.

Entre sus perspectivas para 2018, está el apostar por los fondos estadounidenses long/short de renta variable, pero advierten que las altas valoraciones de los activos favorecen los estilos de inversión más tácticos. La gestora se mantiene sobreponderada en fondos diversificados en Japón, mientras que infrapondera los fondos del Reino Unido porque pueden sufrir de cara al proceso del Brexit.

Además del entorno político y de las políticas monetarias de los bancos centrales, los cambios regulatorios serán el tercer elemento más importante a la hora de decidir cuáles son las estrategias de inversión para este año.

Apostar por una estrategia bottomp-up también servirá para detectar cuáles pueden ser las mejores oportunidades de cara a posibles fusiones y adquisiciones que, en opinión de la gestora, se seguirán dando de forma importante este año gracias a la gran liquidez y el fácil acceso a la financiación que tienen las compañías. En este sentido, Lyxor espera algo más de volatilidad. “Habrá que buscar un buen equilibrio entre las empresas con mayor riesgo y aquellas más maduras en el ciclo”, puntualizan en su análisis. 

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario