1
Perspectivas para 2018

Almudena Benedit (Julius Baer): “Una recesión sería posible a finales de 2019 o en 2020”

Almudena Benedit (Julius Baer): “Una recesión sería posible a finales de 2019 o en 2020”
Almudena Benedit, directora de gestión de carteras para Iberia de Julius Baer. / Foto cedida
  • Los elementos clave para la evolución de la macro de este año serán Estados Unidos, China y los bancos centrales
  • A la normalización gradual de tipos de interés en Estados Unidos y Canadá, le seguirá Europa a partir de 2019
  • El posicionamiento de Julius Baer en renta fija es buscar protección ante posibles correcciones
Por Beatriz Zúñiga

Crecimiento global sincronizado, políticas expansivas por parte de algunos bancos centrales y una baja probabilidad de recesión, al menos hasta finales de 2019 o en 2020. Estas son las tres conclusiones que Almudena Benedit, directora de gestión de carteras para Iberia de Julius Baer, señala para este año.

“Para este año estimamos que el crecimiento continuará y será sólido; por lo que no esperamos que haya una recesión hasta finales de 2019 o ya en 2020. También descartamos la recesión porque los bancos centrales seguirán soportando el mercado con su política expansiva, aunque se vaya reduciendo”, explica Benedit, quien considera que uno de los agentes más importantes del mercado será la Fed.

“Creemos que la Fed va a ser cauta y que realizará solo tres subidas a lo largo del año. El riesgo es si aparece una inflación de forma muy fuerte y la Fed decide hacer una subida más brusca y rápida de los tipos; consideramos que esto provocaría mayor volatilidad en el mercado”, añade.

En su opinión, Estados Unidos, que va dos años más adelantado en el ciclo económico en comparación con Europa, podría trasladar cierta volatilidad al mercado no solo en caso de aumentar rápidamente su inflación, sino también si su economía se recalienta demasiado. Teniendo esto en cuenta, Benedit apunta que esperan “un fuerte crecimiento económico en 2018 en Estados Unidos favorecido por un dólar más débil que en 2017, y algo menor en Europa por la fortaleza del euro. El estancamiento cíclico en 2019 puede coincidir con un incremento de inflación”.

Los otros dos elementos clave para esta imagen macro son China y los bancos centrales. Sobre el primero, considera que el gigante chino se desacelerará, pero solo ligeramente y porque evoluciona hacia un crecimiento de mayor calidad.  Según afirma, “no vemos riesgo en Asia por un enfriamiento de la economía China”.

Respecto a los bancos centrales apunta que habrá también una sincronización en sus políticas y todos tenderán a comprometerse con la normalización de su política monetaria. “A la normalización gradual de tipos de interés en Estados Unidos y Canadá, le seguirá Europa a partir de 2019. Solo el Banco de Japón mantendrá una política monetaria expansiva”, advierte.

Asignación de activos

Sobre el debate que hay sobre si los activos están o no caros, Benedit considera que todavía hay valor en el mercado. “Ese caro que decimos está fundamentado en los buenos resultados empresariales y en los fundamentales. A nivel global la bolsa no está cara, sobre todo en Europa y en particular en algunos países como España. Mientras que en Estados Unidos sí podemos encontrar activos más caros, pero insisto, están fundamentados en sus buenos resultados empresariales”, insiste. Unos resultados empresariales que seguirán mejorando y unos fundamentales que en Estados Unidos se verán beneficiados por la reforma fiscal de Trump y la repatriación de capitales.

A la hora de asignar activos en sus carteras apuestan por la renta variable, pero no todo vale y Benedit hace hincapié en la importancia de seleccionar bien. “Nos gustan los sectores tecnológicos, energéticos y las finanzas. Nos mantenemos neutrales en Estados Unidos, mientras que apostamos por Europa y por Asia e India, únicos países emergentes en los que no nos mantenemos neutrales”, explica.

Respecto a la renta fija, considera que la rentabilidad del mercado de bonos estadounidense sigue mostrando algo de potencia al alza, porque no se prevén subidas adicionales de tipos para este año. El posicionamiento de Julius Baer en renta fija es buscar protección ante posibles correcciones.

“Entre los activos que nos gustan está la deuda subordinada financiera, porque creemos que va a subir, en particular la de aquellas entidades financieras sólidas que se beneficiarán de un mayor crecimiento, de activos de calidad y de la mejora de los beneficios. También somos partidarios de la deuda de mercados emergentes en moneda fuerte, dado las mejores perspectivas económicas que presenta, así como su menor apalancamiento”, explica. En cambio, deja en un segundo plano el high yield al considerara que las valoraciones empiezan a estar muy ajustadas.

Tendencias de futuro

Julius Baer, al igual que muchas otras entidades y gestoras, también ha puesto el ojo en aquellas megatendencias que marcarán el futuro y que ofrecen interesantes oportunidades de inversión. En este caso Benedit destaca cuatro tendencias: el turismo asiático, la salud digital, los videojuegos y la ciberseguridad.

“Todas son áreas que potencialmente van a crecer y a desarrollar por una cuestión demográfica: el turismo asiático porque habrá una mayor clase media china con recursos para viajar al exterior; la salud digital por los ahorros que supondrá para las administraciones públicas el cuidado y seguimiento de enfermedades de un población cada vez más envejecida; los videojuegos por la expansión que está teniendo en dispositivos móviles en China; y respecto a la ciberseguridad porque cada vez los gobiernos y las empresas privadas invierten más para protegerse en un entorno hiperconectado gracias a la tecnología y la red”, explica.

Respecto a España, Benedit se muestra positiva y considera que será uno de los grandes protagonistas del crecimiento en Europa. “Creemos que tiene unas valoraciones muy atractivas y nos gusta su sector financiero. España ha hecho una importante reestructuración y ahora no depende tanto de sectores como la construcción, y se apoya más en las exportaciones y los servicios. Además, el mercado laboral ha mejorado y el consumo interno comienza a acelerarse”, concluye.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario