1
Barómetro Lyxor ETF Research

Los activos gestionados por los ETFs Smart Beta europeos repuntan un 11% respecto a finales de 2016

Los activos gestionados por los ETFs Smart Beta europeos repuntan un 11% respecto a finales de 2016
Pexels / Pixabay CC0 Public Domain
  • Los flujos netos de activos en los ETFs Smart Beta ya representan una cuarta parte del nivel máximo histórico de 7.000 millones de euros registrado en 2016
  • Los inversores buscaron, respectivamente, rendimientos y fuentes alternativas de ingresos en un entorno de baja rentabilidad
  • Los flujos de salida en los ETFs basados en el riesgo se ralentizaron en el primer trimestre hasta situarse en los 98 millones de euros
Por Funds Society, Madrid

Los flujos del mercado europeo de ETFs Smart Beta experimentaron una aceleración en el primer trimestre de 2017 hasta alcanzar los 1.800 millones de euros, según el barómetro Lyxor ETF Research. El total de activos gestionados se elevó a 31.800 millones de euros, lo que supone un repunte del 11% con respecto a la cifra de finales de 2016, e incluye un impacto positivo de mercado del 4.2%.

Los flujos netos de activos en los ETFs Smart Beta ya representan una cuarta parte del nivel máximo histórico de 7.000 millones de euros registrado en 2016. Los flujos se mantuvieron estables en el primer trimestre de 2017, sobre todo en las estrategias de generación de ingresos y value, pues los inversores buscaron, respectivamente, rendimientos y fuentes alternativas de ingresos en un entorno de baja rentabilidad, y se observaron señales positivas en el ámbito económico.

“Ahora bien, estas tendencias experimentaron una desaceleración en marzo, al registrarse unos flujos más limitados en los ETF Smart Beta, especialmente en las estrategias value”, explica el barómetro mensual de Lyxor ETF Smart Beta.

Según los datos que recoge este barómetro, los flujos de salida en los ETFs basados en el riesgo se ralentizaron en el primer trimestre hasta situarse en los 98 millones de euros, cifra que contrasta con los 1.500 millones de euros del cuarto trimestre de 2016. Y es que las salidas de capitales se desaceleraron principalmente en los ETFs de mínima volatilidad y mínima varianza, al situarse en los 58 millones de euros, frente a los 1.700 millones de euros del cuarto trimestre de 2016.

En estos ETFs, los flujos comenzaron a revertir su tendencia en agosto y las salidas se aceleraron en septiembre hasta alcanzar los 602 millones de euros. Según destaca el barómetro, estos flujos se repartieron entre las salidas de capitales en los subyacentes de Estados Unidos y las entradas en los subyacentes europeos, que se situaron en los 125 millones de euros y los 111 millones de euros, respectivamente. Esto tuvo lugar en un contexto de decreciente incertidumbre en torno al riesgo político tanto en el país norteamericano como en el Viejo Continente.

Los ETFs basados en fundamentales fueron testigos de un aumento de las entradas de capitales (454 millones de euros)en el primer trimestre, en comparación con el nivel medio trimestral de 2016 de 551 millones de euros. Las estrategias orientadas a la generación de ingresos acumularon un cierto volumen de flujos por valor de 407 millones de euros en un entorno de tipos de interés volátiles. El desglose de dichos flujos es el siguiente, según el barómetro: entradas de capitales en los ETFs de Japón y del mundo desarrollado por valor de 439 millones de euros, y salidas de capitales en los ETFs mundiales por un importe de 253 millones de euros. En las demás estrategias microponderadas, los flujos de entrada en los ETFs del JPX-Nikkei 400 durante el primer trimestre de 2017 fueron significativos y alcanzaron el valor de 265 millones de euros.

Entradas y salidas

Los ETFs de asignación basada en factores acumularon el grueso de los flujos de entrada en el primer trimestre de 2017, con 1.500 millones de euros, lo que supone el 81% de los flujos en los ETFs Smart Beta registrados en dicho periodo. El factor value siguió figurando en primera posición en cuanto a flujos durante el primer trimestre de 2017, gracias al impulso propiciado por una mayor confianza económica.

Los flujos de entrada en el segmento value se situaron en 1.400 millones de euros, principalmente en los subyacentes estadounidenses, pero seguidos muy de cerca por las exposiciones a Europa  y al mundo desarrollado. En cambio, los ETF de mínima volatilidad y multifactoriales sufrieron salidas de capitales por valor de 197 millones de euros.

Sin embargo, la sólida tendencia positiva hacia las estrategias value se vio ralentizada en marzo de 2017, al registrar tan solo 88 millones de euros en flujos de entrada, debido a que algunos inversores que querían protegerse frente a las posibles decepciones en el frente macroeconómico de Estados Unidos empezaron a rotar hacia las estrategias growth.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario