1
Tras el paso de Allfunds...

Consecuencias de la nueva operativa: el uso de ETFs se disparará en gestión discrecional y asesoramiento, pero ¿será tan fácil para el minorista?

El uso de ETFs se disparará sobre todo en los servicios de gestión discrecional de carteras y asesoramiento, pero ¿llegará al minorista?
Foto: Pexels / Pixabay CC0 Public Domain
  • César Muro (Deutsche AM): “El anuncio de Allfunds facilitará un uso mayor de los ETFs pero todavía es pronto hablar de revolución en el mercado de fondos”
  • Pedro Coelho (UBS ETF): “Se convertirá en un factor adicional que sustente el crecimiento de una industria que ya estaba inmersa en una tendencia de crecimiento clara”
  • Juan San Pío (Lyxor ETF): “Lo normal es que los ETFs vayan tomando importancia en un nicho donde hasta ahora apenas existían, como el servicio de gestión discrecional de carteras”
  • Aitor Jauregui (BlackRock): “Si miramos cuánto se está usando el ETF en gestión discrecional en otros mercados, la respuesta es un 20%-25%”; Tras el paso dado por Allfunds, “ahora la pelota está en el tejado de los distribuidores"
  • Guillermo Santos, de la EAFI iCapital, descarta una revolución en la industria de ETFs por “el poco interés de las entidades distribuidoras por colocar productos que no generen comisionamiento recurrente como los ETFs”
  • Juan Aznar (Mutuactivos): “El despegue de los ETFs va a imponer mucha presión en márgenes a la gestión activa, especialmente a aquellos productos categorizados como tales pero que esconden una gestión esencialmente pasiva"
  • José María Luna (Profim EAFI): “Cuanta más gestión pasiva, mejor será para la buena gestión activa"
  • Sebastián Redondo (Bankia Fondos): “Por lo que respecta a un futuro próximo no veo muchos cambios porque los ETFs son un elemento más, y no de los que más utilizamos, para construir la asignación de activos”
Por Alicia Miguel Serrano , Madrid

Cautela, evolución o revolución en la industria de ETFs en España: éstas son las palabras que utilizan los protagonistas de la industria de IICs para hablar de lo que puede suponer el hecho de que una plataforma como Allfunds haya hecho posible la operativa de traspaso de ETFs, 15 meses después de la aprobación legal de su traspasabilidad sin tributación fiscal en el caso de los ETFs comunitarios no cotizados en España. La medida, que en la práctica equipara la fiscalidad de los traspasos de los fondos cotizados con la de los fondos de inversión tradicionales, alejándola de la que se aplica a las acciones, supondrá un revulsivo para el negocio de fondos cotizados en España, puesto que su uso se extenderá de forma imparable entre los profesionales que están al frente de servicios como la gestión discrecional de carteras o el asesoramiento… y poco a poco también podría llegar a los inversores minoristas, aunque ese camino, según los expertos, resultará bastante más lento.

La opinión de los proveedores de ETFs sobre esta mejora fiscal –aprobada hace más de un año- y operativa –posible ahora con el paso dado por Allfunds- es positiva, conscientes de que además de Allfunds hay otras plataformas que también trabajan en los desarrollos necesarios para lograr esa operativa de traspasos (entre ETFs y fondos y ETFs) así como bancas privadas que buscan hacer los ajustes tecnológicos necesarios para incrementar la presencia de ETFs en su oferta. De ahí que el sentimiento sea positivo entre los proveedores de fondos cotizados… aunque no todos se atrevan a vaticinar una revolución y también algunas voces hablen de obstáculos, como el desconocimiento entre los inversores de a pie y la potencial falta de voluntad por parte de algunos distribuidores.

Es importante explicar, matizan desde Cuatrecasas, que no se ha producido ahora ninguna novedad legal con respecto al resultado de la consulta a la Dirección General de Tributos iniciada en 2016 y que permitió a los ETFs cotizados fuera de España, con comercializadora en España, aplicar el régimen de traspasos sin retención fiscal que se aplica a los fondos en nuestro país. Así, Tributos ya igualó hace tiempo el tratamiento fiscal en los traspasos con los fondos españoles, si bien el problema para su materialización era operativo, algo que ahora Allfunds ha solventado, a falta de que más plataformas también lo implementen y las entidades comercializadoras también se preparen para ello. De hecho, explican desde el despacho de abogados, el comercializador tiene que tener toda la información necesaria sobre el ETF o la IIC extranjera, para poder también calcular las retenciones correspondientes cuando afloren las ganancias patrimoniales, algo que tampoco resulta fácil y tendrán que solventar, advierten desde Cuatrecasas.

Un gran avance

A pesar de los potenciales obstáculos, los proveedores de estos fondos celebran la noticia. “Es un gran avance y será beneficioso para los inversores el disponer de instrumentos eficientes en costes, transparentes y líquidos como los fondos de inversión cotizados (ETFs). El anuncio de Allfunds facilitará un uso mayor de los ETFs pero todavía es pronto hablar de revolución en el mercado de fondos”, comenta César Muro, responsable de distribución pasiva de Deutsche AM para España y Portugal –con su oferta bajo la marca Xtrackers-, convencido de que “los grandes beneficiados serán los ahorradores y los gestores o asesores de carteras porque se incrementará de forma notoria el rango de instrumentos con los que construir carteras eficientes”.  

“Todavía es quizá demasiado pronto para hablar de revolución y preferimos tener un enfoque más cauto. Lo que sí está claro es que se convertirá en un factor adicional que sustente el crecimiento de una industria que ya estaba inmersa en una tendencia de crecimiento clara. En cualquier caso, se trata de una excelente noticia para el inversor, pues ha permitido ampliar el número de herramientas en igualdad de condiciones fiscales de las que disponen los gestores de carteras discrecionales y asesores financieros”, confirma Pedro Coelho, director de UBS ETF para España y Portugal, que añade no obstante que la continuación de la tendencia al alza de los ETF en España no estaba condicionada en exclusiva a la decisión de Tributos. “Sin duda es un factor de apoyo más que redundará en crecimiento, pero los fondos cotizados gracias a sus características inherentes (transparencia, liquidez y eficiencia de coste), ya estaban presentes –si bien es cierto de forma indirecta- en las carteras de muchos inversores finales gracias al uso que hacen de ellos los gestores profesionales”, comenta.

“Siempre es una buena noticia para las gestoras de ETFs. Pero también es una buena noticia para los gestores de carteras que podrán contar con alternativas diferentes a las habituales, ya sea por  costes o por eficiencia. Y por último, es una buena noticia también para todos los inversores que ven ampliada su oferta de producto bajo los mismos términos de eficiencia fiscal”, añade Juan San Pío, responsable de Lyxor ETF en Iberia y América Latina.

Más uso en gestión discrecional de carteras y asesoramiento

Y es que los expertos matizan en que el uso de ETFs aumentará sobre todo entre los profesionales de banca privada, y los que realizan actividades de asesoramiento financiero y gestión discrecional de carteras… y tienen más dudas sobre su uso extendido entre el minorista. “La medida facilitaría que los ETFs se considerasen como activo subyacente en los servicios  de gestión discrecional de carteras que ofrecen las grandes entidades a sus clientes. El diferimiento fiscal es un requisito indispensable en este tipo de gestión, y por tanto los ETFs se consideraran a partir de ahora como una alternativa a los productos que se han venido usando habitualmente. A partir de aquí,  lo normal es que vayan tomando importancia en un nicho donde hasta ahora apenas existían, precisamente por no tener ese beneficio fiscal”, dice San Pío. A la hora de hablar de colectivos que incrementarán su uso, Muro también habla de profesionales: “Probablemente, será implementado por aquellos inversores que tengan suscritos un contrato de gestión delegada de carteras y/o aquellos inversores que reciban servicios de asesoramiento. Este avance será otro factor positivo adicional para el crecimiento del mercado de ETFs en España”, indica.

Y, al valorar el impacto de esta buena noticia, Aitor Jauregui, responsable de negocio de BlackRock para España, Portugal y Andorra, habla también del uso creciente en las bancas privadas, sobre todo en los servicios de gestión de carteras, como principal consecuencia. “Lo esperábamos y es una muy buena noticia para la industria, porque es una necesidad que habían puesto de manifiesto algunas bancas privadas. Hasta ahora, el ETF se ha usado más desde un punto de vista institucional en España –por parte de gestoras en sus fondos de fondos, el negocio de pensiones, aseguradoras….-, pero en gestión discrecional en banca privada no se estaban usando y la realidad es que hay algunas entidades que, a raíz de MiFID II y ante la presión de márgenes en la industria, estaban pidiendo una fiscalidad equiparable”, explica.

“En general es una buena noticia poder utilizar un vehículo eficiente, líquido y con comisiones de gestión baratas para impulsar un negocio en el que se cobra de forma explícita como es la gestión discrecional”, añade, ligando las consecuencias de la nueva operativa con las de la nueva regulación europea. De hecho, los fondos cotizados podrían llegar a suponer un 20%-25% de las carteras de gestión discrecional en España, al igual que ocurre en otros mercados donde la fiscalidad con los fondos tradicionales es equiparable. “Si miramos cuánto se está usando el ETF en gestión discrecional en esos mercados, la respuesta es de un 20%-25% y no creo que vaya a ser distinto en España, aunque requiere tiempo y que los gestores se familiaricen con el uso del vehículo”, comenta. Pero considera que acabará sucediendo puesto que el uso de ETFs permite a los gestores liberar presupuesto de riesgo para poder introducir en sus carteras estrategias que aporten alfa.

Así las cosas, para Jauregui, la primera derivada es un mayor uso por parte de la gestión discrecional de carteras y la segunda por el inversor minorista, que también podría incrementar su demanda ante el cambio de la fiscalidad, aunque hay más dudas en este sentido. “Entre el minorista la medida puede ayudar pero dependerá de las políticas comerciales y la estrategia de cada entidad a la hora de promocionar los ETFs con el cliente final”, explica, si bien algunos distribuidores locales ya están haciendo ajustes tecnológicos para que sus sistemas hagan la operativa de los ETFs más similar a la de los fondos que a la de las acciones. Con el paso dado por Allfunds, dice, “ahora la pelota está en el tejado de los distribuidores”.

¿Comprará más ETFs el minorista?

Por todo ello, hay algunas dudas aún sobre la facilidad de acceso para el inversor minorista, a pesar de las ventajas fiscales. La sensación de los expertos es que, a pesar de la equiparación fiscal, la adopción de ETFs por parte de éste será más lenta. Guillermo Santos, de la EAFI iCapital, no cree en una revolución en la industria de ETFs por “el poco interés de las entidades financieras distribuidoras de productos financieros por colocar productos que no generen comisionamiento recurrente como es el caso de los ETFs” . También habla de las dificultades de conocimiento de un producto “que aparentemente es sencillo pero que hay que conocer en profundidad para evitar sus riesgos (liquidez, horquilla compraventa, etc.)”, añade.

Desde la EAFI Profim, José María Luna valora la nueva medida y la considera positiva para la industria de gestión de activos, abriendo una alternativa interesante –los ETFs- para los inversores tanto en productos de gestión activa con los que estuvieran decepcionados como en inversión directa. “La alternativa ETF gana enteros no solo frente a la gestión activa y tradicional de fondos, sino también para seducir a inversores más experimentados con los mercados y que hasta ahora utilizaban otros instrumentos, sobre todo acciones”, comenta, añadiendo que es una buena alternativa para aportar cotes más bajos y optimizar la rentabilidad de sus cartera en base a su perfil de riesgo, es decir, para obtener más eficiencia de su rentabilidad. Pero matiza que será beneficioso sobre todo para “una parte de inversores”, porque el inversor sigue ligado inexorablemente a su banco. Así, aunque cree que las entidades deberían terminar facilitando el acceso a los ETFs, habrá que ver en qué condiciones lo hacen y con qué costes. Por esta especie de “síndrome de Estocolmo" y dependencia de los inversores con su banco, y el desconocimiento del vehículo, Luna habla de una adopción de los ETFs más lenta por parte de los minoristas.

También para algunas gestoras nacionales consultadas, como Bankia Fondos, habrá que ser muy cauto y las consecuencias podrían ser mucho más suaves de lo esperado. “A medio plazo no sé si tendrá algún impacto, ya que las innovaciones pueden generar oportunidades hasta ahora desconocidas. Por lo que respecta a un futuro próximo no veo muchos cambios porque, para nosotros, los ETFs son un elemento más, y no de los que más utilizamos, para construir la asignación de activos. Nos gusta y confiamos más en la gestión activa”, comenta Sebastián Redondo, director de inversiones Bankia Fondos, que cree que la medida afectará “poco” a la industria de IICs. “En cuanto a la distribución en redes y, de nuevo en nuestro caso, aunque pusiéramos ETFs al servicio de nuestros clientes, como ya tenemos fondos de terceros, el valor añadido que les ofrecemos es la gestión de su cartera con fondos de inversión activa y pasiva. En este sentido, los ETFs lo único que aportan es su cotización continua, que es una característica que en una inversión con un horizonte temporal de medio plazo no supone ninguna ventaja especial. Es posible que pueda haber clientes que decidan gestionarse ellos mismos su cartera y tengan interés en tener disponibles ETFs, pero su número pensamos que va a ser muy reducido”, dice.

En la presentación de su roboadvisor esta mañana, Víctor Allende, director ejecutivo de Banca Privada de CaixaBank, decía que “la industria debe unificar el criterio sobre los ETFs y no basarse solo en una consulta vinculante al respecto. Hay que esperar a tener clara la opinión de los tres agentes clave: CNMV, Hacienda y Economía”.

Presión para la falsa gestión activa

En lo que no hay fisuras es en la idea de que el mayor impulso de los ETFs en España no se producirá en detrimento de la gestión activa. “La sustitución de la gestión activa ni ha sucedido ni sucederá. De hecho, creemos que todo esto ayudará a desterrar el debate gestión activa-pasiva que ya está obsoleto”, defiende Jauregui. Santos tampoco cree que afecte a la gestión activa: “Quien ha querido gestión pasiva antes la ha podido tener vía fondos índice, por lo que creo que esto no supone un cambio significativo en el mercado más allá del impacto inicial y de alguna campaña de publicidad que lance alguna entidad aprovechando la circunstancia”, dice desde la EAFI iCapital.

“Es una falacia absurda y perdemos demasiado tiempo debatiendo si es mejor la activa o pasiva. Cuanta más gestión pasiva, mejor será para la buena gestión activa”, añade Luna, para quien lo más importante son las decisiones de asignación de activos, que se materializan combinando la gestión activa y la indexada, esta última sobre todo en mercados donde es difícil encontrar buenos gestores activos, o para realizar coberturas –ETFs como alternativa a la liquidez, muy penalizada ahora- y ayudar a diversificar las carteras.

“En cuanto al debate entre gestión activa y gestión pasiva, en nuestra opinión es estéril: las decisiones de inversión o de asignación de activos son siempre activas, con independencia de que se puedan implementar a través de subyacentes activos o pasivos”, comenta Juan Aznar, presidente ejecutivo de Mutuactivos, que no obstante sí considera que la nueva operativa de Allfunds traerá consecuencias a la gestión activa, sobre todo a la falsa: “Viene a confirmar el horizonte de claro crecimiento para la gestión pasiva. Si existían dudas sobre el potencial de la gestión pasiva, la decisión de Allfunds va a facilitar y acelerar aún más el crecimiento esperado. El despegue de los ETFs va a imponer mucha presión en márgenes a la gestión activa, especialmente a aquellos productos categorizados como tales (de gestión activa) pero que esconden una gestión esencialmente pasiva”, concluye.

Desventaja para ETFs cotizados en España

La opinión de Tributos sobre la equiparación de la fiscalidad en los traspasos de los ETFs a los fondos solo afecta a los vehículos que no coticen en España, y deja fuera a los que sí lo hacen. Una desventaja que de momento no se ha subsanado. “La ley debería también incluir a los ETFs españoles, debemos de dejar de piedras a nuestro propio tejado… hacemos un flaco favor a nuestra propia industria”, dice Luna. “Es una medida igual de absurda que la de los 500 accionistas en sicavs para su traspasabilidad. No obedece a la lógica del mercado aunque no creo que ocasione problemas pues las principales casas de ETFs son globales”, añade Santos.

Por ejemplo, iShares carece de ETFs cotizados en España y en Lyxor ETF explican que actualmente solo tienen cotizando en España los ETFs que replican la familia de índices Ibex. “Más de 200 ETFs que no cotizan en España sí que se verán beneficiados por este incentivo, por lo que no tendremos un impacto negativo en este sentido”, añaden desde la firma.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario