Última actualización: 13:40 / Jueves, 18 de Julio de 2019
Columna de Héctor Cabello

Una parte importante del dinero que fue repatriado a México en 2017 va a regresar a cuentas offshore

Foto: didu370
Por Héctor Cabello

Es viernes en la tarde y andamos en la Sierra de las Navajas en Hidalgo. De glamping (camping con lujos) con los niños.  Ya armamos la casa de campaña y armamos la fogata. Es hora de terminar todo lo relacionado a las finanzas, abrir una cerveza y preparar la carne, pero antes quiero terminar de pensar y escribir mi opinión sobre qué va a pasar con el capital ahora que termine el programa de repatriación de capitales implementado por México en 2017.

Primero recordar y resumir un poco el programa de repatriación de capitales. Espero que esta cerveza Negra Modelo me lo refresque. Las personas podían repatriar el dinero que tenían en el extranjero desde antes de diciembre del 2016  pagando una tasa del 8% en lugar del 35%, a cambio de que el dinero fuera repatriado durante el tiempo del decreto e invertido en Mexico por al menos 2 años, ya fuera en bienes raíces, proyectos de investigación y desarrollo de tecnología, pagos de pasivos,  acciones o instrumentos financieros emitidos por sociedades Mexicanas.

El programa se inició en enero del 2017 y vence 2 años después. La mayor parte de las repatriaciones se hicieron entre mayo del 2017 que se publicaron las reglas específicas y octubre del mismo año, por lo que la mayor parte del programa debe vencer entre junio y octubre. 

Una vez que recordamos el programa debemos saber que algunos de los empresarios que se apegaron al programa realmente lo invirtieron en activos productivos como bienes raíces, terrenos, crecer sus negocios, etc. Esta parte como son inversiones de Largo Plazo y difíciles de hacer líquidas se quedará ahí.

Con otra parte del decreto de repatriación se compraron dólares utilizando ETFs domiciliados en México como el Dolartrac, con algunos beneficios fiscales, como el que no hay utilidad hasta que vendan y solo será el 10% de la ganancia. En mi opinión los inversionistas más nerviosos que hayan hecho esto van a regresar su dinero al extranjero, pero hay algunos que se van  a quedar con el beneficio fiscal.

Sé y vi que algunos inversionistas utilizaron un seguro de vida para invertir el dinero y a través de él lo invirtieron en dólares con también un beneficio fiscal. Estos, para obtener su beneficio fiscal tienen que cumplir 60 años y 5 años en el seguro, cosa que no ha sucedido por lo que considero que una pequeña parte saldrá de estos últimos.  Estas dos ultimas situaciones no deben tener ninguna repercusión en el tipo de cambio ya que indirectamente el dinero siempre se mantuvo en dólares.

Algunos otros inversionistas, tal vez los más grandes, sofisticados y fiscalmente agresivos, invirtieron su dinero en Empresas Mexicanas que a su vez abrieron cuentas en el extranjero y lo enviaron allá. Este dinero regresó de inmediato a cuentas en el extranjero.

Otros inversionistas si invirtieron el dinero en instituciones financieras en Pesos Mexicanos y en Empresas Mexicanas a través de bonos o de Empresas que cotizan en Bolsa. Debido a factores como la falta de confianza que se esta dando con el nuevo gobierno, a las bajas en las calificación, al nulo crecimiento del PIB, considero que una parte importante de ese dinero va a regresar a cuentas en al extranjero. Ahí muchos de los banqueros internacionales, que lo saben, que conocen a los clientes que repatriaron y que con toda razón e inteligencia van a estar buscando a sus antiguos clientes, cuentan con el potencial de detonar una salida importante de dinero de México, que posiblemente será enviado a Estados Unidos o Suiza.

Los dejo con estos pensamientos porque ya se acabó mi Negra Modelo y me tocó a mi preparar la carne. Los niños ya tienen hambre y mis amigos también. Ahora a disfrutar y espero tengan un muy buen fin de semana.

Esta es la opinión personal de Héctor Cabello

 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario