Última actualización: 11:37 / Miércoles, 24 Junio 2020
Columna de Alex Gregory

Riesgo en Inversiones Privadas (parte 5): “asigna, escoge bien y diversifica”

Imagen

Trabaja en equipo para lograr tus mejores resultados. Siempre que asesoro a clientes les digo que como equipo podemos lograr más juntos. El rol de cliente es ser disciplinado, consistente, colocar anualmente, especialmente cuando los mercados están bajando y el mundo da miedo (piensa: oportunidad de comprar barato). Los mejores clientes no se desvían de sus presupuestos y compromisos. El rol del experto (asesor) es ayudar a descubrir las mejores estrategias con el potencial de lograr los objetivos de inversión con el menor riesgo posible. Juntos, este tipo de trabajo en equipo tiende a producir mejores resultados que asignar a fondos al azar. 

A principios de 2012, siguiendo mi rol en un equipo, atendí una reunión exploratoria con un reconocido gestor de un mega fondo para entender cómo generan/crean valor. El socio senior, sentado opuesto a nosotros, explicó que la manera principal que sus equipos generaban valor en sus mega fondos era por medio de ahorros en las compras de papelería de empresas dentro del portafolio (piensa: comprar lápices y plumas más barato). Pensé que estaba bromeando y me reí en alto, pero la persona hablaba en serio y tuve que mantener la compostura. Este episodio es uno, de varios, que me alertó de algo terriblemente mal en el espacio de mega fondos. Estos gestores estaban quedándose sin formas de generar valor en sus empresas de portafolio aparte de usar ingeniería financiera, y estaban volviéndose creativos en la manera de responder mis preguntas. 

Desde 2012, los mega fondos han seguido pagando mucho por empresas que han adquirido muy probable por medio de procesos de subastas competitivas (los datos no mienten). Aun en 2019, otro récord fue logrado por recaudación de capital. De nuevo los grandes inversores institucionales destinan la mayoría de su capital (billones) a estos gestores.

Como hemos comentado en artículos anteriores, cuando uno va más allá de la superficie, uno se de cuenta de lo peor de las inversiones privadas. Donde el riesgo es explicado casualmente y no es considerado a profundidad. La alineación de interés es ignorada. Los fondos con nombres reconocidos son seleccionados ya que ofrecen una sensación (falsa) de seguridad. Hay más de 8.000 gestores de fondos en nuestro universo, todavía hay decenas y quizás unos cien que no han perdido el enfoque de generar valor y merecen nuestra consideración para invertir con ellos. Cambiar su enfoque para recaudar más capital no les ha tentado. 

Una vez que usted junto con su experto encuentre estos gestores y analicen las estrategias a su satisfacción, necesita decidir cómo asignar su capital apropiadamente a esta clase de activo. Dependiendo de su nivel de tolerancia de iliquidez y la habilidad de poner a un lado una porción de su portafolio por un periodo de hasta una década, debería considerar asignar 10-40% de su portafolio/patrimonio a esta clase de activo que puede dar buena recompensa (si es abordado apropiadamente). Este rango de asignación va en línea con el de universidades y family offices de respeto con empleados de experiencia dedicados a inversiones privadas y otros inversores institucionales de renombre. Usted debería hacer un presupuesto de compromisos de capital a lo largo de un periodo de años, entendiendo que cada compromiso tomará entre 2 a 5 años de implementarse por completo antes de empezar a recibir distribuciones de capital, y la asignación comience a disminuir de nuevo. En dicho momento, el inversor deberá recordar que debe continuar alocando capital a la clase de activo para poder mantener su asignación objetivo (%).

Por lo tanto para lograr su asignación objetivo (%), comprometer de frente la mayoría del presupuesto hace sentido (un 40% de la asignación objetivo debería de ser comprometido en el primer año) en vez de comprometer de forma lineal (20% anual) y constante por 5 años. Al comprometer de frente, uno tiene la posibilidad de lograr su asignación objetivo (%) dentro de 4 a 5 años, en vez de hacerlo de forma lineal donde uno nunca lo logra.

Por supuesto, nunca hay que olvidarse de diversificar apropiadamente y de no sobre diversificar compromisos anuales. Mantener disciplina estricta de comprometer capital cada año a la clase de activo. Esto es especialmente importante cuando los mercados se tornan volátiles o se entra en recesiones. Frecuentemente los mejores años de cosecha son aquellos de recesión cuando los gestores logran obtener mejores precios al hacer inversiones. En cualquier año, un inversor disciplinado debería de comprometer capital a entre 3 a 5 estrategias complementarias. 

Hay una mejor manera de invertir en esta clase de activo. Como un inversor aspirante o con experiencia, asociarse con un experto experimentado que le ayude a hacer las preguntas correctas y tomar mejores decisiones es fundamental. Igualmente es importante mantener la disciplina de asignación y diversificación de estrategias. Seguir estos consejos le ayudará a lograr resultados por encima del promedio en esta atractiva, y potencialmente confusa, clase de activo. Trabaja en equipo con un experto capaz y verán los resultados.

Columna de Alex Gregory

Acerca de Alex Gregory

Alex Gregory es fundador de Better Way, LLC y tiene más de 20 años de experiencia en inversiones privadas, originalmente en un family office multibillonario, y luego en un banco global líder, donde cofundó el equipo asignado de originar y vetar inversiones privadas a nivel mundial. Alex es graduado de Princeton University y de Harvard Business School.

www.BetterWayLlc.net  
Perfil LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/alex-gregory-b87b11

 

menu
menu