Última actualización: 06:55 / Viernes, 19 de Julio de 2019
La columna de BNP Paribas

Los vehículos de ahorro a largo plazo son vitales para el crecimiento de la economía argentina

Por Jacqueline Maubré

Más allá del contexto económico reinante, el mercado de capitales argentino está atravesando un período de importante evolución estructural a partir de la aprobación de la Ley de Financiamiento Productivo y de su consecuente reglamentación.

Una de las innovaciones que introduce la ley y que, presumiblemente, podrá ser lanzada este año son los Fondos Comunes de Retiro. En BNP Asset Management estamos preparados para acompañar esta evolución ya que desde el año pasado estamos trabajando en el diseño de los productos y herramientas que la nueva regulación nos va a permitir incorporar a la oferta actual.

Estos vehículos están destinados a crear una cultura de ahorro y podrían ser implementados por los ciudadanos y también por las empresas. Actualmente existen corporaciones que imitan el modelo estadounidense de 401 k, es decir que si el empleado decide ahorrar 100 dólares, la empresa matchea ese monto y se genera un ahorro adicional. Y el empleado podría disponer de ese dinero si se cumplen determinadas condiciones. El diseño de esos programas de ahorro de mediano y largo plazo resulta fundamental en este momento de la Argentina.

El nuevo marco regulatorio nos dará la oportunidad de ofrecer en el mercado local todo el expertise global que nuestra firma implementa, como asset manager en todo el mundo. Es dentro de este escenario que una de las líneas de trabajo más importantes es la de los Programas de Ahorro Complementario Compartido (PACC).

Nuestra experiencia a nivel global en la administración y generación de dichos vehículos de ahorro de largo plazo demuestra que esta temática resulta vital para el desarrollo de los mercados de capitales en el mundo, ya que sin estos vehículos no existiría financiamiento local para el crecimiento de la economía.

A las personas les permiten generar un ahorro complementario orientado a objetivos de mediano y largo plazo, incluyendo la etapa de retiro. Esto cobra singular relevancia a medida que el mundo va tomando conciencia de que el envejecimiento poblacional está deteriorando seriamente los modelos clásicos de sistemas previsionales. Es decir, en un futuro no muy lejano los estados no podrán cumplir con sus promesas de beneficio en la etapa de jubilación, simplemente porque no habrá suficientes aportantes.

Pero además de esta función, son instrumentos necesarios para poder crear un mercado de capitales que le ofrezca un financiamiento razonable al país. Actualmente, la inflación y la devaluación del dólar atentan contra la Capacidad de ahorro y enfocan a los individuos y a los agentes económicos en el corto plazo.

Los fondos de retiro, que a través de un incentivo fiscal invitarán a los ahorristas a permanecer al menos 5 años en ellos, constituyen los cimientos de una solución de financiamiento a largo plazo para las empresas.

Jacqueline Maubré es la CEO de BNP Paribas Asset Management Argentina
 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario