Última actualización: 04:57 / Jueves, 3 Diciembre 2020
Tribuna de Allianz GI

La victoria de Biden y un Congreso dividido pueden ser bienvenidos para los mercados

Imagen

Con el presidente electo Joe Biden enfrentando un Congreso dividido, los inversores podrían dar la bienvenida a la resultante agenda de "Biden-lite", que podría incluir desde planes de gasto, por ejemplo a través de un estímulo fiscal o la inversión en infraestructuras, pero pocas subidas de impuestos. 

La aparente victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de EE.UU. marca el fin de meses de incertidumbre y confusión política. Ahora bien, pese a que ni la victoria de Biden ni el resultado de las elecciones al Senado no han concluido legalmente hablando -aún quedan los conocer los resultados definitivos de Georgia para el Senado,que se determinarán en enero de 2021- el escenario base que manejan los mercados es una presidencia de Biden y un Congreso dividido. Este resultado puede dar lugar a una agenda política de Biden más diluida. 

De hecho, la narrativa del mercado pareció cambiar en los últimos días antes de las elecciones: las esperanzas de una "ola azul" demócrata se convirtieron en alegría en torno a "Biden lite", a medida que los rendimientos del Tesoro disminuían y los inversores en acciones rotaban de las acciones de valor cíclico hacia las oportunidades de crecimiento y tecnología.

En términos más generales, los mercados financieros parecían aliviados de que este importante acontecimiento político estuviera concluyendo, lo que dio lugar a una ola de sentimiento a favor del riesgo en los Estados Unidos, y en todo el mundo. Si analizamos los cambios políticos que, previsiblemente, vendrían con la  administración de Biden, se puede observar que son favorables para el mercado, ya que tanto los mercados estadounidenses como los no estadounidenses se benefician potencialmente de unas relaciones comerciales más estables y de mejores perspectivas de crecimiento de cara a 2021. Los mercados podrían verse impulsados al recuperarse un enfoque más multilateral de la política exterior, y la reducción de la incertidumbre que ello podría suponer.

Tal vez, la principal preocupación de los mercados bajo la presidencia de Biden sea su propuesta de aumentar los impuestos en 4 billones de dólares (trillions en inglés), incluido el aumento de las tasas de los impuestos sobre las empresas, los impuestos sobre las ganancias de capital y los impuestos sobre las personas con mayor riqueza. Sin embargo, si el Congreso está dividido, será bastante difícil aprobar la mayoría de estas medidas fiscales -o directamente todas-. Y lo que es  más importante, el equipo de Biden puede que no vea esto como una prioridad, ya que la pandemia y el alivio económico vuelven a ser el principal foco de atención.

Prioridades de la administración Biden-Harris

Ante la espera de una concesión no muy tradicional por parte del ejecutivo anterior, el presidente electo, Joe Biden, y su vicepresidenta electa, Kamala Harris, han mostrado ya cuáles podrían ser sus prioridades de cara a las próximas semanas. Estas áreas prioritarias podrían incluir:

  1. La creación de un nuevo grupo de trabajo sobre la pandemia. Dado que la pandemia de coronavirus sigue siendo endémica en los Estados Unidos, y en todo el mundo, una de las primeras prioridades del equipo de Biden será abordar el virus con el apoyo de un nuevo grupo de trabajo sobre pandemias, que estaría formado por científicos y funcionarios médicos. Esto establecerá las directrices para detener los brotes, duplicar las pruebas y de contactos rastreados, e invertir fuertemente en la distribución de la vacuna. Esto marcará el regreso de la "confianza en la ciencia" como pilar fundamental en la gestión de la pandemia.
  2. Estímulo fiscal. Un ámbito de acuerdo, tanto para los demócratas como para los republicanos, es la necesidad de un estímulo fiscal adicional para proporcionar alivio a la pandemia, aunque hay diferentes percepciones sobre la cantidad. Hasta ahora, el Congreso ha emitido casi 3 billones (trillions en inglés) de dólares en estímulos. En cambio, los demócratas y los republicanos han propuesto paquetes que proponen una segunda ronda de estímulos de 2,2 billones de dólares y 500.000 millones de dólares, respectivamente. Ambos paquetes cubren las prestaciones de desempleo, ayudas para las pequeñas empresas y otra ronda de cheques de estímulo para los hogares. En particular, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, ha indicado que le gustaría que se hiciera un trato incluso para cubrir el periodo que va hasta el día de la inauguración, aunque sea de un importe poco elevado. Ciertamente, no sería descartable que se apruebe un estímulo a principios del próximo período presidencial, lo que probablemente sea positivo para los activos de riesgo.
  3. Más decretos ejecutivos sobre el clima y la energía limpia. El plan de Biden incluye una inversión de 2 billones (trillions en inglés) de dólares para energías limpias, incluyendo energía eólica, solar y renovable. Aunque esta política probablemente se enfrentará a la oposición en un Congreso dividido, es previsible que Biden intente impulsar su agenda climática y de sostenibilidad a través de una orden ejecutiva. También que refuerce la presencia de “líderes respetuosos con el medio ambiente" dentro de su gabinete. En general, podríamos ver nuevas oportunidades de inversión sostenible bajo una administración que se ha comprometido a tomar en serio el cambio climático. Algunas acciones que el nuevo presidente podría tomar sin el apoyo del Congreso podrían incluir: la adhesión al acuerdo climático global de París; revocar algunos de los decretos ejecutivos del Presidente Trump sobre energía (incluyendo una orden de marzo de 2017 para que las agencias federales desmantelen sus políticas climáticas); y firmar órdenes ejecutivas para reducir las emisiones.
  4. Inversión en infraestructura. En última instancia, otra área en la que tanto los demócratas como los republicanos pueden estar de acuerdo es la inversión en infraestructura. Tanto Biden como Trump han hablado de invertir en infraestructuras tradicionales, como la reconstrucción de carreteras, puentes y aeropuertos, así como en infraestructura tecnológica, por ejemplo el 5G y la inteligencia artificial. Mientras que el equipo de Biden propuso un paquete de infraestructura de 1,3 billones de dólares (trillions en inglés), es posible que, finalmente, veamos un paquete más pequeño y aprobado por ambas partes, quizás en el rango de los 750.000 millones de dólares. No obstante, esto representaría una importante inversión en el crecimiento económico de los EE.UU. y en la generación de puestos de trabajo. También podría estimular las oportunidades en el espacio de los mercados privados, para ayudar a financiar estos proyectos críticos.
  5. Devolver a los EE.UU. a la escena mundial. Además de reincorporarse al acuerdo climático de París, Biden también ha hablado de restablecer la condición de miembro de la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como de revocar por decreto ejecutivo la prohibición de viajar a los países de mayoría musulmana. En general, la administración Biden favorecería que los Estados Unidos volvieran a la escena mundial como aliado y líder, alineándose una vez más con sus aliados históricos y, quizás, coordinando globalmente las soluciones climáticas. En cuanto a las relaciones entre Estados Unidos y China, Biden ha prometido ser "duro con China", pero ya ha indicado que prefiere un enfoque menos unilateral que su predecesor y que planea llevar a la mesa de negociaciones a los aliados de Estados Unidos, en particular a grupos de trabajadores y organizaciones medioambientales. En este sentido, Biden podría derogar algunos aranceles por medio de una orden ejecutiva, pero también podría utilizarlos para ejercer una influencia en las negociaciones. 

Actitud colaborativa

Centrándose en la reconciliación, una administración Biden puede "llegar al otro lado del pasillo" para los nombramientos del gabinete y de los puestos clave. De hecho, se ha especulado que Biden podría mantener el nombramiento de Jerome Powell como presidente de la Reserva Federal. Esto generaría un equilibrio que sería bien acogido por los mercados, en particular en las funciones clave que afectan a la política financiera.

 

A los mercados les gusta la evolución, no la revolución

En general, una victoria de Biden y un Congreso dividido parecen ser una evolución más que una revolución, tal vez lo que los votantes e inversores mejor bien de cara a hablar de la política de un gobierno. Además, y tal vez, este resultado también reduce la probabilidad de que haya “consecuencias imprevistas” que podríamos haber visto si hubiera triunfado la "ola azul", como el rápido aumento de los tipos de interés que podría perturbar los mercados. Obsérvese también que, históricamente, los inversores han visto rendimientos de mercado estacionalmente más fuertes desde el día de las elecciones hasta el final del año. 

Implicaciones para los inversores

En este contexto, podríamos ver una ampliación de la participación en todas las clases de activos, con partes cíclicas del mercado que funcionan junto con la tecnología de crecimiento, y los mercados no estadounidenses que se ponen al día, especialmente teniendo en cuenta las relaciones globales más agradables y tal vez un dólar estadounidense más suave en curso. En particular, China y el norte de Asia podrían beneficiarse más de un deshielo de la tensión, junto con mejores resultados de los virus en esa región en general.

En los mercados crediticios, en los que se prevé que los rendimientos se mantengan estables y bajos, seguiremos viendo a los inversores "a la caza de ingresos". Nuestro riesgo crediticio preferido incluye partes de determinados activos de alto rendimiento (incluidas las estrategias de fallen angels), los bonos convertibles (que también pueden participar en la subida de la renta variable) y las estrategias con mayor inclinación de la curva, que se benefician de un mejor potencial de crecimiento e inflación.

Por último, vemos posibles áreas de oportunidad fuera de las estrategias tradicionales de value/growth, como las infraestructuras, la energía limpia, la vivienda en los Estados Unidos y las infraestructuras tecnológicas, como la 5G, todas las cuales podrían prosperar en un entorno postelectoral.

Con la carrera presidencial aparentemente decidida, hay varias razones para ser optimistas sobre el entorno económico más amplio a medida que nos acercamos al 2021, en particular si vemos una o más vacunas contra el COVID-19 aprobadas.


Tribuna de Mona Mahajan, US Investment Strategist de Allianz GI.

Investing involves risk. The value of an investment and the income from it will fluctuate and investors may not get back the principal invested. Past performance is not indicative of future performance.  This is a marketing communication. It is for informational purposes only. This document does not constitute investment advice or a recommendation to buy, sell or hold any security and shall not be deemed an offer to sell or a solicitation of an offer to buy any security.

The views and opinions expressed herein, which are subject to change without notice, are those of the issuer or its affiliated companies at the time of publication. Certain data used are derived from various sources believed to be reliable, but the accuracy or completeness of the data is not guaranteed and no liability is assumed for any direct or consequential losses arising from their use. The duplication, publication, extraction or transmission of the contents, irrespective of the form, is not permitted.

This material has not been reviewed by any regulatory authorities. In mainland China, it is used only as supporting material to the offshore investment products offered by commercial banks under the Qualified Domestic Institutional Investors scheme pursuant to applicable rules and regulations. This document does not constitute a public offer by virtue of Act Number 26.831 of the Argentine Republic and General Resolution No. 622/2013 of the NSC. This communication's sole purpose is to inform and does not under any circumstance constitute promotion or publicity of Allianz Global Investors products and/or services in Colombia or to Colombian residents pursuant to part 4 of Decree 2555 of 2010. This communication does not in any way aim to directly or indirectly initiate the purchase of a product or the provision of a service offered by Allianz Global Investors. Via reception of his document, each resident in Colombia acknowledges and accepts to have contacted Allianz Global Investors via their own initiative and that the communication under no circumstances does not arise from any promotional or marketing activities carried out by Allianz Global Investors. Colombian residents accept that accessing any type of social network page of Allianz Global Investors is done under their own responsibility and initiative and are aware that they may access specific information on the products and services of Allianz Global Investors. This communication is strictly private and confidential and may not be reproduced. This communication does not constitute a public offer of securities in Colombia pursuant to the public offer regulation set forth in Decree 2555 of 2010. This communication and the information provided herein should not be considered a solicitation or an offer by Allianz Global Investors or its affiliates to provide any financial products in Brazil, Panama, Peru, and Uruguay. In Australia, this material is presented by Allianz Global Investors Asia Pacific Limited (“AllianzGI AP”) and is intended for the use of investment consultants and other institutional/professional investors only, and is not directed to the public or individual retail investors. AllianzGI AP is not licensed to provide financial services to retail clients in Australia. AllianzGI AP (Australian Registered Body Number 160 464 200) is exempt from the requirement to hold an Australian Foreign Financial Service License under the Corporations Act 2001 (Cth) pursuant to ASIC Class Order (CO 03/1103) with respect to the provision of financial services to wholesale clients only. AllianzGI AP is licensed and regulated by Hong Kong Securities and Futures Commission under Hong Kong laws, which differ from Australian laws.

This document is being distributed by the following Allianz Global Investors companies: Allianz Global Investors U.S. LLC, an investment adviser registered with the U.S. Securities and Exchange Commission; Allianz Global Investors Distributors LLC, distributor registered with FINRA, is affiliated with Allianz Global Investors U.S. LLC; Allianz Global Investors GmbH, an investment company in Germany, authorized by the German Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin); Allianz Global Investors (Schweiz) AG; Allianz Global Investors Asia Pacific Ltd., licensed by the Hong Kong Securities and Futures Commission; Allianz Global Investors Singapore Ltd., regulated by the Monetary Authority of Singapore [Company Registration No. 199907169Z]; Allianz Global Investors Japan Co., Ltd., registered in Japan as a Financial Instruments Business Operator [Registered No. The Director of Kanto Local Finance Bureau (Financial Instruments Business Operator), No. 424, Member of Japan Investment Advisers Association and Investment Trust Association, Japan]; and Allianz Global Investors Taiwan Ltd., licensed by Financial Supervisory Commission in Taiwan. 1400451

 

Acerca de Mona Mahajan

Mona Mahajan, que se incorporó a la gestora en 2017, es la estratega de inversiones de Estados Unidos y directora de Allianz Global Investors. Como miembro del equipo de Economía y Estrategia Mundial, es responsable de proporcionar a los clientes minoristas e institucionales de EE.UU. un liderazgo de pensamiento de inversión diferenciado. Mahajan también es una portavoz clave, que comunica -tanto a nivel interno como externo- las ideas y opiniones de alta convicción de la empresa en materia de inversiones del Consejo de Política Global.

menu