Última actualización: 08:18 / Viernes, 23 de Agosto de 2019
Columna de Matthews Asia

El ajustado mercado laboral de Japón

Foto: Toto-tarou / Wikimedia Commons CC-BY-3.O.
Por Kenichi Amaki , San Francisco

Las condiciones del mercado laboral en Japón se están ajustando. En febrero, el desempleo cayó al 3,6%, mientras que la relación oferta/ solicitantes de empleo se elevó a 1.05, niveles no vistos desde mediados de 2007, en ambos casos. Estuve en Japón recientemente para reunirme con los altos directivos de unas dos docenas de empresas y así evaluar cómo las condiciones cambiantes del mercado de trabajo podrían afectar la confianza empresarial y el consumo.

Los fabricantes siguen pareciendo estar bastante relajados sobre la disponibilidad de mano de obra, mientras que las empresas del sector de servicios se muestran bastante preocupados. Ésta es la respuesta esperada, ya que los fabricantes tienen la opción de ir al extranjero, donde los costes laborales son mucho más baratos que en Japón. Por otro lado, realmente no se puede mover un restaurante a China. Las empresas de servicios no sólo se ven afectadas como consecuencia de los costes salariales, sino también por los costes de construcción. La escasez de trabajo es particularmente aguda en el sector de la construcción, donde la oferta de trabajo supera a la demanda de empleo en tres a uno. Ante los altos costes de apertura de tiendas, algunas empresas han tenido que restringir sus planes de expansión.

Las compañías japonesas domésticas han controlado típicamente los salarios en el pasado gracias al aumento de la mano de obra temporal. Los trabajadores temporales, como proporción de la mano de obra global, han aumentado del 26% en 2000 a casi el 38% a finales de 2013. Ésta ha sido la razón principal por la cual los salarios en Japón se han visto atrapados en un punto muerto desde 1997. Sin embargo, esta tendencia podría darse la vuelta.

Recientemente, dos importantes empresas de consumo discrecional japonesas han anunciado sus planes para la transición gradual de su personal temporal a trabajadores a tiempo completo. Entre los beneficios de este cambio, se refirieron a la reducción de la rotación de personal y los costes de formación. Pero este cambio también refleja probablemente la dificultad, incluso entre destacadas empresas, de contratar y retener la mano de obra necesaria para sus operaciones. Estas empresas, consideradas líderes en sus respectivas industrias, pueden marcar una pauta a seguir por otros. Después de todo, si usted fuera un trabajador en busca de empleo, ¿dónde preferiría ir? ¿A una empresa líder que ofrece puestos permanentes? ¿U otra que ofrece trabajo temporal?

Ha habido una gran preocupación a cerca del alza del impuesto sobre el consumo de Japón, que comenzó este mes, y su impacto en las perspectivas de crecimiento aún frágiles del país. A pesar de que parece muy probable una disminución a corto plazo de la demanda, creo que el fuerte mercado de trabajo puede compensar parte de la negatividad que rodea a este cambio.

Las empresas del sector servicios son responsables del 65% de los puestos de trabajo de Japón, mano de obra que en general no puede trasladarse al extranjero. Si las condiciones actuales del mercado laboral continúan, puede haber una considerable presión para aumentar los salarios en el futuro. Las negociaciones salariales anuales de primavera entre los empleadores y los sindicatos han dado como resultado una victoria modesta para los trabajadores que van a ver un aumento de su salario base de más o menos un 2.2%. Sin embargo, este año, hubo una considerable presión por parte del gobierno de aumentar los salarios. El gobierno incluso impulsó un recorte en el impuesto de sociedades previsto para financiar los aumentos de salarios por un año. Sin embargo, los ajustes de las condiciones laborales no se reflejan plenamente en los salarios, dejando abierta la posibilidad de futuros aumentos salariales. Creo que esto podría ser el catalizador en el que el Banco de Japón ha estado trabajando para lograr sus metas en su política de inflación. El crecimiento salarial es crucial para convencer a los consumidores y a los inversores de que la inflación en Japón ha llegado para quedarse.

Columna de opinión de Kenichi Amaki, Portfolio Manager de Matthews Asia

Los puntos de vista y la información expuestos suponen una opinión y análisis sobre las condiciones de mercado en un momento específico y son susceptibles de variar. No deben tomarse como una recomendación de compra o venta de un título específico o de los mercados en general. La temática contenida en este texto deriva de varias fuentes que se consideran fiables y precisas en el momento de su compilación. Matthews International Capital Management LLC no acepta ninguna responsabilidad por pérdidas directas o resultantes del uso de esta información. La inversión en mercados internacionales y emergentes puede conllevar riesgos adicionales, como los derivados de inestabilidad política y socio-económica, mercados ilíquidos, fluctuaciones de tipo de cambio, alta volatilidad y normativa limitada. Adicionalmente, los fondos invertidos en un solo país pueden estar sujetos a mayor riesgo de mercado que los fondos diversificados por su concentración en área geográfica determinada. La inversión en pequeñas y medianas empresas conlleva mayor riesgo que la inversión en grandes empresas, puesto que pueden ser más volátiles y menos líquidas que las grandes compañías. Este documento no ha sido revisado ni aprobado por ningún organismo regulatorio.

 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario