Última actualización: 11:13 / Martes, 23 Febrero 2021
Tribuna de Allianz GI

¿Deberían los inversionistas considerar una asignación independiente a la renta variable china?

Imagen

A medida que aumenta el peso de China en los índices de renta variable mundial y que sus mercados maduran, ¿deberían los inversionistas considerar una asignación exclusiva a China o seguir enfocando su exposición a la renta variable china a través de asignaciones internacionales o de mercados emergentes? Nuestro estudio sugiere que, a pesar de la creciente oportunidad, los inversionistas suelen tener una subasignación a la renta variable china.  

Nuestro análisis y nuestro historial también sugieren que la preocupación por las tensiones entre EE.UU. y China -una razón clave por la que muchos inversionistas se muestran cautelosos con respecto a este país- es, en conjunto, un riesgo manejable a largo plazo que no debería impedir a los inversionistas aprovechar esta oportunidad.

Los mercados de renta variable chinos están cambiando rápidamente. Mientras que históricamente la economía china estaba impulsada por las empresas estatales, la economía moderna está cada vez más impulsada por las pequeñas y medianas empresas privadas, la inversión extranjera, el aumento de la oferta de capital y la inversión en biotecnología, inteligencia artificial, 5G y otros sectores innovadores

Cinco razones para ser optimistas con China

En consecuencia, consideramos que la renta variable china es la mejor manera de aprovechar estas tendencias. El mercado, desde Hong Kong hasta las bolsas de acciones A de China y el nuevo mercado STAR, similar al Nasdaq, ha madurado y está evolucionando de cinco maneras constructivas: 

1. La economía china ya no está dominada por las empresas públicas: Las empresas públicas se han reformado significativamente y la combinación del creciente número de privatizaciones de empresas públicas y de OPI ha modificado la composición de los índices bursátiles chinos (gráfico 1), haciendo que los mercados sean más dinámicos y eficientes. 

Gráfico 1

2. La gobernanza corporativa ha mejorado: La reducción del dominio de las empresas públicas (a menudo utilizadas como instrumentos de la política gubernamental) y las reformas normativas que alinean mejor los intereses entre las empresas y los accionistas han cambiado el panorama de la gobernanza.

3. Los mercados de capitales se han desarrollado: El desarrollo de los mercados chinos queda ilustrado por el número y la capitalización bursátil de las empresas que cotizan en Shanghai, Shenzhen, Hong Kong y los American Depositary Receipts (ADR) que cotizan en EE.UU.: 5.333 empresas con un valor de 14.100 millones de dólares a finales de junio (gráfico 2). Esta cifra se compara con los 7.800 millones de dólares de capitalización del mercado de acciones de la zona del euro. 

gráfico 2

4. Las ponderaciones de China en los índices de referencia están aumentando: El creciente peso de China en los principales índices de referencia como el MSCI EM Index y el MSCI All Country World Index, está acelerando la institucionalización de sus mercados. Al mismo tiempo, la proporción todavía relativamente alta de operaciones realizadas por inversionistas individuales locales (a menudo financiadas con deuda marginal) crea ineficiencias que pueden ser explotadas por inversionistas astutos para obtener un alfa potencial.

5. El nuevo consumidor de China compra productos nacionales: Los consumidores chinos con ingresos medios y altos compran, cada vez más, productos nacionales, evitando las marcas mundiales que antes eran favorables. La naturaleza dinámica del universo empresarial chino se refleja en el hecho de que China es el mercado más "joven" de la región en términos de años de cotización de los componentes del índice (gráfico 3). 

gráfico 3

China está invirtiendo fuertemente en innovación

Pekín también está invirtiendo mucho en "nuevas infraestructuras": tecnologías en las que quiere reducir su dependencia del exterior; inteligencia artificial, 5G, ciberseguridad, energías alternativas, vehículos eléctricos y semiconductores. Pekín está fomentando una cultura de startups que espera pueda rivalizar con Silicon Valley, al tiempo que atrae a los inversionistas internacionales. Por ejemplo, China ha presentado un tercio de las patentes de 5G del mundo (gráfico 4). 

gráfico 4

El seguimiento de índices es un enfoque erróneo para invertir en China 

Creemos que realizar una asignación a China siguiendo los índices es un enfoque erróneo porque, entre otras razones, las ponderaciones del MSCI ACWI favorecen principalmente a las empresas de gran capitalización con una exposición insignificante a las empresas chinas de crecimiento más rápido. Además, el índice EM de MSCI (gráfico 5) tiene una ponderación similar hacia la China extraterritorial a expensas de las acciones A. Por lo tanto, hacer una asignación siguiendo los índices de referencia es similar a obtener una exposición a la renta variable estadounidense sobreponderando las compañías megacapitalizadas a expensas de todo lo demás. Una asignación a la renta variable china necesita un enfoque más equilibrado y que aumente las probabilidades de obtener posibles rendimientos futuros. 

Gráfico 5

Finalmente, los inversionistas deben tener en cuenta la oportunidad de alfa en los mercados de renta variable chinos, que aún presentan ineficiencias que pueden aprovecharse. Durante la última década, la estrategia mediana de acciones A de China superó al índice MSCI China A Onshore en un 8,4%, anualizado (gráfico 6). Mientras tanto, en la renta variable mundial de los mercados emergentes, la mediana de los gestores solo obtuvo un rendimiento marginal, mientras que la mediana de los gestores del S&P 500 obtuvo un rendimiento inferior. Así pues, para los inversionistas de renta variable a largo plazo, China ofrece una fuente poco frecuente de potencial de alfa significativo y sostenible.

Gráfico 6

Conclusión

Si bien la asignación específica a China para cualquier inversionista depende de factores como el apetito por el riesgo, creemos que las asignaciones que actualmente se hacen a China no reflejan las brillantes perspectivas del país y que los inversionistas deberían considerar una asignación más allá de los niveles actuales del índice de referencia, actualmente el 5,1% del MSCI ACWI Index. Los inversionistas menos sensibles al índice de referencia que comparten nuestra firme convicción en la mejora de las perspectivas de China podrían considerar una asignación aún mayor.

Tribuna elaborada por Anthony Wong, CFA,  Portfolio Manager Hong Kong y renta variable China Equity en Allianz Global Investors, William Russell, Global Head of Product Specialists en Allianz Global Investors, y Christian McCormick, CFA, Senior Product Specialist en renta variable China en Allianz Global Investors.

Acerca de Anthony Wong

Anthony Wong, CFA,  Portfolio Manager de renta variable China Equity en Allianz Global Investors. Ubicado en la sede de Hong Kong, Anthony Wong es gestor de carteras en Allianz Global Investors. Se incorporó a la empresa en 2012 y es el gestor principal responsable de las carteras de acciones A de China. Anthony se inició en el sector de la gestión de fondos en 2002.

Acerca de William Russell

William Russell es Head of Product Specialists Equity y Managing Director en Allianz Global Investors, a la que se incorporó en 2014. William comenzó su carrera en el sector como analista  y gestor de fondos de renta variable asiática, y posteriormente ocupó puestos de producto, mercado y distribución en Europa y Asia. Tiene una licenciatura de primera clase en economía e historia social por la Universidad de Bristol y un diploma de postgrado en chino mandarín por la Universidad de Pekín.

Acerca de Christian McCormick

Christian McCormick, CFA, Senior Product Specialist en renta variable China y director en Allianz Global Investors, que se incorporó a la gestora en 2015. Christian es licenciado por el Principia College.

menu
menu