Última actualización: 16:38 / Miércoles, 23 Julio 2014
Tras problemas de entidad

Espírito Santo vende su cartera suiza de clientes latinoamericanos e Iberia a Compagnie Bancaire Helvétique

Imagen
Espírito Santo vende su cartera suiza de clientes latinoamericanos e Iberia a Compagnie Bancaire Helvétique
  • Ambas entidades trabajarán estrechamente para completar la transferencia de los clientes involucrados
  • Banque Privée Espírito Santo cuenta con 6.200 millones de dólares en activos bajo gestión

Los problemas de deuda en dos empresas asociadas con la familia Espírito Santo han obligado a la dinastía financiera portuguesa a vender parte de su negocio de banca privada suiza. En este sentido, ambas entidades emitían sendas comunicaciones y una posterior nota de prensa para comunicar la venta a Compagnie Bancaire Helvétique, una firma independiente de banca privada suiza.

Banque Privée Espírito Santo (BPES) anunciaba así la venta de una parte significativa de su negocio de banca privada a Compagnie Bancaire Helvétique (CBH), un acuerdo que engloba a la clientela del banco de los mercados de Latinoamérica e Iberia, tal y como informó CBH en un comunicado, en el que no se ofrecen muchos detalles económicos de la transacción.

“Las similitudes en términos de cultura y negocio entre los dos bancos garantizará la continuidad del servicio de alta calidad y la proximidad a la que los clientes de BPES están acostumbrados”, subraya CBH.

Ambas entidades explicaron que trabajarán estrechamente para completar la transferencia de los clientes involucrados en las mejores condiciones posibles. “Creo firmemente que en CBH Compagnie Bancaire Helvétique hemos encontrado una solución excelente que nos permitirá seguir trabajando por el interés de nuestros clientes y nuestro personal de la mejor manera posible”, dijo José Manuel Espírito Santo, presidente del Consejo de Administración de BPES.

Banque Privee Espírito Santo, con sede en Pully (Suiza), cuenta con 5.600 millones de francos suizos (6.200 millones de dólares) de activos de clientes bajo gestión, según cifras correspondientes a diciembre de 2013. El negocio de banca privada de BPES es propiedad del holding luxemburgués de Espírito Santo Financial Group, del que un 49% está en manos de Rioforte Investments, que a su vez es propiedad 100% de Espírito Santo International.

Asimismo, la entidad lusa explicó que continuarán apoyando a los clientes que bajo este acuerdo no sean transferidos, así como que irán reduciendo gradualmente sus actividades, al mismo tiempo que desarrollarán su asociación con CBH.

Por su parte, el CEO de CBH Compagnie Bancaire Helvétique, Philippe Cordonier, asegura que “estamos muy contentos de haber llegado a este acuerdo y creemos que representa un significativo paso adelante en el desarrollo de nuestra actividad bancaria, lo que nos permite la expansión de nuestro negocio en los mercados de Iberia y Latinoamérica. Estamos encantados de dar la bienvenida al nuevo equipo, con el compartimos una visión estratégica común que se centra en una relación estrecha con nuestros clientes”.

menu
menu