Última actualización: 09:46 / Jueves, 18 de Abril de 2019
Estudio #AXAIMVoices

Cada vez más ahorradores recurrirán a los asesores financieros para planificar

Cada vez más ahorradores recurrirán a los asesores financieros para planificar
Foto: Flickr, Crative Commons
  • Los españoles prefieren recibir asesoramiento de un profesional antes que de un robot, también los millennials
  • Los datos apuntan a un claro crecimiento del sector de asesoramiento financiero independiente en España: un 12% de los inversores encuestados recurre en la actualidad a este tipo de servicio de manera no excluyente, y esta cifra prácticamente se duplicará en el futuro
  • Un 64% asegura que prefiere acudir a un asesor profesional como primera opción a la hora de buscar fuentes de información financiera, seguido de un 30% que lo hace a través de la banca comercial, cajas de ahorro y proveedores tradicionales de inversiones
  • Vamos por el buen camino en España: el asesoramiento se alza como una necesidad fundamental para los ahorradores e inversores
  • En cuanto a la banca privada, aumentará su papel, creciendo su utilización de un 20% en la actualidad a un 24% en el futuro
Por Funds Society, Madrid

Tras constatarse un aumento de la confianza de los ahorradores en España, que tienen previsto aumentar sus inversiones este año, la segunda entrega del informe VOICES, realizado por AXA IM, pone de manifiesto que un número creciente de españoles está considerando recurrir a un asesor financiero a la hora de planificar sus finanzas, preocupados sobre todo por afrontar su jubilación. Además, aunque apuntan a la tecnología como primera megatendencia de inversión, los españoles prefieren recibir asesoramiento de un profesional antes que de un robot.

El interés de los españoles por el asesoramiento financiero está aumentando, según se desprende de la segunda edición del informe VOICES, de AXA IM, que se centra en el futuro este servicio. De los encuestados con inversiones en España, el 70% que ya recibe asesoramiento financiero seguramente siga confiando en el futuro en algún tipo de asesoramiento por parte de un profesional. En concreto, los datos apuntan a un claro crecimiento del sector de asesoramiento financiero independiente en España: un 12% de los inversores encuestados recurre en la actualidad a este tipo de servicio de manera no excluyente, y esta cifra prácticamente se duplicará en el futuro, ya que un 23% asegura que utilizará a este tipo de prestación en los próximos años.

Al incluir en la muestra a las personas que aún no invierten pero que tienen intención de hacerlo, un 64% de los españoles asegura que prefiere acudir a un asesor  profesional como primera opción a la hora de buscar fuentes de información financiera, seguido de un 30% que lo hace a través de la banca comercial, cajas de ahorro y proveedores tradicionales de inversiones, de un 20% que recurre a fuentes cercanas que tengan experiencia y de sólo un 19% que reconoce obtener información a través de búsquedas en Internet.

Beatriz Barros de Lis, directora general de AXA IM en España, ha señalado que "las conclusiones de VOICES indican que vamos por el buen camino en España: el asesoramiento se alza como una necesidad fundamental para los ahorradores e inversores. Tras reconocer un aumento de la confianza sobre su situación financiera en el futuro, la mayoría de los españoles encuestados tenían previsto aumentar sus inversiones de cara a este año. Ahora, nuestro estudio pone de manifiesto que además un número creciente de ellos desea contar con asesoramiento financiero y que perciben su valor”.

“La buena noticia es que todavía existe un gran potencial de crecimiento por explotar que surge de las personas que aún no tienen inversiones, pero que comienzan a entender el valor del asesoramiento financiero. En ese sentido, se espera que aumente el número de personas dispuesto a contratar los servicios de un asesor financiero en España", añade Barros de Lis.

Crece la banca privada, merma la banca tradicional

En la actualidad, un 64% de los inversores encuestados asegura utilizar las redes bancarias tradicionales o banca comercial como fuente principal de asesoramiento financiero; sin embargo, de cara a su intención de hacerlo en el futuro, esta cifra se reduce al 53%. En cuanto a la banca privada, aumentará su papel, creciendo su utilización de un 20% en la actualidad a un 24% en el futuro. También aumentará la búsqueda de asesoramiento a través de las compañías de seguros, del 9% actual a un 13% en los próximos años.

Mientras que  el asesoramiento profesional  es la primera fuente de información para las personas que buscan asesoramiento para su patrimonio, solo el 6% de los encuestados dice confiar esta función a los periódicos y fuentes de noticias y el 5% lo hace en expertos y blogueros en las redes sociales. Además, un 16% confía en sus amigos, un 18% en sus familiares y sólo un 9% menciona a organismos oficiales. De hecho, los españoles acuden a una media de 2,21 fuentes de información de alguna de las relacionadas. Por otra parte, los inversores encuestados también aseguran que utilizan una gran cantidad de fuentes de conocimiento de forma autónoma: un 31% de ellos realiza su propio análisis y toma sus decisiones de inversión sin asesoramiento y el 54%, dice que realiza su propio análisis antes de obtener asesoramiento profesional.

Los españoles prefieren el asesoramiento personal a un robot

A pesar del desarrollo de las nuevas tecnologías y de la digitalización en la industria financiera, un 82% de los encuestados asegura que prefieren recibir asesoramiento de un profesional humano antes que de un roboadvisor. De hecho, en el futuro, solo un 13% de los encuestados quiere recibir asesoramiento de un robot, mientras que esta cifra se sitúa actualmente en el 4%. También es muy relevante que, entre los millennials, un 84% de las personas con edades comprendidas entre los 16 y los 34 años, aseguren que prefieren sentarse frente a una persona antes que frente a una máquina. La predisposición a contratar los servicios de un roboadvisor se reduce considerablemente en la parte de la muestra correspondiente a altos patrimonios, ya que solo un 9% de los encuestados pertenecientes a este grupo confiaría en un algoritmo antes que en una persona.

Según Barros de Lis, “la encuesta refleja que la confianza sigue siendo fundamental cuando se trata de invertir. Los españoles prefieren el asesoramiento personal a la hora de planificar sus finanzas. El desarrollo de las nuevas tecnologías es imparable y sin duda, jugarán un papel muy importante en la relación entre el asesor y el inversor. Cada vez habrá una mayor implantación de soluciones digitales en el ámbito del asesoramiento. De hecho, ya se utilizan herramientas digitales para operar con los bancos, hacer un seguimiento de los ahorros, ayudar en la elección de las mejores alternativas de inversión y en el seguimiento de las inversiones a través del smartphone o de la tablet. Los asesores que puedan ofrecer lo mejor de ambos mundos: asesoramiento y tecnología, serán los que tengan más posibilidades de ser elegidos por el cliente”.

Megatendencias de inversión

La importancia del desarrollo tecnológico también se refleja en el hecho de que esta temática haya sido identificada como la megatendencia de inversión del futuro número uno por más de la mitad de los encuestados, junto con otras megatendencias como el medio ambiente, por un lado, y la salud y el bienestar, por el otro. Un cuarto de los encuestados apunta a la ciber-seguridad como el área que más va a impactar en sus vidas, seguida de la digitalización -elegida por un 12% de la muestra como principal fuente de disrupción- y de la implantación del Big Data y de los viajes espaciales, seleccionadas ambas opciones por un 6% de los encuestados.

Mientras tanto, el cambio climático se ha convertido en el factor más relevante para las personas que han seleccionado al medio ambiente como principal tendencia de inversión en el futuro. Un 22% de quienes defienden la primacía de esta tendencia apuntan a la seguridad global como su principal fuente de preocupación. En cuanto a la temática de salud y bienestar, cuatro de cada diez encuestados apuntan al aumento de la esperanza de vida como principal cuestión que tener en cuenta. El ahorro para la jubilación es la segunda de las preocupaciones, según un 21% de los encuestados, y el podio se completa con el avance de soluciones médicas, ya que, para una quinta parte de la muestra, se trata de la tendencia que más va a impactar en la vida de las personas.

“Los asesores financieros ayudarán a los inversores a ajustar la forma en la que invierten en función de sus objetivos y teniendo en cuenta las oportunidades y retos que presentan estas tendencias. Por una parte, podrán ayudarles a sacar partido a sus ahorros con el objetivo de que puedan financiar una vida más larga de cara a su jubilación. Otro de los retos será identificar las nuevas oportunidades de inversión que se abren con las megatendencias y desde la industria de gestión de activos tendremos que proveer soluciones de inversión en este sentido”, concluye Barros de Lis.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario