Última actualización: 02:38 / Jueves, 6 Septiembre 2018
Según AFBC

74% de los millennials viven con ansiedad financiera

Imagen
 74% de los millennials viven con ansiedad financiera
  • Los baby boomers tendrían que haber trabajado 306 horas para pagar su universidad, los millennials, 4.459
  • Una cuarta parte de los millennials dice que su ansiedad financiera afecta su trabajo y los hace sentir físicamente enfermos
  • Los planes de pago basados en los ingresos (IDR, por sus siglas en inglés) pueden ser una opción útil para reducir parte del estrés financiero

La generación de los millennials tiene mala reputación, pero ¿está realmente justificado? Los millennials, a menudo catalogados como flojos y arrogantes, realmente valoran mucho el trabajo duro y la educación, según las encuestas. Desafortunadamente, el trabajo duro y la educación no los están llevando tan lejos como lo hicieron con las generaciones anteriores; Los millennials se enfrentan a mayores cargas financieras debido a los crecientes costos de la educación, la agobiante deuda de los préstamos estudiantiles y los salarios estancados. A medida que los costos continúan aumentando y los millennials adquieren más deudas, no es de extrañar que muchos de ellos experimenten ansiedad financiera. Un estudio encontró que el 74% de los millennials encuestados sienten estrés diario relacionado con sus deudas, la mayoría proveniente de préstamos estudiantiles.

. La American Financial Benefits Center (AFBC) reconoce que los millennials enfrentan duros desafíos financieros en la economía actual y les recuerda a los estudiantes que pueden tener opciones para ayudar. "Escuchamos todo el tiempo que es más difícil llegar a fin de mes". dijo Sarah Molina, gerente de AFBC. "Cuando miras las estadísticas, queda claro que esto no es una exageración". La educación superior se ha vuelto cada vez más costosa; desde 1980, la matrícula ha aumentado casi un 260%. El aumento de los costos y el interés de los préstamos han hecho que sea más difícil para los prestatarios de esta generación pagar la deuda estudiantil de lo que era para las generaciones anteriores. Los baby boomers, por ejemplo, tendrían que haber trabajado 306 horas en un trabajo con salario mínimo, ajustado según la inflación, para pagar sus cuatro años en una universidad pública; los millennials tienen que trabajar un promedio de 4.459 horas en comparación. Los millennials también tienen un 300% más de deudas que sus padres, la mayoría de los cuales consiste en préstamos estudiantiles.

Muchos millennials con deuda estudiantil tienen un patrimonio neto de  menos 1.900 dólares; deben más de lo que poseen. Además de cargar con una deuda monumental de préstamos estudiantiles, enfrentan otros desafíos financieros con aumentos en los costos de vivienda y médicos, así como con salarios más bajos ."Es fácil asumir la deuda de los estudiantes sin darse cuenta de cuánto te afectará más adelante", dijo Molina. "Después de la graduación, la realidad de tener que pagar la deuda se hace presente y muchos jóvenes se sienten abrumados tratando de equilibrar los pagos de los préstamos con otros gastos". Según un estudio realizado por Northwestern Mutual, aproximadamente una cuarta parte de los millennials dice que su ansiedad financiera afecta su trabajo y los hace sentir físicamente enfermos, en comparación con el 12% de los Boomers o Gen Xers. Una cuarta parte de ellos también dijo que afecta su relación con su pareja y les hace perder oportunidades sociales. Además, el 18% de los millennials dijeron que su ansiedad financiera los hacía sentir deprimidos semanalmente. Además del estrés, muchos millennials desconocen los detalles de sus préstamos o incluso cuánto tiempo les llevará pagar sus deudas. Para ellos, los planes de pago basados en los ingresos (IDR, por sus siglas en inglés) pueden ser una opción útil para reducir parte del estrés financiero. Al tomar en cuenta el tamaño de la familia de un prestatario y el ingreso discrecional mensual, los pagos de los préstamos se pueden volver a calcular a lo que debería ser una cantidad más manejable. "Creemos que los jóvenes deberían poder tener opciones para pagar sus préstamos de modo que su ansiedad financiera se pueda reducir", afirma Molina.

menu
menu