Última actualización: 09:46 / Jueves, 18 de Abril de 2019
Jornada Fidentiis Gestión

El sistema de pensiones necesita someterse a una reforma para garantizar el futuro de las prestaciones

El sistema de pensiones necesita someterse a una reforma para garantizar el futuro de las prestaciones
Foto: pasja1000 / Pixabay CC0 Public Domain
  • El peso del gasto público en pensiones en España pasará del 12% actual al 16% o, incluso, al 18% en el medio plazo
  • El envejecimiento demográfico, los bajos tipos de interés, el menor crecimiento económico y la menor tasa de natalidad son algunos de los factores que aumentan el coste
  • Está previsto que, en solo cinco años, el número de trabajadores que se incorporarán al sistema de prestaciones se duplicará: de los 300.000 actuales pasará a 600.000
  • Algunas soluciones podrían ser el fomento del ahorro, la innovación financiera para generar productos y servicios complementarios y una mayor transparencia e información
Por Sofia Cisneros

El sistema de pensiones necesita reformarse para poder seguir garantizando las prestaciones con el mismo nivel de ingresos y gastos para las futuras generaciones, es decir, la llamada “equidad intrageneracional”. Es la conclusión de los participantes en la Jornada “El Futuro de las Pensiones España-México” organizada por Fidentiis Gestión y la gestora de pensiones mexicana Vitalis.

Según las estimaciones de los expertos, el peso del gasto público en pensiones en España pasará del 12% actual al 16% o, incluso, al 18% en el medio plazo. Es decir, que el coste para poder sufragar el nivel actual de prestaciones será mayor. Esto se debe, principalmente, a la combinación de varios factores, como son el envejecimiento demográfico y la consecuente mayor longevidad; los bajos tipos de interés que propician un mayor endeudamiento público; el menor crecimiento económico; y la menor tasa de natalidad.

Esta última circunstancia está provocando la reducción de la masa de trabajadores que deben soportar con sus cotizaciones las prestaciones para la jubilación. Con todo, se prevé que, en solo cinco años, el número de trabajadores que alcanzarán la edad de jubilación y se incorporarán al sistema de prestaciones se duplicará y pasará de los 300.000 actuales a 600.000. Por eso es especialmente importante que, tal y como destacaron los ponentes, el sistema de pensiones siga garantizando que el nivel de vida en la jubilación sea similar al del cotizante en su vida laboral.

“Ha llegado el momento de que el sistema de pensiones se apoye en varios pilares. Las empresas y los trabajadores van a tener que plantearse qué papel van a jugar en los sistemas colectivos de ahorro”, señaló Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, durante su intervención, en la que hizo especial hincapié en que la pensión pública representa alrededor del 96% de las rentas que perciben los jubilados en España.

Mientras, el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, destacó que el sector financiero “podría jugar un papel más activo”, apostando por la innovación financiera para transformar la riqueza ilíquida en líquida al final de la vida.

¿Qué soluciones puede haber?

Además de analizar la coyuntura actual y, en concreto, los obstáculos que existen, los expertos plantearon posibles soluciones para alcanzar la sostenibilidad financiera del sistema español de pensiones. Las tres principales fueron el fomento del ahorro (la denominada “economía conductual”), la innovación financiera para generar productos y servicios que complementen las necesidades que no cubrirán las pensiones, y una mayor transparencia e información, vinculadas a un mayor nivel de educación financiera entre la ciudadanía.

En concreto, se presentaron alternativas innovadoras, como la plataforma digital mexicana www.millasparaelretiro.com, recientemente creada. “Se trata de una fórmula que incentiva el ahorro a través del consumo doméstico”, destaca Fidentiis Gestión en una nota de prensa. Mediante la aplicación y una tarjeta de crédito vinculada a las compras, el consumidor puede ir ahorrando de forma automática para su jubilación, a medida que va realizando sus gastos cotidianos. Además, se podrían negociar otras contribuciones motivadas por ese consumo y ahorro voluntario.

Los expertos también coincidieron en que el consenso político es otra cuestión clave para poder poner en marcha esta necesaria reforma del sistema de pensiones, ya que, a su juicio, las diferencias ideológicas entre partidos, que se evidencian más en periodos electorales como el actual, retrasan la toma de decisiones. De hecho, si no se encuentra un punto de encuentro a tiempo, terminará haciéndose de forma obligatoria con medidas impuestas desde la Unión Europea cuando los niveles de deuda pública comiencen a dispararse.

“Nos preocupa la protección del capital en los momentos más difíciles para lograr rendimientos sostenidos en el largo plazo. Y nos preocupa, asimismo, la información, y la gestión sostenible del ahorro”, señaló el director ejecutivo de Fidentiis Gestión, Ricardo Seixas, en el cierre del evento.

 

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario