Última actualización: 09:15 / Miércoles, 30 Diciembre 2015
Pasos adelante

China y Mónaco firman acuerdos para el intercambio automático de información financiera en 2018 y aumentan la presión para aplicar FATCA

Imagen
China y Mónaco firman acuerdos para el intercambio automático de información financiera en 2018 y aumentan la presión para aplicar FATCA
  • El número de jurisdicciones que intercambiarán información automáticamente ha aumentado a 77
  • Broseta: “Aumentará la presión sobre los Estados Unidos para aplicar FATCA bilateralmente”

China y Mónaco han sido los dos últimos países en firmar, a mediados de diciembre, el acuerdo de la Autoridad Multilateral Competente, que supone un paso suplementario para cumplir con sus compromisos de canje automático de información financiera -con objetivos fiscales- con otras jurisdicciones a partir de 2018. Ambos países intercambiarán información sobre datos de 2017 ya en 2018.

Tras Mónaco (el 15 de diciembre), China se convirtió (un día después) en la jurisdicción número 77 que suscribe ese acuerdo, que constituye la base para establecer un marco operativo internacional para ese intercambio automático, explicó en un comunicado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que gestiona el proceso.

Para la firma de abogados Broseta, la firma del acuerdo multilateral MAP por un país como China “aumentará probablemente la presión sobre los Estados Unidos para aplicar FATCA bilateralmente y, por lo tanto, para intercambiar automáticamente información con los países con los que los Estados Unidos tiene firmados dichos acuerdos FATCA”.

El último país que se había incorporado al grupo de los que han asumido la Autoridad Multilateral Competente había sido Andorra.

El proceso

Según informa la agencia EFE, los líderes de los países del G20 reafirmaron en su última reunión en noviembre en Turquía su compromiso con ese procedimiento para favorecer el control fiscal de haberes o activos ubicados en el extranjero.

Muchos países están modificando su legislación interna para garantizar que las instituciones financieras comunican la información sobre los activos de los no residentes, de forma que puedan tener conocimiento las jurisdicciones donde tienen su domicilio fiscal para así ejercer control.

menu
menu