Última actualización: 08:59 / Viernes, 7 Enero 2022
Entrevista con Allianz GI

Matt Christensen: "Tratamos de mostrar al cliente que el perfil de riesgo de retorno es mejor con ESG"

Imagen
 Matt Christensen, director global de Inversión Sostenible y de Impacto de Allianz Global Investors
  • La reorientación hacia las políticas ESG va con retraso en Estados Unidos y LATAM con respecto a Europa, pero ya está llegando y es irreversible, en opinión del gestor
  • La nueva gama de vehículos de financiación mixta y combinada permite a la gestora "eliminar parte del riesgo de entrar en los mercados emergentes" gracias a programas de protección de pérdidas con grupos como la IFC o el BID
  • El 100% de los activos de Allianz GI tienen un perfil de riesgo ESG, una estrategia que desde la firma consideran que es imprescindible implantar en el mercado
  • Tras su paso por la COP26, el gestor opina que "la sociedad no está yendo lo bastante rápido" en el camino hacia la sostenibilidad, pero argumenta que los cambios demasiado rápidos pueden generar rechazo en la ciudadanía

Hablamos con Matt Christensen, director global de Inversión Sostenible y de Impacto de Allianz Global Investors, sobre el desarrollo de las políticas de inversión ESG en los diferentes continentes y países, así como de la aproximación hacia la sostenibilidad de la gestora, que recientemente ha lanzado una gama de fondos de renta variable alineados con los ODS. El gestor también nos cuenta su experiencia como invitado a la COP26 y expone su opinión sobre los compromisos allí alcanzados.

En el impulso hacia la transición ecológica, nos encontramos con diferentes velocidades según las regiones. ¿Por qué tardan tanto los Estados Unidos y América Latina en subirse al tren de la sostenibilidad?

Creo que lo que veo en Europa empezará a suceder aquí, y solo se trata de una cuestión de velocidad. ¿Por qué no ha sucedido aquí más rápido? Creo que desde una perspectiva estadounidense, siempre ha habido mucha confusión sobre si esto es algo implica ‘perder dinero para sentirse bien’. Incluso había sectores que pensaban: ¿Es algo para solucionar los problemas de la costa? De hecho, el ESG se centra en los factores de riesgo materiales que pueden ayudar a proporcionar mejores conocimientos para la gestión de activos. En el contexto de EE.UU., el ESG se ha utilizado a veces como un debate político e incluso en este momento, está atrapada en las discusiones en torno al proyecto de ley sobre el clima de Biden; sin embargo, a más largo plazo, el ESG saldrá de este debate actual y se convertirá en parte del conjunto de herramientas para los gestores de fondos. Ahora, si miras los datos de ingresos de Lipper, sorprende que los principales ingresos durante el último año y medio han sido los fondos de inversión sostenible, eso supone una evidencia científica sobre la tendencia a largo plazo.

En Latinoamérica puede que siga existiendo esta mentalidad preconcebida y asentada, ya que en esta región muchas empresas son de sectores más tradicionales. Exigir a las empresas mineras y petroleras que se replanteen sus modelos de negocio no siempre es fácil en ningún país, pero eso es precisamente lo que están haciendo ahora en América Latina. Además, creo que se trata de una tendencia en la que, independientemente de quien sea el próximo presidente de EE.UU o cualquier país latinoamericano, ya es difícil dar marcha atrás.

Estoy especialmente interesado en lo que la industria de la gestión de activos está haciendo desde el punto de vista de la innovación. Cada cinco años tenemos nuevas tendencias, casi podríamos hablar de modas, como los fondos temáticos, los bonos verdes… ¿Qué están haciendo desde el punto de vista de la innovación en productos para la industria?

En primer lugar estamos impulsando todo lo relacionado con mostrar al cliente que el perfil de riesgo de retorno es mejor con activos ESG, que es lo que tienden a mostrar ahora las pruebas académicas. Hemos trabajado mucho para que los informes cobren vida, tanto en lo que se refiere a la puntuación ESG como a las puntuaciones y los informes narrativos por empresa. En cuanto a la innovación de productos, probablemente donde más ha despegado es en los temas que mejor conectan con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Además, estamos desarrollando una gama de vehículos de financiación mixta y financiación combinada. Lo que hacemos es que podemos eliminar parte del riesgo de entrar en los mercados emergentes teniendo programas de protección de pérdidas con grupos como la Corporación Financiera Internacional o el Banco Interamericano de Desarrollo, que asumen una pérdida, si alguna vez hay alguna, para luego crear un perfil de retorno. Piensa en esto más como una renta fija para empezar a generar una tasa de rendimiento de renta fija del cuatro al cinco por ciento, que tiende a ser mejor que la mayoría de los tipos de productos de rendimiento de la deuda soberana en Europa. Eso es realmente interesante.

¿Pero, se trata entonces de un fondo de renta fija que están desarrollando?

Lo tenemos disponible, pero no está en una estructura de fondo abierto. Por eso digo que es un vehículo de financiación mixta. Se podría pensar que es un enfoque de renta fija aplicado a un tipo de activos de deuda privada. Pero en cuanto a su pregunta sobre la innovación de productos, en realidad, tanto con los cotizados como con los no cotizados, estamos desarrollando cada vez más productos en este sentido. Estamos muy interesados en vincular productos cotizados y no cotizados con el tiempo para nuestros clientes en torno a la inversión de impacto.

¿La mayoría de fondos temáticos enfocados en la sostenibilidad son principalmente de renta variable o de renta fija? ¿Qué proporciones para cada tipo manejan en Allianz?

En primer lugar estaría la renta variable, luego los bonos verdes de renta fija y luego la renta variable privada. Aproximadamente tal vez tengamos un 5% en inversión de impacto, un 10% en fondos públicos y un 5% en bonos verdes. Pero el 100% de nuestros activos tienen un perfil de riesgo ESG. Eso son aproximadamente 700.000 millones de dólares. En cuanto a la integración ESG, afectará a activos que cotizan en bolsa que representarán 150.000 millones de los 700.000. Para finales de año la totalidad de nuestro mercado privado, que supone 110.000 millones, tendrá los criterios ESG completamente integrados

El tema de la inserción de ESG para la mitigación del riesgo es lo que creo que debe ser la primera pieza de la pedagogía que tenemos que hacer en el mercado. Ya no se trata de la inversión sostenible y responsable en la que excluyes las cosas o las haces adherentes a tus valores específicos. El 100% de nuestro activo debe incorporar al menos una evaluación del riesgo ESG.

Mirando a los mercados emergentes, cuando se hace esta evaluación ESG, a veces hay una relación de amor-odio, como sucede con los productos (bienes) chinos. Todos los odiamos, pero todos los compramos. Son productos que probablemente no cumplen con las normas ESG en muchos aspectos. ¿Cómo se trata la parte emergente de sus carteras?

Estamos viendo un gran empuje del ESG en los mercados emergentes de pequeña capitalización porque hay tal interés en ESG que está consiguiendo rápidamente una cobertura. Ahora en el mercado emergente tenemos probablemente alrededor del 70-80% de esa cobertura con ESG. Así que ya es muy bueno. Tenemos que ser honestos, el nivel ESG de las economías emergentes no es el mismo. Y por eso estamos calificando las prácticas ESG de las economías emergentes en un nivel acorde con su propio contexto. Nuestro papel es decir que podemos ver los riesgos ESG de cualquier empresa en el mundo y tener un punto de vista porque no estamos diciendo que sean perfectas. No lo son. Buscamos cuáles son los riesgos de gobernanza social y medioambiental de las empresas en los propios países.

¿Y para las empresas emergentes es lo mismo? ¿Invertir en empresas con una alta calificación ESG realmente reduce el riesgo? ¿Es más importante o menos importante que en países desarrollados?

Es ciertamente importante para nosotros en el sentido de conseguir una buena información para tomar una decisión, porque normalmente hay mucha menos información ESG disponible. Acabo de contratar a dos personas en Hong Kong para que nos ayuden a aportar una visión ESG de base a nuestras inversiones en la región de Asia-Pacífico. Están basados localmente para ayudarnos a acceder a la información ESG que no podemos obtener fácilmente de los proveedores de datos tradicionales en este momento.

¿Estuvo en la COP26? ¿Cómo fue? ¿Qué impresiones tuvo?

Hice el discurso de clausura del primer día de un evento dedicado a la inversión y la sala estaba llena. Al mismo tiempo, fuera del evento había manifestantes, Greta Thunberg y todos los demás, diciendo que las acciones para reducir el calentamiento global no iban lo suficientemente rápido. Tienen razón. Pero yo vivo en Francia y en Francia, hace unos años, el Gobierno trató de ir más rápido añadiendo un impuesto sobre el combustible, y eso llevó a este famoso movimiento de los chalecos amarillos, que creó malestar social durante varios meses.
 
Así que, a nivel personal, puedo estar de acuerdo en que la sociedad no va lo suficientemente rápido. Pero a nivel político, si vamos demasiado deprisa, corremos el riesgo de que la población se enfade y cree disturbios sociales. La tensión es un equilibrio delicado que los países deben gestionar.
 
En relación con el tema de la COP26, en AllianzGI tenemos tres temas de inversión sostenible de nuestra empresa: el cambio climático, los límites planetarios, (que es la conectividad entre el clima, el agua de los océanos, las finanzas azules, la biodiversidad de la tierra, etc.), y el capitalismo inclusivo relacionado con un mundo post-COVID. Estos son los tres temas que nosotros, como empresa, contemplamos en el diseño de nuestros productos, nuestra innovación y nuestros datos de investigación. En nuestra opinión, estos son los grandes impulsores de la próxima década.

¿Qué quiere decir con ‘capitalismo inclusivo’?

Salud inclusiva, educación, brechas de género, brechas de digitalización, acceso a los que pueden trabajar en oficinas, los que no pueden trabajar desde casa, los que no tienen ninguna digitalización. Así que están atrapados haciendo trabajos de baja categoría mientras el resto del mundo tiene acceso digital. Así que también hay que mirar no solo dentro del país, sino también entre el mundo desarrollado y el mundo occidental. Y creo que esa va a ser una gran tendencia después de la COVID.

En la COP26 hubo mucha firma de documentos, estábamos publicando constantemente. ¿Es esto realmente importante? ¿Cree que la industria se ha unido y comprometido realmente con la sostenibilidad después de la COP26? ¿Qué opina?

La iniciativa de Glasgow fue una buena iniciativa. Aunque, no sea una iniciativa nueva en el sentido de que sea algo que acabamos de inventar, sirve para reunir a los actores de los servicios financieros para poner en común sus políticas sostenibilidad. Por ejemplo, Net-Zero Asset Owner es una iniciativa de gestión de activos presidida por Allianz. Hay otras más y todas están reunidas en este grupo llamado Iniciativa Glasgow ‘The Guns’. También hubo un gran cantidad de discusiones relacionadas con el clima y con todas las áreas que tenemos que abordar para tener éxito.

En general, considero que es un resultado positivo para el sector de la gestión de activos, ya que crea más conciencia y mensurabilidad y habla de la fijación. Lo que necesitamos de esas políticas es un ejercicio de fijación de objetivos desde arriba. Al final se trata de lo mucho que nosotros, como industria, seguimos presionando al Gobierno, al sector público, para que cumpla esas promesas que se hacen.

menu