Última actualización: 08:13 / Jueves, 17 Diciembre 2015
Según Vaughan Nelson

Las pymes estadounidenses presentan una oportunidad en renta variable

Imagen
Las pymes estadounidenses presentan una oportunidad en renta variable

En el entorno actual, donde las economías y los mercados están más unidos entre sí, y la "nueva normalidad va a golpear a la inversión" con "rendimientos muy modestos," invertir en empresas más pequeñas puede otorgar importantes ventajas.

Según Chris D. Wallis, CEO, CIO y Senior Portfolio Manager de inversiones de renta variable en Vaughan Nelson Investment Management (parte de Natixis Global Asset Management), a la hora de analizar inversiones en pequeñas y medianas empresas, “tienes mejor información que con las grandes, ya que la estructura de las grandes es tan vasta que muchas veces es difícil darse cuenta exactamente cómo están haciendo dinero". El profesional de la inversión también menciona que “en el espacio de las pymes es más fácil tomar el teléfono y tener acceso al CEO o CFO".

Otro punto que Wallis hace es que las grandes empresas de hoy en día pueden ser demasiado diversificadas, por lo que muchas veces al invertir en ellas estás ganando la exposición a diferentes áreas que no necesariamente te interesan. Lo mismo pasa a la hora de evitar la trampa de un dólar fuerte, las grandes empresas a menudo tienen ventas en el extranjero y por lo tanto la fortaleza del dólar afecta su balance.

Según Wallis, el elegir por sectores ya no es efectivo: "No vemos nada que se destaca en las clases de activos o sectores, ya no se trata de comprar en el sector de la energía o de la salud, sino en una empresa en particular". Para hacer eso, el experto recomienda la detección de niveles mínimos de rentabilidad y los niveles máximos de valoración, pero luego "es necesario revisar tu base de datos y entender cómo cambios sutiles van a afectar a las empresas", lo que requiere un conocimiento especializado de la industria y el mercado.

En términos generales, y teniendo en cuenta que las empresas están altamente expuestos al crédito –que empezará a ser menos flexible posiblemente a partir de esta semana-, Wallis recomienda revisar "cómo se ve el balance general; ¿cómo y cuándo tienen que refinanciar la deuda?; ¿tienen el flujo de caja suficiente para refinanciar la deuda y, son sus clientes capaces de obtener fondos para mantener las ventas?"

De cara al futuro, Wallis cree que a nivel mundial, los próximos cinco años se verán completamente diferente a cualquier período de los últimos 50 -100 años. Por primera vez, los diferenciales de alto rendimiento se han incrementado, y el acceso al crédito ha disminuido sin  una aceleramiento en el crecimiento económico, la renta personal o la inflación. "Las economías y los mercados están más unidos entre sí, los EE.UU. fue el primero en caer y salir de la crisis y luego Europa siguió, y ahora China. Las decisiones políticas que se han tomado han agotado los límites, hemos ido a tasas de interés cero y no me sorprendería si necesitáramos tasas de interés negativas". Por lo que concluye que con retornos de una cifra en renta variable, bajos rendimientos de un solo dígito en renta fija y nulos de dinero en efectivo, “que se traducen en rendimientos muy modestos, las tasas de ahorro tienen que subir y como inversor, hay que diferenciarse del mercado”.

menu
menu