Última actualización: 09:12 / Jueves, 14 Noviembre 2019
Aterrizaje en España

La gestora independiente de renta fija pública Colchester Global Investors: "A medio plazo, buscamos establecer una huella diversificada en España y otros países de habla hispana”

Imagen
La gestora independiente de renta fija pública Colchester Global Investors: "A medio plazo, buscamos establecer una huella diversificada en España y otros países de habla hispana”
  • “Nuestra presencia en la Europa Continental ha estado históricamente más sesgada hacia el espacio más institucional, pero nuestro proceso de inversión de real yield puede ofrecer una descorrelación significativa, diversificación y ventajas de liquidez a los inversores españoles también en el espacio de los intermediarios y los inversores minoristas”
  • "A medio plazo, buscamos establecer una huella diversificada en España y otros países de habla hispana”
  • En general, cuentan con cuatro estrategias estrella: de deuda pública, bonos ligados a la inflación, deuda emergente y un programa de alfa
  • "El uso de carteras únicamente con deuda pública garantiza que la integridad diversificadora de la deuda no está comprometida”
  • Con datos a finales de mayo de 2019, sus activos ascienden a 46.000 millones de dólares
  • "El hecho de que estemos dispuestos a hacer una significativa asignación a mercados como Australia o Nueva Zelanda entre los mercados desarrollados, y a México y Polonia entre los emergentes, nos distingue"

Una nueva gestora ha aterrizado en España: se trata de la firma independiente y especialista en renta fija Colchester Global Investors, que invierte exclusivamente en deuda pública con el objetivo de “preservar la integridad diversificadora de los bonos gubernamentales” y que busca ofrecer a los inversores entre 150 y 200 puntos básicos de alfa por encima de los índices de referencia, y descorrelacionado de activos de riesgo. Solo usa derivados a en contratos de futuros sobre divisas, cuya exposición gestiona de forma separada a la de los bonos.

“Recientemente hemos puesto nuestras estrategias de inversión en formato UCITS en Irlanda, lo que nos permite avanzar en jurisdicciones con una distribución más de intermediarios e inversores retail, como el mercado español”, explica Constante de Wavrin, client relationship manager en la gestora. “Aunque los activos de Colchester están bien diversificados globalmente, nuestra presencia en la Europa Continental ha estado históricamente más sesgada hacia el espacio más institucional”, dueño de las grandes carteras en el terreno de los bonos soberanos. “Pero creemos que nuestro proceso de inversión de real yield puede ofrecer una descorrelación significativa, diversificación y ventajas de liquidez a los inversores españoles también en el espacio de los intermediarios y los inversores minoristas”, explica De Wavrin, que añade que “Colchester está comprometido con el mercado español y este movimiento es el primer paso en profundizar nuestra relación y presencia en el país”.

“Creemos que nuestro foco singular en deuda pública ayudará a los clientes institucionales a preservar la integridad de sus asignaciones a renta fija. También esperamos que nuestra oferta complemente sus productos de renta fija”, añade.

Para la gestora, el mercado de fondos en España, como otros mercados de la Europa continental, está dominado por grandes gestoras, que han incrementado su ratio de penetración especialmente en los últimos años. “El atractivo de las gestoras pequeñas y menos conocidas puede contribuir a ayudar a los inversores a diversificar su exposición de activos. Además, con la ventaja de tener un tamaño más modesto, nuestras estrategias pueden ayudarles a ganar exposición a emisores soberanos menos probables que cuentan con fuertes balances, se encuentran en un camino sólido en cuanto a su deuda y con emisiones muy líquidas”.

Las estrategias

Para conquistar el mercado español, han registrado recientemente el fondo Colchester Multi-Strategy Bond (MSGBF), para su venta en este mercado, con Allfunds Bank como transfer agent y distribuidor. “Estamos en proceso de iniciar relaciones con un número de prestigiosos bancos locales. Además, estamos listados en varias plataformas europeas incluyendo Allfunds, MFEX y UBS Fondcenter. También tenemos buenas relaciones con consultores líderes y estamos trabajando de cerca con sus oficinas locales en Madrid”, explica De Wavrin.

En general, cuentan con cuatro estrategias estrella: “Nuestra principal estrategia es un programa de bonos públicos globales, que gestionamos desde septiembre de 2000. Colchester introdujo el programa de bonos ligados a la inflación (Global Inflation–Linked) en 2006, el de deuda emergente en divisa local (Local Currency Emerging Markets Debt) a finales de 2008 y el de alfa (Alpha Program) en 2005".

Sus fondos ya están registrados para la venta en España, con Allfunds como plataforma de distribución aunque seguirán trabajando para una mayor accesibilidad. Cada estrategia existe en formato UCITS domiciliado en Irlanda, con diferentes clases de participaciones, tanto con cobertura de divisa como sin ella. Estos son sus fondos estrella:

• Colchester Global Bond Fund (solo de deuda pública) , con 1.300 millones de dólares.
• Colchester Local Markets Bond Fund (solo deuda emergente en divisa local) , con 2.400 millones de dólares.
• Colchester Global Real Return Bond Fund (bonos ligados a la inflación), con 490 millones de dólares. 
• Colchester Global Low Duration Bond Fund (solo deuda soberana), con 97 millones.
• Colchester Local Markets Real Return Bond Fund, alimentado con su propio capital, con 2 millones de dólares.

Hasta la fecha, explican en la firma, el fondo de deuda emergente en divisa local está suscitando gran interés por parte de los clientes, actuales y potenciales, en España. “Aunque la demanda en emergentes ha mostrado signos de debilidad, parece que las características diferenciadoras de nuestro proceso de inversión están siendo consideradas por los selectores locales”, explica. “La diversificación en forma de una duración de tipos sin compromiso, la liquidez diaria y la descorrelación de los activos de riesgo, incluyendo el crédito y otros valores ligados a las acciones, resultan elementos atractivos para los inversores de renta fija actuales”, añade.

Clientes y objetivos en España

“El foco de Colchester en generar retornos ajustados al riesgo sólidos para los inversores ha sido el catalizador para el crecimiento de la firma en las últimas dos décadas. Con esto en mente, esperamos continuar ofreciendo rentabilidades para nuestros clientes y ganar tracción a la vez con instituciones, bancas privadas y multi gestoras en el mercado español”, dicen sobre sus objetivos.

“Pretendemos establecer relaciones mutuamente beneficiosas con los distribuidores clave. A medio plazo, buscamos establecer una huella diversificada en España y otros países de habla hispana”, añade De Wavrin.

Seis claves en su ADN

Como claves de su ADN, en la gestora señalan la especialización y exclusividad en la gestión de deuda pública y gestión de divisas. “Como resultado de nuestro estrecho foco, poseemos seis ventajas clave”, dice De Wavrin, y señala: la independencia y la alineación de intereses con los de sus clientes; la concentración en deuda pública global y la de mayor calidad de mercados más pequeños; el foco único en la deuda pública ofrece el beneficio diversificador de estar invertido en bonos; el tamaño les permite tomar posiciones significativas en mercados dentro de su set de oportunidades; una aplicación consistente de ténicas probadas y orientadas al valor; y la estabilidad de su equipo de inversión y otros profesionales (solo uno ha abandonado la gestora desde su lanzamiento).

El proceso de inversión

Colchester es una gestora orientada al valor: “En el corazón de nuestra filosofía está la creencia en que las inversiones deberían estar valoradas en términos de las rentas que generarán en términos reales. Por eso nuestra perspectiva de inversión está basada en el análisis de la inflación, los tipos de interés reales y las ratios de cambio de divisas, complementado con un análisis de los balances financieros soberanos (fiscal, externo y monetario). Las carteras se construyen para beneficiarse de las oportunidades con el mayor potencial relativo de inversión dado un determinado nivel de riesgo”, explican en la gestora, que invierte solo en deuda pública y evita el crédito, pues considera que es un mayor rango de inversiones soberanas el que proporciona un mayor potencial de diversificación y retornos. “El uso de carteras únicamente con deuda pública garantiza que la integridad diversificadora de la deuda no está comprometida”, añade.

“Nuestro programa Global Bond principalmente invierte en mercados desarrollados, pero el uso de los mercados más pequeños de deuda nos diferencia de otros gestores de renta fija. El hecho de que estemos dispuestos a hacer una significativa asignación a mercados como Australia o Nueva Zelanda entre los mercados desarrollados, y a México y Polonia entre los emergentes, nos distingue de nuestros comparables”, añade.

La gestora aplica una monitorización cualitativa a todos los países con alta calidad y grado de inversión para decidir sobre su inclusión, o no, en el set de oportunidades. El tamaño del mercado, la liquidez, la estructura institucional, el escenario regulatorio, las regulaciones de capital, el escenario político, los temas de estabilidad… son factores a considerar. El proceso de inversión de Colchester se centra en identificar el valor de inversión (investment value) a cada nivel: país, divisa, sector y duración, y éste es la síntesis de lo que llaman valor real (real value) y estabilidad financiera.

La importancia de la ESG

La gestora es signataria de los principios de inversión responsable e integra el análisis ESG en su proceso de inversión. Todos los miembros del equipo están implicados en implementar su política de inversión sostenible. Claudia Gollmeier, Senior Investment Officer, es responsable del informe sobre los PRI y las iniciativas aprobadas por Compliance y el CIO.

La historia y el equipo

Colchester fue fundado por Ian G. Sims en 1999 y comenzó a gestionar carteras para sus clientes en febrero del año 2000. Sims, presidente y CIO, fue uno de los gestores de deuda principales en los años 90 antes de fundar la gestora. “Nuestro negocio está focalizado solo en la gestión de los tipos de interés y los mercados de deuda y divisas, con un equipo de inversión con una experiencia combinada de más de 100 años”. Con datos a finales de mayo de 2019, sus activos ascienden a 46.000 millones de dólares.

Su cuartel general está en Londres, donde la mayoría de inversiones y actividades tienen lugar. También tiene oficinas en Nueva York y Singapur. Ian Sims es el presidente y CIO y es responsable de la dirección estratégica de la gestora. Además, supervisa la gestión de los activos globalmente como CIO. Keith Lloyd, MSc., CFA, es el CEO y CIO adjunto de la gestora, y está en la firma desde su lanzamiento. Constance de Wavrin es la especialista de producto en la gestora, y se unió a la firma en agosto de 2018, y Paul Allen ha sido recientemente promovido a Senior Executive Officer y Global Head of Marketing & Client Service.

 

menu
menu