Última actualización: 10:31 / Lunes, 13 Diciembre 2021
Entrevista con el CEO de la firma, Carlos Alberto Morales

ADEPA apunta a conquistar a los fondos chilenos con su maquinaria de backoffice y su plataforma en Luxemburgo

Imagen
Carlos Alberto Morales, CEO de ADEPA
  • La firma apuesta por desarrollar la subcontratación de operaciones en el país andino, sumado a una ventana europea para el creciente interés en vehículos offshore
  • La estrategia de la compañía tras la compra de la chilena Planes es expandirse por la región, donde están mirando México

Para ADEPA, la firma europea de servicios para administradores de fondos, América Latina está en el corazón de su estrategia de internacionalización. Y la puerta de entrada es Chile, donde recientemente anunciaron la compra de la firma de servicios Planes.

Ahora, con un pie en Santiago, comenta el CEO de la firma, Carlos Alberto Morales, ADEPA apunta a conquistar a la madura industria de asset management local con dos negocios: la tercerización del backoffice y una plataforma para poder lanzar vehículos propios en Luxemburgo.

Según explica el ejecutivo en entrevista con Funds Society, actualmente están en proceso de integrar la estructura de Planes con la de ADEPA a nivel global –la firma tiene operaciones en Luxemburgo, España e Italia–, para lanzar lo que llaman un NAV Center en Chile. Este centro neurálgico, detalla, funcionará con los estándares internacionales de la firma y se encargará de calcular los valores cuotas de los fondos.

Para el mediano plazo, los productos estrella serán sus servicios de operaciones y la plataforma internacional.

Dos pilares

“Hablamos de una estrategia dual: dar soporte local y también dar soporte internacional. Esa es nuestra estrategia para Chile”, indica Morales.

Por el lado de los servicios de backoffice, el CEO de ADEPA ve un gran potencial de crecimiento, considerando que externalizar esa arista no es una práctica frecuente en el país andino.

Para el ejecutivo, la firma se diferencia en que ofrecen un servicio que aglutina todas las funciones –como operaciones, reportería y cálculo de valor cuota, entre otros–, lo que les permite a los administradores de fondos en concentrarse en su negocio core: la gestión de activos.

En esa línea, Morales asegura que los beneficios para las administradoras de fondos incluyen la economía de escala, la reducción de riesgos operativos, mejorar las prácticas de gobierno corporativo y la optimización y estructura de costos, convirtiendo un costo fijo en un costo variable.

Por el lado de los fondos internacionales, ADEPA ofrece a las administradoras desarrollar su negocio europeo, lanzando a través de la estructura SICAV de la firma fondos propios en Luxemburgo, con la firma europea encargándose de la arista operacional, la responsabilidad legal y la representación ante los reguladores de los fondos.

En ese sentido, la firma ve en el creciente interés de los inversionistas chilenos por productos offshore como un potencial impulso para el negocio. “Estamos viendo un lanzamiento continuo de productos europeos, sobretodo en Luxemburgo, de AGF en Chile, y ahí nuestro rol es muy importante”, señala Morales.

Expansión latinoamericana

Latinoamérica es una pieza clave de nuestro desarrollo estratégico para los próximos años”, asegura el CEO de ADEPA. Para ellos, Chile es sólo el punto de partida, seleccionado por la madurez de su industria de fondos.

Para la firma europea, el atractivo de la región viene de la evolución que están viendo en las industrias de fondos de la región, a distintos niveles. A esto se suma un creciente interés por la plaza de Luxemburgo como plataforma internacional, lo que se acomoda con la experiencia internacional de ADEPA.

Morales resalta que, además, se trata de una región en la que la industria de servicios de fund administration, el nicho en que participan, está poco desarrollada, especialmente por los grandes grupos internacionales.

Sobre cuál es el próximo paso latinoamericano de la compañía, Morales asegura que están sondeando distintos mercados, enfocándose principalmente en los mercados de los países de la Alianza del Pacífico.

Si bien no hay nada definido, el CEO ve que el próximo destino podría ser México. Este país, comenta, “reúne características similares en cuanto a industria local de fondos e interés por productos internacionales”.

menu