Última actualización: 14:29 / Miércoles, 20 Junio 2018
Entrevista con HSBC

"Un dólar más fuerte debería beneficiar al motor de exportación de los emergentes, y su liquidez debería ser menos vulnerable que en el pasado”

Imagen
"Un dólar más fuerte debería beneficiar al motor de exportación de los emergentes, y su liquidez debería ser menos vulnerable que en el pasado”
  • "Los mercados emergentes siguen siendo el motor clave del crecimiento mundial, y esperamos que contribuyan con alrededor del 70% al crecimiento total del PIB en 2018”
  • “La inflación continúa siendo relativamente baja en la mayoría de países emergentes, a pesar de la inflación cíclica en Estados Unidos”
  • “Éste es el tipo de entorno que debería ser positivo para los valores de los mercados emergentes y, específicamente, para los gestores activos”
  • "Las expectativas de crecimiento de los ingresos se mantienen en doble dígito para 2018 y 2019, en la mayoría de los sectores y en la mayoría de los países”
  • "Estamos sobreponderados en Rusia, debido a un contexto macroeconómico estable, un crecimiento acelerado y valoraciones atractivas”
  • "Somos bastante neutrales en Brasil y tenemos infraponderados a México, Chile y Perú”

A pesar de los retos en forma de endurecimiento monetario en Estados Unidos o factores geopolíticos, la renta variable de los mercados emergentes este año tiene todas las de ganar. ¿El motivo? El apoyo de palancas como las valoraciones, los beneficios empresariales o la confianza de los inversores, que están presentes al mismo tiempo. Así lo defiende Nick Timberlake, responsable de Global Emerging Equities de HSBC Global Asset Management, en esta entrevista con Funds Society.

¿Está en peligro el escenario de crecimiento sincronizado global, que tanto ha beneficiado a los emergentes en 2017?

El crecimiento global sigue siendo fuerte, aunque recientemente ha habido una ligera pérdida de impulso. Los mercados emergentes siguen siendo el motor clave del crecimiento mundial, y esperamos que contribuyan con alrededor del 70% al crecimiento total del PIB en 2018. Muchos mercados emergentes permanecen en un entorno de "Goldilocks" de fuerte crecimiento y baja inflación. Algunos países tienen margen para la flexibilización monetaria, mientras que algunos otros están aprovechando la aceleración del crecimiento para implementar reformas económicas a largo plazo. Los diferentes niveles de inflación en los distintos países están llevando a una divergencia de políticas. Esto puede afectar a los tipos de interés relativos y a la fortaleza de la moneda, lo que particularmente deriva en tipos de interés más altos en Estados Unidos y un dólar más fuerte.

¿Cuál será el impacto de una mayor inflación, un ciclo de subidas de tipos en el mundo desarrollado, y quizá una mayor fortaleza del dólar en estos mercados?

La inflación continúa siendo relativamente baja en la mayoría de países emergentes, a pesar de la inflación cíclica en Estados Unidos. Un dólar más fuerte debería beneficiar al motor de exportación de los mercados emergentes.

La liquidez de los países emergentes debería ser menos vulnerable a un dólar más fuerte que en el pasado, dado que los gobiernos han reducido la proporción de la deuda en dólares a corto plazo y han mejorado sus déficits por cuenta corriente. Esto hace que la posición de liquidez del país sea menos sensible a los movimientos en tipos de cambio. Además, muchos países emergentes han mejorado sus posiciones fiscales, y un incremento de la credibilidad macro les provee de un grado de cierta flexibilidad en la política monetaria, si lo necesitan.

De hecho, muchos expertos son positivos con los fundamentales del mundo emergente: ¿está de acuerdo?

También somos positivos con los fundamentales de los países emergentes. Los presupuestos fiscales están mejor administrados. Por ejemplo, Rusia ha reducido el "umbral de rentabilidad del petróleo" de su presupuesto para reducir su sensibilidad a las fluctuaciones en los precios del crudo.

La política monetaria es más creíble. Un entorno de inflación más baja en Brasil ha permitido a su Banco Central implementar una flexibilización monetaria agresiva.

Las reformas gubernamentales continúan fortaleciendo las bases para el crecimiento económico a largo plazo. Por ejemplo, Brasil está reduciendo su déficit fiscal a través de reformas económicas y de anticorrupción, mientras que México tiene un amplio programa de reformas a largo plazo que incluye el sector de la energía, trabajo y educación. China está reduciendo la capacidad de las empresas estatales y el endeudamiento.

¿Tienen potencial de crecimiento los mercados bursátiles emergente en 2018? ¿A qué ritmo?

Es difícil especificar cómo se moverá el mercado bursátil, pero, según mi experiencia, éste es el tipo de entorno que debería ser positivo para los valores de los mercados emergentes y, específicamente, para los gestores activos.

Los ingresos impulsan los mercados de renta variable. Lo que es importante para los inversores es que el fuerte crecimiento económico se está traduciendo en crecimiento de los beneficios corporativos. Las expectativas de crecimiento de los ingresos se mantienen en doble dígito para 2018 y 2019, en la mayoría de los sectores y en la mayoría de los países, aunque las revisiones de los ingresos se han moderado desde un nivel alto.

Las valoraciones parecen atractivas en relación con la rentabilidad, aunque no son tan baratas como a principios del año pasado debido a los fuertes retornos del mercado de acciones. Las acciones de los mercados emergentes ofrecen un retorno sobre el capital similar en comparación con las acciones de los mercados desarrollados, mientras que cotizan a un precio menor que la valoración en libros.

La confianza de los inversores ha sido positiva. Hemos visto fuertes flujos en los últimos dos años, sin embargo, los inversores de renta variable global siguen infraponderando estos mercados emergentes.

¿Cuál es la mayor fortaleza para estas bolsas este año?

La principal fortaleza para la renta variable de los mercados emergentes este año es que todas las palancas que acabamos de analizar están presentes al mismo tiempo.  Creemos que esta combinación de factores crea un ambiente positivo y atractivo para las acciones de los mercados emergentes.

¿Cuál podría ser el impacto de subidas de tipos de la Fed en las acciones del mundo emergente?

Los inversores deberían esperar una inflación cíclica en este punto del ciclo económico. El ritmo actual de aumento de los tipos de interés de la Fed ha estado bien marcado y ha sido ya considerado por el mercado. Estamos vigilando cómo la alta capacidad de uso, los aranceles comerciales potenciales y el gasto deficitario podrían generar precios más altos y podrían hacer que la Fed eleve las tasas más rápido de lo esperado.

Un ritmo mucho más rápido de incremento de tipos podría generar una mayor volatilidad en los mercados de renta variable en general, y no expresamente en los mercados emergentes.

La volatilidad es más fuerte ahora... ¿lo será también en las bolsas emergentes?

La volatilidad en las acciones de los mercados emergentes alcanzó el pasado mes de enero el punto más bajo en una década y ha estado cerca de los niveles previos a la crisis financiera, por lo que se esperaba un repunte de la volatilidad y no nos ha sorprendido. Hay una serie de razones por las cuales la incertidumbre aumenta o los inversores comienzan a tener puntos de vista diferentes sobre el futuro. La inflación, los aranceles comerciales y las tensiones geopolíticas son los primeros ejemplos que nos vienen a la mente. Como gestores activos, necesitamos supervisar estos temas e incorporar nuestra perspectiva en nuestra selección de valores y en la creación de nuestra cartera.

Debo destacar que una mayor volatilidad puede ser beneficiosa, ya que puede crear oportunidades de inversión donde vemos que nuestra previsión base no ha sido considerada por el mercado.

Por mercados, ¿cuáles son más atractivos ahora?

Nuestro posicionamiento por región y países se basa en la selección de valores. Esto permite que se guíe por las áreas del mercado con mayores oportunidades. Por regiones, tenemos más peso en Europa del Este y bajo peso en Asia y Latinoamérica. Por países, estamos sobreponderados en Rusia, debido a un contexto macroeconómico estable, un crecimiento acelerado y valoraciones atractivas.

En cuanto a Latinoamérica: ¿con qué mercados es más constructivo y por qué?

Somos menos positivos con Latinoamérica en relación a otros mercados emergentes. Por países, somos bastante neutrales en Brasil y tenemos infraponderados a México, Chile y Perú. Las valoraciones de México están altas en relación con otros mercados emergentes, y hay incertidumbre ante las elecciones. Chile tiene empresas fundamentalmente atractivas pero las valoraciones son otra vez altas. Perú tiene un universo limitado y las valoraciones no son atractivas.

La situación de Argentina es compleja, por el apoyo pedido al FMI... ¿es positivo en ese país?

Nuestra estrategia de mercados frontera tiene exposición a Argentina. El país ha estado implementando reformas estructurales que creemos que deberían apoyar el crecimiento a largo plazo. Cualquier apoyo del FMI ayudaría a reforzar ese camino. Actualmente, nuestro fondo Global Emerging Markets no tiene exposición a Argentina.

menu
menu