Última actualización: 12:08 / Martes, 26 de Marzo de 2019
El análisis de T. Rowe Price

Generadores alfa en renta variable growth de gran capitalización en Estados Unidos

Foto: Skeeke / CC-BY-SA-2.0, Flickr
  • Aunque las acciones FAANG han generado aproximadamente una cuarta parte de las rentabilidades totales del Russell 1000 Growth Index de los últimos cinco años, hay grandes oportunidades de generar alfa fuera de los títulos dominantes de tecnología y bienes de consumo discrecional
  • La selección de valores fundamentada en un análisis experto, con investigación sobre el terreno, puede mejorar las perspectivas de rentabilidad a largo plazo de una cartera
  • Aparte de con el uso de información específica de valores, también puede generarse alfa comprendiendo la dinámica sectorial y ponderando correctamente los subsectores de un sector para beneficiarse de dicha información
  • T. Rowe Price cree que su capacidad de reevaluar periódicamente una hipótesis de inversión al analizar el impacto de la nueva tecnología es fundamental
Por Funds Society

Diez años con un espectacular rally en la renta variable estadounidense y seguimos contando con un índice S&P 500 imparable a pesar de las correcciones del mes de octubre y cercano a sus máximos históricos, llegando a tocar en septiembre de este año los 2.930 puntos. Pero si ha habido un estilo y un grupo de acciones que ha contribuido especialmente a este rally, destacando sobre el resto, este ha sido el estilo growth que claramente ha dominado sobre el value en la última década y que probablemente continúe dominando por unos años más.

En concreto, el grupo de grandes empresas de tecnología y bienes de consumo discrecional denominadas ‘acciones FAANG’ han retenido toda la atención de los titulares del mercado de renta variable growth de gran capitalización en los últimos años: así lo explica Taymour Tamaddon, gestor de carteras en T. Rowe Price. Y, aunque estas acciones han hecho frente a un aumento de la volatilidad en la segunda mitad de 2018, se trata de una atención muy merecida, ya que las acciones de Facebook, Amazon.com, Apple, Netflix y Alphabet (sociedad matriz de Google) han generado enormes rentabilidades a largo plazo.

Sin embargo, el resto de los valores han generado aproximadamente tres cuartas partes de las rentabilidades totales del Russell 1000 Growth Index de los últimos cinco años, y en T. Rowe Price creen que hay grandes oportunidades de generar alfa fuera de los títulos dominantes de tecnología y bienes de consumo discrecional. El análisis fundamental puede ayudar a los inversores a encontrar empresas que pueden aportar diversificación a sus carteras, junto con potencial de rentabilidad superior. En esta nota, T. Rowe Price destaca algunos ejemplos en varios sectores —como proveedores de pagos, sanidad, software como servicio (SaaS) e informática en nube—, donde el conocimiento profundo de una empresa o subsector ha generado ideas de inversión atractivas.

Entender cómo gana dinero una empresa

En T. Rowe Price creen que una de las claves para invertir con éxito es llegar a entender en profundidad cómo ganan dinero las empresas. Así, su decisión de invertir en PayPal se basó en la información sobre los incentivos financieros que motivaban las decisiones de varios actores del sector de pagos electrónicos.

Visa y bancos emisores de tarjetas de crédito como JP Morgan Chase consideraron una amenaza la aparición de PayPal, pero tras dedicar bastante tiempo a analizar los negocios de Visa, JP Morgan y PayPal, en T. Rowe Price vieron que había margen para que estas empresas operasen juntas de forma rentable. Inicialmente, PayPal solo permitía a sus clientes efectuar pagos desde una cuenta bancaria, pero T. Rowe Price se dio cuenta de que la compañía —junto con Visa y JP Morgan— podría beneficiarse si permitía a los clientes vincular sus pagos a una tarjeta de crédito. Esto les convenció de que PayPal tenía una oportunidad de crecimiento ante sí.

En cuanto PayPal empezó a ofrecer la opción de tarjeta de crédito, el número de nuevos clientes se aceleró. Aunque al principio los beneficios se vieron ligeramente afectados por el mayor coste asociado a la tramitación de las transacciones con tarjetas de crédito, la creciente cartera de clientes elevó el ratio precio-beneficio de PayPal más de lo que T. Rowe Price esperaba.

Responder a los cambios dentro de un sector

Aparte de con el uso de información específica de valores, hay otra forma importante de generar alfa: comprendiendo lo que sucede en un sector y ponderando correctamente los subsectores de este para beneficiarse de dicha información. Esta temática ha servido de base al enfoque de T. Rowe Price en el sector sanitario.

No hace mucho, las compañías biotecnológicas disfrutaban de una época dorada, gracias a que los avances en genética contribuían a los éxitos en el desarrollo de nuevas opciones de tratamiento. Sin embargo, las biotecnológicas empezaron a encontrar obstáculos en 2015, ya que sus carteras de productos se redujeron y los precios y las presiones normativas aumentaron. Al mismo tiempo, se produjeron avances positivos en los segmentos de equipos/suministros y proveedores. Al aumentar nuestra asignación a subsectores sanitarios más prometedores, pasamos de sobreponderar a infraponderar la biotecnología. En el periodo de tres años cerrado en junio de 2018, equipos y suministros fue el segmento que mejor se comportó del sector salud del Russell 1000 Growth Index, al registrar una subida del 96%, mientras que el biotecnológico fue el segmento más débil, con una caída del 19%.

Ganar perspectiva conforme crece una empresa

La inversión de T. Rowe Price en ServiceNow es un ejemplo de cómo el seguimiento del desarrollo de una empresa puede generar alfa. La franquicia de mediana capitalización de T. Rowe Price llevaba más de tres años invirtiendo en ServiceNow, hasta que la empresa creció lo suficiente para ser tenida en cuenta en su cartera de gran capitalización.

Las perspectivas que T. Rowe Price obtuvo durante ese periodo les sirvieron para añadirla tranquilamente a su cartera, al ver los beneficios que ofrecía el modelo de negocio de software como servicio (véase el gráfico 1). Cobrar anualmente a los clientes por servicios es un negocio menos inestable que vender productos de software de una vez, la forma en que se operaba anteriormente. Pero la verdadera ventaja es que estas empresas fueron capaces de innovar mucho más rápido que sus competidoras tradicionales, que en muchos casos ofrecían la implantación de un gran producto, pero que luego tenían dificultades. Con el modelo de negocio de software como servicio, ServiceNow ha vuelto a acertar con sus segundas y terceras iniciativas.

Mejorar una hipótesis de inversión con nuevos análisis

Un último ejemplo de cómo T. Rowe Price genera alfa se refiere a la informática en nube y muestra la importancia de reevaluar una hipótesis de inversión cuando es necesario. En 2015, el análisis interno de T. Rowe Price indicó que las empresas darían rápidamente un salto total a la nube, dejando atrás el mantenimiento de su propia infraestructura tecnológica. Y, efectivamente, en los dos años siguientes se asistió a un cambio importante. Sin embargo, cuando se empezó a hablar con directores de tecnología informática empresarial sobre cómo utilizaban la nube y visitamos sus empresas para entenderlo mejor, se dieron cuenta de que había más matices.

Los directores de tecnología informática les dijeron que, aunque estaban creando sus nuevos procesos de trabajo para beneficiarse de la nube pública, no veían un beneficio financiero en migrar toda su carga de trabajo existente. El cambio de pauta los llevó a reexaminar las empresas, incluidas Red Hat y VMware, a las que el mercado había dado por muertas basándose en las previsiones de que Amazon iba a arrebatarles totalmente su espacio. Su análisis llevó a la conclusión de que tenían mucho futuro y adquirieron tanto Red Hat como VMware para su cartera. A su vez, nuestro análisis los llevó a seguir sobreponderando Amazon. Aunque su cuota de mercado en este ámbito iba a ser menor de lo esperado, el mercado total había crecido más de lo previsto, lo que beneficiaba a Amazon.

La perspectiva de T. Rowe Price sobre lo que sucedía en la nube surgió de su capacidad de hacer encuestas a clientes, asistir a conferencias y hablar con muchos consultores y expertos en la materia. Este ejemplo muestra cómo tener los recursos para realizar un análisis exhaustivo contribuye a la generación de alfa.

 

Información importante:

Riesgos principales: los riesgos siguientes son especialmente relevantes para la estrategia destacada en el presente documento. Las transacciones con valores denominados en divisas pueden estar sujetas a fluctuaciones en los tipos de cambio, lo que puede afectar al valor de una inversión. La cartera está sujeta a la volatilidad inherente a la inversión en renta variable y su valor puede fluctuar más que una cartera que invierta en valores orientados a ingresos.

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales. Este material no constituye ni pretende ofrecer asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, y se recomienda a los posibles inversores que obtengan asesoramiento independiente legal, financiero y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden incrementarse o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación general o personal o incitación para vender o comprar títulos en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No hay garantía de que ninguna previsión se cumpla. Las opiniones incluidas en el presente corresponden a la fecha de redacción y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

No está previsto el uso del material por parte de personas en jurisdicciones en las que esté prohibida o restringida la distribución del material, y en algunos países el material se proporciona previa solicitud específica. No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

 

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario