Última actualización: 06:08 / Miércoles, 11 Mayo 2022
Informe de Credit Suisse

Renta variable española: evolución en 122 años

Imagen
  • La prima de la renta variable española a largo plazo fue del 1,6%, un porcentaje inferior a la prima de cualquiera de los otros países estudiados
  • Si bien durante las décadas de 1960 y 1980 los rendimientos reales de la renta variable española estuvieron favorecidos por un mercado alcista y ocupaban el segundo lugar a escala mundial, en las décadas de 1930 y 1970 registraron los peores rendimientos entre los países analizados en el informe
  • El regreso a la democracia en la década de 1970 coincidió con la cuadruplicación de los precios del petróleo
  • Las principales empresas españolas mantienen una fuerte presencia en América Latina, a lo que se suma una solidez cada vez mayor en los sectores de banca e infraestructura en toda Europa

El think tank interno de Credit Suisse, conformado por la London Business School y el Credit Suisse Research Institute, ha elaborado el Anuario de Rendimientos de la Inversión Global 2022, una guía de referencia sobre los rendimientos históricos de 35 países a lo largo de 122 años de datos desde 1900. En lo referente a España, ha destacado que la prima de la renta variable española a largo plazo fue del 1,6%, un porcentaje inferior a la prima de cualquiera de los otros países estudiados.

Rendimientos de las clases de activos españoles, 1900-2021

El español es el idioma internacional más hablado del mundo después del inglés y ocupa el cuarto lugar en número de hablantes nativos, por detrás del chino, el hindi y el inglés. Debido en parte a esto, España tiene una visibilidad e influencia que trascienden con creces sus fronteras del sur de Europa y son de suma importancia en toda América Latina.

Si bien durante las décadas de 1960 y 1980 los rendimientos reales de la renta variable española estuvieron favorecidos por un mercado alcista y ocupaban el segundo lugar a escala mundial, en las décadas de 1930 y 1970 registraron los peores rendimientos entre los países analizados en el informe.

Durante los 122 años que abarca el anuario, la prima de la renta variable española a largo plazo (medida en relación con los bonos) fue del 1,6%, un porcentaje inferior a la prima de cualquiera de los otros países.

Aunque España se mantuvo al margen en las dos guerras mundiales, las acciones españolas perdieron gran parte de su valor real durante la Guerra Civil, entre 1936 y 1939, mientras que el regreso a la democracia en la década de 1970 coincidió con la cuadruplicación de los precios del petróleo, acentuada por las importaciones de las que España depende para cubrir el 70% de sus necesidades energéticas.

Rendimientos reales anualizados y primas de riesgo (%) de Esapña, 1900-2021

España ingresó en la Unión Europea en 1986. Se vio fuertemente afectada por la crisis financiera mundial e hizo frente a un gran déficit presupuestario. Los bancos locales estuvieron expuestos al desplome de los sectores inmobiliario y de la construcción. Las medidas de austeridad que se adoptaron dieron lugar a una de las tasas de desempleo más altas de Europa. Sin embargo, España está volviendo a crecer desde 2014.

La Bolsa de Madrid se fundó en 1831 y ocupa actualmente el decimoséptimo lugar en el mundo por tamaño, impulsada por un sólido crecimiento económico desde la década de 1980. Las principales empresas españolas mantienen una fuerte presencia en América Latina, a lo que se suma una solidez cada vez mayor en los sectores de banca e infraestructura en toda Europa. Los valores más importantes son Iberdrola (17% del índice FTSE World Spain), Banco Santander (14%), BBVA (10%), Cellnex Telecom (9%) e Inditex (8%).

menu