Última actualización: 16:24 / Miércoles, 16 Octubre 2013
Análisis de Robeco

Por una vez la Eurozona no es el problema

Imagen
Por una vez la Eurozona no es el problema

Por una vez, la Eurozona no es el problema, pues las diferencias políticas en Estados Unidos han causado un bloqueo parcial del Gobierno en la nación más poderosa del mundo.

Debacle del techo de deuda

El Presidente Demócrata, Barack Obama, ha entrado en conflicto con la Cámara de representantes estadounidense (bajo control Republicano), lo que ha vinculado su petición de aumentar el techo de deuda de 16,7 billones de dólares para evitar un impago a políticas partisanas.

Eso significa que, por una vez, la Eurozona no es el mayor problema que afrontan los inversores, tras un mes optimista con crecimiento económico y la mejora de los problemas políticos a gran escala en la UE, afirma Léon Cornelissen, economista jefe de Robeco.

“Pensamos que el bloqueo del Gobierno de los Estados Unidos tiene los días contados, pues es una situación claramente impopular y podría resultar muy perjudicial para el Partido Republicano”, asegura. La volatilidad del mercado de renta variable ha estado subiendo desde que comenzó la crisis, a principio del mes.

“Por otra parte, pensamos que ningún presidente estadounidense permitiría un impago del país. El resultado más probable es que el frente Republicano se disgregará ante la inminencia del impago."

“De lo contrario, Obama recurriría a medidas de emergencia como último recurso. Pensamos que la actual escenografía política atemperará el crecimiento económico tan solo de manera temporal. La economía estadounidense muestra una fortaleza subyacente, como demuestran los saludables registros de los índices ISM manufacturero y no manufacturero.”


 "La actual escenografía política atemperará el crecimiento económico tan solo de manera temporal"

¿Reducción del estímulo? ¿Qué reducción?

Los inversores se llevaron una sorpresa cuando, después de meses de algarabía sobre la inminente reducción del estímulo monetario, la Reserva Federal estadounidense decidió no comenzar a reducir su programa de 85.000 millones de dólares mensuales en septiembre.

“Pero dada la subyacente fortaleza de la economía estadounidense, el comienzo de la reducción del estímulo será inevitable en los próximos meses”, advierte Cornelissen. “Puesto que los mercados han quedado completamente a oscuras por lo que respecta a la futura política de la Reserva Federal, pronosticar el momento preciso en que comenzará la reducción del estímulo es muy difícil, y dependerá mucho de los últimos datos económicos.”

Mejora la confianza en la Eurozona

Los problemas de Estados Unidos contrastan con la mejoría de la confianza en Europa. Las encuestas europeas del PMI para septiembre confirmaron que la recuperación de la Eurozona cobra impulso y que los problemas políticos han amainado.

Como viene siendo habitual, la recuperación económica la encabeza Alemania, pero Francia también ha recobrado el crecimiento, y los datos para Italia y España fueron alentadores. Italia ha evitado un nuevo cambio de Gobierno, mientras que la reelección de Angela Merkel como Cancillera alemana ha confirmado un fortalecido liderazgo europeo, afirma Cornelissen.

La inflación general en la UE cayó en septiembre al 1,1% anual, y la inflación subyacente descendió al 1,0%. Esto da al Banco Central europeo cierto margen para un estímulo adicional, aunque no tiene necesidad de actuar precipitadamente, dada la actual recuperación económica. "No obstante, no deberíamos dejarnos llevar, pues la Eurozona continúa siendo vulnerable al riesgo político", afirma Cornelissen.

La economía mundial también mejora

En términos más generales, la economía mundial se recupera a paso firme. “Por lo general, las circunstancias han sido favorables para la inflación, así que no hay necesidad de que los bancos centrales se impongan en su política monetaria extremadamente laxa”, afirma.

Y la economía japonesa mejora claramente, como ilustra la lectura del informe Tankan para los grandes fabricantes, que aumentó en el tercer trimestre de 4 a 12. La ‘abenomía’ va por buen camino, y se espera con impaciencia el ‘tercer pilar’ del estímulo, aunque la inminente subida del impuesto a las ventas conlleva riesgos para el crecimiento, afirma.

Principales elecciones en clases de activos

Respecto a las clases de activos, el equipo Financial Markets Research de Robeco se mantiene neutral en renta variable. “La demora en la retirada del exceso de liquidez por parte de la Reserva Federal sostiene la expansión del mercado de renta variable, pero los riesgos se mantienen”, advierte Cornelissen.

Los activos de riesgo como la renta variable tuvieron una buena rentabilidad en septiembre, gracias a la decisión de la Reserva Federal de mantener el estímulo. Sin embargo, mayores tipos y el fin del dinero fácil se mantienen en el horizonte, y Robeco prefiere esperar a una corrección en los mercados de renta variable antes de elevar la ponderación de los títulos de renta variable en las carteras.

Los bonos de alta rentabilidad continúan siendo la clase de activo favorita de Robeco. Nuestros estrategas esperan que los índices de impago se mantengan bajos a corto plazo, y en su opinión el rendimiento absoluto todavía es muy aceptable. Aunque el equipo mantiene una actitud positiva hacia los bonos corporativos, su opinión sobre los bonos del Estado es negativa, pues debido al actual entorno de tipos de interés reales bajos o negativos la deuda soberana pierde atractivo respecto a las clases de renta fija de mayor rentabilidad.

China mantiene su fortaleza pero los mercados emergentes son variopintos

El sector inmobiliario continúa siendo poco atractivo para Robeco, debido a su sensibilidad a tipos de interés potencialmente más elevados cuando comience la reducción del estímulo. "Y las previsiones para los mercados emergentes son variopintas," afirma Cornelissen. “"La economía china muestra una aceleración, y el país se encamina a un tercer trimestre sólido, pero la gran pregunta es si este crecimiento acelerado es sostenible”, opina.

“Nos mantenemos neutrales en materias primas. Aunque pensamos que el riesgo de que aumenten las actuales tensiones en Oriente Medio se ha reducido considerablemente, al no haber una intervención militar en Siria y al recibirse señales conciliadoras desde Irán, creemos que los precios de la energía tendrán un patrón lateral.”

menu
menu