Última actualización: 13:53 / Jueves, 22 de Agosto de 2019
Crisis en Argentina

Los mercados internacionales tratan de calibrar a Fernández en un clima de desconfianza

Los mercados internacionales tratan de calibrar a Fernández en un clima de desconfianza
Alberto Fernández / Wikimedia Commons
  • Vontobel: "La prima de riesgo actual de la deuda externa (argentina) abarca una remuneración decente en caso de incumplimiento, y las valoraciones actuales de la deuda local están en línea con una fuerte depreciación de la moneda junto con la imposición de controles de capital"
  • Schroders: ""Llevará mucho tiempo comprender cuáles serán las verdaderas políticas de Fernández, por lo que para los próximos 12 meses esperaríamos una incertidumbre mucho mayor, un deterioro en el crecimiento debido a la falta de confianza y una reversión de la reciente caída de la inflación"
  • Fidelity: "los mercados se centrarán en “cuando y cómo un potencial gobierno de Fernández-Kirchner anunciaría nuevas medidas controvertidas que revertirían las reformas de Macri”
Por Magdalena Martínez Vial

En medio de la tormenta desatada por la victoria de Alberto Fernández en las elecciones primarias de Argentina, que auguran una posible vuelta al poder de los peronistas, las gestoras internacionales y los analistas tratan de calibrar la situación: ¿qué medidas tomará un hipotético nuevo gobierno? ¿habrá default, renegociación con el FMI, control de capitales?... Y, sobre todo, una pregunta clave: ¿compensa el riesgo argentino?

Luc D´hooge, Head of Emerging Markets Bonds de Vontobel, y su colega Thierry Larose, Senior Portfolio Managner, han entrado de lleno en el análisis de riesgo que más importa a los inversores internacionales.

Así, señalan los riesgos de una presidencia de Fernández es que la nueva administración se embarcará en una agenda populista de izquierda que incluye (clasificada por gravedad ascendente):

• Una pérdida de independencia del banco central.
• Una parada repentina de la agenda de reformas económicas y sociales de Macri
• Una pérdida de transparencia y credibilidad en las cifras de inflación.
• Una reimplementación de los controles de capital.
• Un repudio del actual acuerdo de reserva del Fondo Monetario Internacional (FMI)
• Una posible reestructuración de la deuda externa.

Por ello, los analistas de Vontobel se preguntan: ¿Estamos negociando ahora a un precio atractivo por el riesgo que tomamos?

“Para nosotros, la respuesta es sí. La prima de riesgo actual de la deuda externa abarca una remuneración decente en caso de incumplimiento, y las valoraciones actuales de la deuda local están en línea con una fuerte depreciación de la moneda junto con la imposición de controles de capital. Además, el FMI no solo registrará una cancelación de su programa de rescate de 44.000 millones de dólares. Además, no tiene sentido que un país con un gran déficit en cuenta corriente deje de pagar su deuda en divisas (especialmente cuando esa deuda se rige por la ley extranjera, por ejemplo, deuda emitida en los Estados Unidos y el Reino Unido)”.

Para la gestora hay otra cuestión: ¿cuáles son los riesgos de que Argentina siga a Venezuela en un abismo económico?

“La respuesta aquí es más matizada. Argentina tiene una larga historia de errores políticos. Macri logró cosas buenas, pero todos sus esfuerzos fueron arruinados por su enfoque gradual y por los errores de política monetaria de finales de 2017 y principios de 2018. De hecho, creemos que la nueva administración no tendrá otra opción que continuar con las políticas de Macri. Sin embargo, el problema es que intentarán evitar los más impopulares (por ejemplo, una reforma laboral y una política monetaria estricta), colocando al país en el mismo camino equivocado nuevamente, el que falló miserablemente antes”, aseguran desde Vontobel.

Luc D´hooge y Thierry Larose explican que los inversores están esperando cierta claridad sobre las políticas económicas de Fernández y apuestan por que adopte una postura pragmática ya que “el poder propaga el pragmatismo”.

El pasado pesa y Fernández está rodeado de un mar de desconfianza

Los mercados están descontando con un 78% de probabilidad que Argentina incumpla con sus obligaciones de deuda con un gobierno peronista, señala en un largo informe Schroders.

Pablo Riveroll, director de renta variable Latinoamericana, asegura que “si Alberto Fernández es elegido, como esperamos ahora, la continuación de la ortodoxia política es un riesgo significativo. Aunque el plan económico de Fernández aún no está claro, su popularidad es impulsada principalmente por su compañera de fórmula, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Kirchner ha sido muy crítica con el acuerdo con el FMI, la eliminación de los controles de capital y los aumentos de los aranceles energéticos, además de tener varias acusaciones de corrupción en su contra. El propio Alberto Fernández también hizo comentarios radicales durante la campaña, incluyendo el restablecimiento de los controles de capital y el relanzamiento del crecimiento mediante la flexibilización de la política fiscal y monetaria. Si modera estos puntos de vista en los próximos meses es una pregunta abierta”.

Riveroll expresa de forma contundente la desconfianza que planea entre muchos inversores: "Llevará mucho tiempo comprender cuáles serán las verdaderas políticas de Fernández, por lo que para los próximos 12 meses esperaríamos una incertidumbre mucho mayor, un deterioro en el crecimiento debido a la falta de confianza y una reversión de la reciente caída de la inflación. Dado el aumento de la incertidumbre, esperamos que los inversores tengan en cuenta una prima de riesgo más alta y revisiones a la baja significativas de los beneficios. Las perspectivas para Argentina, tanto a corto como a medio plazo, se han deteriorado bruscamente después de las elecciones primarias del domingo y, por lo tanto, el mercado de valores es poco atractivo como destino de inversión".

Por su lado, James Barrineau. director de Emerging Markets Debt Relative de Schroders, afirma que “los inversores en deuda buscarán dos señales a corto plazo y en primer lugar, una respuesta de Fernández. Aunque en su mayor parte se mantuvo callado en el período previo a las elecciones primarias, dijo algunas cosas imprudentes sobre la política económica. Sin embargo, como es el claro favorito ahora y presunto vencedor, tiene un incentivo para tratar de calmar los mercados y no atraer una atmósfera renovada de crisis desde el primer día. En segundo lugar, una demostración de la capacidad del banco central para limitar la volatilidad de las divisas. Una depreciación sustancial del 20% o más después podría desencadenar otra ronda de inflación más alta y una espiral de depreciación adicional, y hacer que las métricas de la deuda sean insostenibles a medio plazo”.

¿Oportunidades en los mercados emergentes?

Desde Fidelity se advierte que el resultado de las primarias argentinas podría revertir sus políticas pro-mercado. Andressa Tezine, analista senior de deuda soberana, afirma que los mercados se centrarán en “cuando y cómo un potencial gobierno de Fernández-Kirchner anunciaría nuevas medidas controvertidas que revertirían las reformas de Macri”.

“Con independencia del momento de los anuncios oficiales, los mercados descontarán esto en el precio antes de las elecciones del 27 de octubre. En consecuencia, los inversores deberían estar muy atentos a la evolución política de los próximos meses y considerar si pueden aguantar los riesgos asociados. Si las preocupaciones sobre Argentina se extienden a los mercados emergentes en general, se podrían crear oportunidades para los inversores ágiles en los países sin conexión con este proceso electoral ni su resultado final”, concluye Fidelity.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario