Última actualización: 01:51 / Jueves, 8 Julio 2021
Análisis de Allianz GI

Flujos financieros: la fuente de la juventud para unas infraestructuras hidráulicas enfermas

Imagen
  • La gestora considera que las inversiones pueden respaldar el desarrollo de unas infraestructuras resilientes que puedan afrontar de forma más eficaz los retos actuales y futuros
  • En Estados Unidos, la factura de infraestructuras completa alcanza los dos billones de dólares
  • “Cada dólar invertido en infraestructuras rinde 4-5 dólares en la actividad económica de una comunidad”, afirman desde Allianz Gl

Un suministro de agua adecuado resulta esencial para la vida humana, y para que las economías y empresas prosperen. Sin embargo, se ha convertido más en un lujo que en un derecho básico, debido a una creciente crisis hidráulica global en la que el suministro de agua es limitado, los problemas de calidad prevalecen y las infraestructuras están envejecidas y averiadas o no existen en absoluto como en el caso del mundo en desarrollo. 

Desde Allianz Global Investors advierte de que las implicaciones de unas infraestructuras hidráulicas inadecuadas y la falta de acceso a un suministro de agua dulce de alta calidad tienen graves consecuencias que afectan prácticamente a todas las personas, economías y empresas del mundo. Por consiguiente, defiende que “se necesitan inversiones en infraestructuras hidráulicas nuevas y renovadas para garantizar el acceso a un suministro hidráulico de alta calidad y un tratamiento eficaz de las aguas residuales hoy y de cara al futuro”. Según la gestora, estas inversiones pueden respaldar el desarrollo de unas infraestructuras resilientes que puedan afrontar de forma más eficaz los retos actuales y futuros asociados al crecimiento de las poblaciones, la urbanización, el cambio climático e incluso los ciberataques.

 “Habida cuenta de la necesidad de estas inversiones, el Senado estadounidense aprobó recientemente la Ley de agua potable e infraestructuras de aguas residuales de 2021, por la que se autoriza la asignación de 35.000 millones de dólares a inversiones relacionadas con el agua en materia de aguas residuales, aguas pluviales, agua potable y reutilización del agua en todo el país. Es una de las pocas áreas que cuenta con el apoyo de ambos partidos en EE.UU., lo que pone de manifiesto la necesidad urgente de inversiones en este ámbito”, señala la gestora. 

¿Se agotará la financiación?

La transformación de las infraestructuras hidráulicas estadounidenses, que todavía debe ser aprobada por la Cámara, es solo una parte de la factura de infraestructuras completa, que alcanza los dos billones de dólares. Por ahora, el consenso sobre la urgencia de preparar para el futuro los sistemas de agua potable, aguas residuales y aguas pluviales de la economía más grande del mundo es tan unánime como el déficit de inversión restante, dado que 35.000 millones de dólares solo servirán para mover ligeramente la aguja. Solo en 2019, la brecha de inversión acumulada en infraestructuras hidráulicas fue de 81.000 millones de dólares1.Otros cálculos sugieren unas necesidades anuales de más de 100.000 millones de dólares anuales durante los próximos 20 años2.

Allianz GI considera que “las consecuencias de la falta de financiación para unas empresas y unos hogares que dependen del agua son enormes, dado que las averías y los incidentes de calidad continuarán azotando a las comunidades locales y obstaculizando el crecimiento económico futuro. Por consiguiente, es fundamental llenar este vacío financiero no solo para que las infraestructuras hidráulicas estadounidenses actuales funcionen correctamente, sino también para dotarlas de resiliencia de cara a las necesidades futuras”. 

Las enormes brechas

El estado de las infraestructuras hidráulicas estadounidenses

La gestora llama la atención sobre que los sistemas públicos de agua potable, aguas residuales y aguas pluviales de Estados Unidos recuerdan a “una vieja alfombra de retales formada por tuberías y conductos de diferentes siglos y con distintos grados de funcionalidad”. Dado que muchas tuberías y conductos tienen casi cien años de antigüedad y están funcionado a una capacidad más elevada de aquella para los que fueron originalmente diseñados, han superado su vida útil y pierden enormes cantidades de agua, en ocasiones sin satisfacer las necesidades actuales.

“Los municipios se enfrentan a la duda de si renovar, sustituir o reforzar estos sistemas y de cómo preparar para el futuro las infraestructuras hidráulicas, con el fin de que puedan afrontar los graves fenómenos meteorológicos que plantea el cambio climático. Por otra parte, se enfrentan al desafío de conectar todos los hogares estadounidenses a un sistema hidráulico regulado y seguro. Actualmente, en torno a una quinta parte de los hogares depende de fosas sépticas en lugar de utilizar los sistemas públicos de aguas residuales, y más de dos millones carecen de sistemas de saneamiento y agua potable correctamente conectados3. Aproximadamente una cuarta parte de los estadounidenses están muy preocupados por la calidad del agua potable de su comunidad4”, añaden. 

La línea de vida con fugas

Unas infraestructuras hidráulicas modernas y robustas son vitales para el desarrollo económico del país, dado que no solo garantizan el suministro de agua, sino que también previenen la propagación de enfermedades, promueven el desarrollo económico y garantizan un nivel de vida más elevado.

La gestora señala que cuanta más agua tratada pierden las infraestructuras hidráulicas, mayor es la pérdida de capital, lo que repercute negativamente tanto en la economía como en los residentes locales. “También afecta a la competitividad de una ciudad, dado que una empresa ubicada en una zona con un suministro de agua y unas infraestructuras hidráulicas adecuados es más competitiva y fomenta el crecimiento a largo plazo. Según la Tarjeta de informe sobre infraestructuras de 2021 de la ASCE5, cada día se produce una pérdida de unos 6.000 millones de galones (unos 22,7 millones de m³) de agua tratada debido a roturas de tuberías que ocurren a intervalos de un minuto, lo que supone una pérdida anual de 2,1 billones de galones (unos 7,9 billones de m³)”, añaden. 

  • En los próximos cuatro años, casi tres cuartas partes de las presas tendrán más de 50 años de antigüedad y se irán deteriorando gradualmente. Si no se renueva y rehabilitan, serán vulnerables a posibles escenarios de catástrofes que provocarán la pérdida de vidas humanas y daños considerables en las propiedades e infraestructuras existentes.
  • Según las estimaciones de la Asociación de Funcionarios Estatales de Seguridad de las Presas6, existen más de 2.300 presas estatales de alto riesgo en condiciones malas o insatisfactorias que requieren una solución.
  • La urbanización combinada con el perfil de antigüedad de los planes de tratamiento de aguas residuales provoca cada vez más sobrecargas y averías de los sistemas.
  • El 15% de los planes de tratamiento de aguas residuales ha alcanzado o superado la capacidad para los que fueron diseñados.

Estos son solo algunos ejemplos que pone Allianz GI y que ilustran las malas condiciones de las infraestructuras hidráulicas estadounidenses y la urgente necesidad de gasto de capital en infraestructuras. La situación tiene consecuencias enormes y se requieren acciones urgentes para actualizar y modernizar los sistemas de agua potable, aguas residuales y aguas pluviales de la mayor economía del mundo.

Las brechas de inversión

“Si bien las propuestas de inversión en infraestructuras que se están abriendo camino hacia el Congreso de EE.UU. supondrían un paso en la dirección correcta, la brecha de inversión en infraestructuras hidráulicas del país sigue siendo inmensa. Las estimaciones apuntan que se necesitan más de dos billones de dólares en inversiones durante los próximos 20 años para lograr cerrar la brecha de financiación y desarrollar unas infraestructuras hidráulicas adecuadas en todo el país. Por ejemplo, la suma necesaria para sustituir las tuberías de plomo que quedan en EE. UU. ya supera los 35.000 millones de dólares previstos en la propuesta actual, dado que se estima que completar estas sustituciones costaría hasta 45.000 millones de dólares”, afirman desde la gestora.

Según cálculos de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), hay entre 6,5 y 10 millones de líneas de servicio de plomo en EE.UU. De media, cuesta unos 4.700 dólares sustituir una única línea de servicio de plomo. Aun cuando la estimación de la EPA sea más elevada de lo necesario en determinados casos, los fondos previstos se agotarían rápidamente.

Diversas perspectivas para las inversiones activas

“No cabe duda de que la Ley de agua potable e infraestructuras de aguas residuales de 2021 refleja un primer paso decisivo para cerrar la brecha de financiación existente. Por otra parte, a pesar de que es ambiciosa, no satisface los problemas hidráulicos más apremiantes, dado que no puede siquiera hacer frente a la sustitución de las tuberías de plomo existentes que representan una amenaza para la seguridad de los ciudadanos estadounidenses. Todavía existen brechas de financiación importantes que requieren que se haga frente al gasto de capital. Dicho esto, en caso de que este proyecto de ley sea aprobado hacia finales de verano, será positivo para el espacio y las inversiones en aguas, dado el equipo y los proyectos hidráulicos que se necesitarán para realizar las mejoras”, explican desde Allianz GI.

Si analizamos los diversos aspectos que cubren las infraestructuras hidráulicas, podemos identificar claramente dónde se necesitan inversiones activas y cómo podrían ser rentables.

  • Sustitución de tuberías y líneas de servicio de plomo: La eliminación de todas las líneas de servicio de plomo de EE.UU. no solo garantiza agua potable limpia para todos los estadounidenses, sino que también contribuye a una mejor salud pública, al prevenir enfermedades crónicas graves como el envenenamiento por plomo, lo que alivia en última instancia la carga financiera del sistema sanitario. Por otra parte, probablemente dará lugar a una oportunidad de inversión atractiva en empresas que suministran sistemas de tuberías. Las redes que pertenecen a inversores también juegan un papel aquí, dado que pueden realizar mejoras con independencia de los estímulos para infraestructuras, muchas veces a un coste más bajo que los municipios
  • Líneas con fugas: Para evitar y detener las pérdidas de unas valiosas aguas tratadas, las empresas han desarrollados tecnologías y herramientas inteligentes para detectar fugas en tuberías de agua. Contaminantes emergentes y sustancias poliperfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFA)8: Las empresas especializadas que ofrecen tecnologías avanzadas para el tratamiento de las aguas pueden detectar y eliminar contaminantes emergentes del agua potable y ayudar a evitar que los ciudadanos desarrollen un cáncer por consumir agua de mala calidad durante años.
  • Envejecimiento de las plantas de tratamiento de aguas residuales: La sustitución de plantas de tratamiento de aguas residuales que alcanzan el final de su vida útil brinda interesantes oportunidades de inversión para empresas expertas en gestión de aguas residuales y en diseño de plantas de tratamiento de aguas residuales.

Cuestiones de vigilancia

A pesar de que EE.UU. y una parte importante del mundo actualmente concentran su atención en cómo la Ley de agua potable e infraestructuras de aguas residuales de 2021 contribuirá a revitalizar las envejecidas infraestructuras hidráulicas del país, repercutiendo positivamente en el crecimiento de la economía y del empleo a medio y largo plazo, todavía hay muchos riesgos importantes poco estudiados. “Pensemos por ejemplo en la ciberseguridad, un tema que adquiere cada vez mayor importancia para la protección de las infraestructuras hidráulicas frente a los ciberdelincuentes. El ciberataque a la planta de agua de Oldsmar (Florida) y el llamamiento de la Agencia de Seguridad de Infraestructuras y Ciberseguridad para que se instalen sistemas de seguridad informáticos y físicos[ix] es una prueba más de la gran importancia que tiene la seguridad informática para un suministro de agua preparado para el futuro. 

Implicaciones para la inversión

Las estrategias hidráulicas globales ayudan a hacer frente al problema real de las infraestructuras hidráulicas y a desafíos relacionados con la calidad de las aguas en EE.UU. y el resto del mundo, invirtiendo en empresas dedicadas exclusivamente a las aguas que ofrecen soluciones para los retos más acuciantes.

“Las inversiones no solo generan alfa financiero debido al apoyo estructural del tema, sino también alfa ambiental y social gracias al enfoque orientado a las soluciones. Estas inversiones pueden ayudar a actualizar y construir unas infraestructuras hidráulicas resilientes que estén bien preparadas para hacer frente a los desafíos relacionados con el cambio climático, el constante crecimiento de la población y la urbanización”, aseguran desde Allianz GI.

Este enfoque permite a los inversores participar en una atractiva oportunidad de crecimiento a largo plazo y contribuir a las soluciones de unas infraestructuras hidráulicas modernas, una línea de vida para la sociedad y la economía.

1 https://infrastructurereportcard.org/cat-item/wastewater/

2 http://www.uswateralliance.org/sites/uswateralliance.org/files/publications/VOW%20Economic%20Paper_0.pdf

3 https://www.asce.org/uploadedFiles/Issues_and_Advocacy/Infrastructure/Content_Pieces/the-economic-benefits-of-investing-in-water-infrastructurereport.

pdf

http://uswateralliance.org/sites/uswateralliance.org/files/2021%20Value%20of%20Water%20Survey%20Analysis%20Slides.pdf

5 https://infrastructurereportcard.org/

https://damsafety.org/media/statistics

7 https://www.wwdmag.com/videos/why-invest-water-infrastructure-wwd-weekly-digest

https://www.epa.gov/pfas/basic-information-pfas

https://us-cert.cisa.gov/ncas/alerts/aa21-042a

menu