Última actualización: 09:12 / Lunes, 10 Marzo 2014
Equipo commodities de Investec

¿Es un buen momento para invertir en oro?

Imagen
¿Es un buen momento para invertir en oro?
  • El oro ha subido un 10,5% este año, y un 11,9% desde sus mínimos de diciembre de 2013, tras el anuncio de la Reserva Federal sobre el tapering
  • La demanda física de oro continúa siendo fuerte en China, el mayor país consumidor de oro del mundo
  • El metal precioso ha estado estructuralmente infraponderado en los portafolios de los fondos long-only, así como sometido a posiciones cortas en los hedge funds
  • Cualquier recorte sería una oportunidad de compra

El oro ha subido un 10,5% este año, y un 11,9% desde sus mínimos de diciembre de  2013, tras el anuncio de la Reserva Federal sobre el tapering.

Los portfolio managers Bradley George – director de Commodities y Recursos Básicos- y Scott Winship –estrategia Global Gold -, de Investec Asset Management, responden a algunas preguntas sobre la reciente recuperación del oro y de las compañías del sector oro.

¿Qué ha motivado este rally en el precio del oro?

Creemos que el precio del oro se ha recuperado debido a:

  • El inicio del tapering y su anuncio, de una forma orquestada para mantener un entorno de mercado estable.
  • El parón en las salidas de flujos de los ETFs. Ahora existen 56moz en ETFs de oro globales y estamos empezando a ver pequeños flujos de entrada.
  • La demanda física de oro continúa siendo fuerte en China, el mayor país consumidor de oro del mundo.
  • Un artículo publicado en Financial Times el 11 de febrero de 2014, firmado por Simon Rabinovitch que se titulaba “El gap de 500 toneladas de oro en China alimenta los rumores de acumulación de inventarios”, ha causado un vivo interés del mercado.
  • Hay rumores de que India podría relajar los impuestos de importación de oro implementados en 2013 (en la actualidad alcanzan el 15%) ante la evidencia de que las transacciones se están llevando a cabo en mercados no oficiales.
  • El tipo de interés del bono del Tesoro americano a 10 años ha descendido hasta el 2,7% desde el 3% en que empezó 2014. Como muestra el siguiente gráfico, la dislocación entre las tasas reales y el precio del oro sigue siendo extrema.

 

  • Los datos macro en EE.UU. de enero y febrero han decepcionado. La creación de empleo, el ISM manufacturero, las ventas minoristas y la producción industrial, han publicado cifras pobres en relación con lo esperado. La excusa obvia es el clima, por lo que tendremos que esperar y ver cómo evolucionan los datos en los próximos meses y ver si realmente se pueda culpar a los temporales de nieve y hielo de la ralentización económica sufrida durante los últimos meses. Ante las altas expectativas para la economía de EE.UU. para 2014 por parte de la gran mayoría de los analistas, los buenos datos deberán materializarse.
  • La debilidad del dólar estadounidense también ha contribuido a impulsar el precio del oro.
  • El metal precioso ha estado estructuralmente infraponderado en los portafolios de los fondos long-only, así como sometido a posiciones cortas en los hedge funds. Definitivamente, estamos viendo una cierta cobertura de estas posiciones.

¿Cómo se están comportanto las acciones del sector oro?

Las acciones del sector oro por fin están mostrando cierta beta ante esta subida del precio del oro. Las acciones del sector oro acumulan en lo que va de año un alza del 23%, que implica multiplicar por algo más de 2 veces el comportamiento del precio del metal, por encima de la beta media de 1.3-1.5 que hemos visto recientemente. Puesto que los valores parten de una situación infravalorada, hay hueco para mejorar. En aquellos valores en los que veíamos un potencial de revalorización del 30%-40%, ahora estimamos un 15%-20%, por lo que creemos que todavía queda potencial.

Estamos en temporada de presentación de resultados del cuarto trimestre y la mayor parte de las compañías del sector están cumpliendo con lo estimado y anunciando objetivos de crecimiento positivos. Los objetivos de producción están más o menos en línea con lo estimado, pero las expectativas de costes son mejores. Un entorno favorable del mercado de divisas y los recortes de costes han ayudado a mejorar las perspectivas de beneficios. La disciplina de gestión del capital también es mucho mejor de lo que era antes.

¿Es un buen momento para invertir en oro?

El movimiento del mercado, gracias a los factores a favor enumerados, ha sido rápido. Nos hemos situado en un precio de 1.335 dólares la onza en una subida recta, por lo que existen argumentos para prever una pausa o una reflexión/corrección. Pero desde el punto de vista técnico el precio del oro ha roto resistencias (ver gráfico) y tiene espacio para seguir subiendo. Creemos que cualquier recorte sería una oportunidad de compra.

Históricamente, el oro ha proporcionado diversificación y protección contra la inflación. Creemos que sigue haciéndolo. Desde nuestro punto de vista la recuperación económica se sustenta sobre un equilibrio precario y todavía persisten problemas de endeudamiento con su riesgo asociado. En particular, destacaríamos la persistencia de un precio del crudo particularmente alto. Creemos que llegará un momento en el que la economía global se percibirá de forma más sombría. Además, la anomalía en la valoración de las acciones del sector oro rara vez ha ofrecido una oportunidad mejor. El breve rally que han experimentado estos valores apenas se percibe en el gráfico que sigue, en el que se muestra la valoración de las acciones del sector oro en relación al precio del metal.

 

Creemos que las compañías del sector oro que sean disciplinadas con su capital y se centren en hacer crecer su producción de forma rentable se verán recompensadas en el largo plazo. Seguimos invirtiendo en este tipo de empresas, con aproximadamente 30 valores de alta convicción en los portafolios de la estrategia Global Gold de Investec. Estos portafolios se caracterizan además por incluir posiciones en ETFs físicos de platino y paladio que no solo proporcionan una mayor diversificación a la cartera sino que además están respaldados por sólidos fundamentales ante el déficit de oferta existente.

menu
menu