Última actualización: 14:24 / Lunes, 20 de Mayo de 2019
Matthews Asia

La inversión value en la era digital

La inversión value en la era digital
Foto: chaitawat / CC-BY-SA-2.0, Flickr
  • Beini Zhou, gestor de carteras de Matthews Asia discute como su versión de los principios de inversión value, probados a lo largo del tiempo, pueden ser aplicados en los mercados actuales
  • En Matthews Asia definen la inversión value como la búsqueda de empresas cuyas acciones están cotizando con un descuento de al menos el 30% con respecto a los estimados de su valor intrínseco
  • Buscan empresas cuyo valor intrínseco ofrece un potencial de crecimiento sostenible en el largo plazo
Por Funds Society

La inversión value a nivel global ha sido declarada prácticamente muerta en los últimos años por diferentes razones, incluyendo entre ellas la falta de exposición a empresas tecnológicas. Sin embargo, en Matthews Asia creen que a inversión value sigue viva y en buena forma, al menos el tipo de inversión value que la gestora lleva en práctica.

En Matthews Asia definen la inversión value como la búsqueda de empresas cuyas acciones están cotizando con un descuento de al menos el 30% con respecto a los estimados de su valor intrínseco. Y lo que es más importante, buscan empresas cuyo valor intrínseco ofrece un potencial de crecimiento sostenible en el largo plazo. Así, el fondo Matthews Asia Value cumplió recientemente tres años el 30 de noviembre de 2018. Al analizar los hitos futuros, Matthews Asia reflexiona sobre cómo abrazar los principios de la inversión value, cuya efectividad ha sido probada en el tiempo, en la era digital actual.

La gestión activa puede generar alfa

El mercado asiático excluyendo Japón ofrece una abundante oferta de acciones infravaloradas. Muchas, sin embargo, están infravaloradas por los motivos correctos. Puede ocurrir que el negocio no haya tenido crecimiento y no tenga perspectivas de crecer, puede ser que el gobierno corporativo sea muy escaso, puede ser que los directivos de la empresa sean personajes cuestionables o tengan un pasado sombrío, la cualidad del negocio puede ser mediocre o sus números financieros pueden parecer demasiado buenos para ser verdad.

“Hace unos años, Matthews Asia encontró una empresa china especializada en productos químicos con un ratio P/E de un solo dígito, incluso aunque todos los números, incluidos el análisis cuantitativo y cualitativo, dieron una buena cifra. Pasamos simplemente por el hecho de que no nos sentimos cómodos con el margen operativo de la empresa de casi un 60%. La acción dejo de cotizar en la bolsa local en la que estaba listada por unas sospechas de posible fraude”, comenta Beini Zhou, gestor de carteras para Matthews Asia.    

“Con una economía y unos mercados menos desarrollados, Asía está llena de minas antipersona si uno invierte ciegamente en empresas solo teniendo en cuenta cuales ofrecen unas estadísticas baratas. Como gestores activos, creemos que la calidad del negocio y de sus directivos debería ser considerada como el primer y el más importante factor en una estrategia de inversión value en Asia, mucho más que cuando se invierte en Estados Unidos o Europa. En Matthews Asia investigamos en profundidad las empresas en las que invertimos desde un enfoque bottom-up”, añade.  

El enfoque de Matthews Asia incluye varios puntos fundamentales:

  • Estudiar los mejores negocios y organizaciones en cada sector. Esto les ayuda a establecer un punto de referencia cuando evalúan otro negocio dentro del mismo sector.
  • No solo leer los números, sino también a las personas. El jockey es por lo general tan importante como el caballo. Cuando Matthews Asia se entrevista con el fundador de una empresa en Asia, los números son secundarios. Utilizan la primera hora de su reunión de contacto para preguntar sobre la historia, la cultura y el ADN de a organización.
  • Construyendo un puzle mental de oportunidades globales y juntando las piezas. Estos puzles incluyen piezas que pueden incluir cadenas globales de suministro, clientes y competidores globales. Un enfoque exclusivamente asiático no es suficiente a pesar de que Matthews Asia se centre en invertir en la región.

Completar las etapas anteriores permite conectar los diferentes puntos y hacer mejores preguntas. Como en muchas otras veces en la vida, preguntar las preguntas adecuadas hace que se pueda ganar lla mitad de la batalla. El proceso de inversión de Matthews Asia, como cabría imaginar, tiene más parte de arte que de ciencia. Y es precisamente la ejecución continuada y metódica de este proceso que distingue a Matthews Asia de sus competidores.

La tecnología se une a la mezcla

Hace una década, las empresas de energía dominaban los mercados de renta variable. Las cuatro mayores empresas por capitalización bursátil en 2008 eran Exxon Mobil, PetroChina, Gazprom y Petrobras. Hoy en día, las mayores empresas cotizadas se centran en tecnología de la información y en los servicios de comunicación. Estos gigantes tecnológicos incluyen Microsoft, Apple, Amazon y Alphabet. En Matthews Asia no contemplan el sector tecnológico como un sector separado, sino que lo consideran como parte del tejido subyacente que ahora sostiene a cada industria en la que se pueda pensar. La tecnología ubicua y está generalizada. Cuando se trata de invertir en estilo value en Asia, la definición de Matthews Asia de inversión value puede ser una herramienta útil a la hora de evaluar empresas de tecnología.

“Mi experiencia en el campo de computación y tecnología me ayudan a profundizar en el conjunto de oportunidades que se presentan y separar la realidad de las modas. Ya que estudiamos las principales compañías tecnológicas en Asia en la actualidad, hemos establecido un precio de compra para cada uno. Como inversores acérrimos en el estilo value, nuestro enfoque para invertir en acciones tecnológicas implica paciencia y oportunidad, esperando a que el precio por acción se sitúe por debajo de nuestro precio de compra. De hecho, hemos comprado participaciones en las grandes empresas tecnológicas en el fondo Matthews Asia Value en ratios P/E entorno a los 15x e inferiores, mientras que seguimos valuando de forma conservadora un negocio digital no por encima un múltiplo P/E de 25x. No podemos hacerlo a diario o cada año, pero de vez en cuando estas oportunidades se presentan. Necesitamos tener hechos los deberes y estar listos para lanzarnos”, concluye Beini Zhou.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario