Última actualización: 13:47 / Jueves, 20 de Junio de 2019
Janus Henderson Investors

Renta variable china: ¿podría producirse este año la tan necesaria reorganización?

Foto: Charlie Awdry, gestor de carteras de renta variable china en Janus Henderson Investors / Foto cedida
  • Los factores macroeconómicos fueron los principales motores de los mercados chinos de renta variable en 2018
  • Dada la gran relevancia de varios acontecimientos globales, Janus Henderson Investors espera que sigan siéndolo durante 2019
  • En Janus Henderson Investors están muy atentos a la evolución de las crecientes fricciones comerciales entre Estados Unidos y China y a la correspondiente reacción del gigante asiático
  • Ahora mismo no contamos con participaciones en bancos chinos porque, con las reformas y presiones normativas del sector, es posible que se conviertan en una trampa de valor
Por Funds Society

Dadas las grandes oportunidades que se plantean para los inversores activos, los mercados chinos de renta variable serán de todo menos aburridos este 2019, según la opinión de Charlie Awdry, gestor de carteras de renta variable china en Janus Henderson Investors.

¿Cuáles son los temas clave que podrían definir los mercados este año?

Los factores macroeconómicos fueron los principales motores de los mercados chinos de renta variable en 2018 y, dada la gran relevancia de varios acontecimientos globales, esperamos que sigan siéndolo durante 2019.

En primer lugar, el inicio de los ajustes cuantitativos* y las subidas de tipos de interés en Estados Unidos han provocado una escasez de dólares en los mercados emergentes y una debilidad mucho mayor de sus divisas. Por su parte, China tiene un gobierno más fuerte que muchos otros mercados emergentes.

Al descender el superávit comercial, podemos esperar que se produzca una mayor volatilidad en las divisas que la observada en el pasado. En segundo lugar, estamos muy atentos a la evolución de las crecientes fricciones comerciales entre Estados Unidos y China y a la correspondiente reacción del gigante asiático. Este año empezaremos a notar el impacto de la guerra comercial en las cadenas de suministro globales. Las relaciones internacionales están empezando a evolucionar rápidamente: a principios de 2018 no se nos habría ocurrido predecir una visita oficial a Pekín del presidente japonés Abe.

¿Dónde ve las oportunidades y riesgos más significativos en su clase de activos?

Un aspecto importante para nosotros como selectores de valores es que las acciones de muchos delos sectores que se consideran característicos del crecimiento (como son Internet, la asistenciasanitaria y el consumo) han vuelto a niveles asequibles de “crecimiento a precios razonables”. Porello, tanto las áreas de crecimiento como las de valor del mercado están ofreciendo oportunidades.

Lamentablemente, esto se debe a que los ánimos se han vuelto más pesimistas según ha avanzadoel año, si bien es cierto que las perspectivas a medio plazo son positivas por el impulso de laurbanización, el aumento de los ingresos y de los cambios sociales.

Pese a que el interés de los inversores extranjeros en las acciones cotizadas de clase “A” deShanghái y Shenzhen aumentó tras su inclusión en los índices MSCI**, 2018 fue un mal año paraestos mercados. A finales de año la confianza nacional estaba floja y la aversión por el riesgo estabatan alta que las tasas de descuento implícitas del mercado (la rentabilidad que exigen los inversorespara que les compense invertir en él) eran muy elevadas. Este puede ser un buen momento paraañadir exposición como inversores a largo plazo, pese a lo incómodo que pudiera parecer.

Ahora mismo no contamos con participaciones en bancos chinos porque, con las reformas ypresiones normativas del sector, es posible que se conviertan en una trampa de valor. Tambiénestamos evitando a las empresas con deuda en dólares estadounidenses, por ejemplo, las compañías del sectorinmobiliario chinas.Quizá este año veamos cómo secan los canales de financiación de muchas de estas empresas y seproduce, por fin, la fase de consolidación que tan necesaria nos parece. Esto resultaría problemáticopara las acciones de los bancos, lo que refuerza aún más nuestra opinión sobre este sector.

¿Cómo han modificado sus experiencias en 2018 su enfoque o sus perspectivas para 2019?

No hemos realizado cambio alguno en nuestro planteamiento de inversión, que lleva ya muchos añosdemostrando su validez. Lo que hemos hecho ha sido añadir otro año de experiencia y algo más desabiduría para tomar decisiones aún mejores en el futuro. Somos conscientes de lo inconsistentes yextremos que pueden ser los ánimos de los inversores en China: las acciones de clase “H” de estepaís arrancaron en enero de 2018 con 17 días consecutivos de subidas. Quienes invierten en Chinadeberán tener paciencia, persistencia, tenacidad… ¡y energía!

 

*El ajuste cuantitativo es lo contrario de la flexibilización cuantitativa, por el que los bancos centrales emplean política monetaria contractiva para reducir la cantidad de liquidez existente en la economía.

**Un índice MSCI es una métrica internacional del rendimiento de los mercados de valores en un área concreta. MSCI son las siglas de Morgan Stanley Capital International.

Información importante:

Este documento recoge las opiniones expresadas por el autor en el momento de su publicación y podrían ser diferentes de las de otras personas/equipos de Janus Henderson Investors. Los sectores, los índices, los fondos y los valores que se mencionan en este artículo no constituyen ni forman parte de ninguna oferta o invitación para comprarlos o venderlos.

Las rentabilidades pasadas no son garantía de rentabilidades futuras. El valor de las inversiones y las rentas derivadas de las mismas pueden disminuir o aumentar y es posible que los inversores no recuperen la cantidad invertida en un principio.

La información presentada aquí no representa un asesoramiento de inversión o una recomendación. Con fines promocionales.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario