Última actualización: 14:24 / Lunes, 20 de Mayo de 2019
Janus Henderson Investors

Los dividendos mundiales cierran 2018 marcando un nuevo récord y 2019 traerá consigo más crecimiento

Los dividendos mundiales cierran 2018 con una nueva cota récord y 2019 traerá consigo más crecimiento
Foto: Jayneandd / CC-BY-SA-2.0, Flickr
  • Nueve de cada diez empresas en todo el mundo aumentaron sus repartos o los mantuvieron en el mismo nivel
  • Los mercados emergentes, Norteamérica y Japón fueron las regiones que registraron un mayor crecimiento, mientras que Europa se quedó rezagada
  • Janus Henderson prevé un crecimiento de los dividendos del 3,3% en 2019, hasta los 1,414 billones de dólares, el equivalente a un incremento subyacente del 5,1%
Por Funds Society

En el cuarto trimestre de 2018, los dividendos mundiales crecieron un 9,3% en base general, alcanzando los 1,37 billones de dólares, una cifra récord que superó las previsiones. El último trimestre del año se caracterizó por su solidez y no se vio afectado por el aumento de la volatilidad en las plazas financieras de todo el mundo. En base subyacente, el parámetro que prefiere Janus Henderson para cuantificar el crecimiento, este nivel equivale a un aumento del 8,5%, el mejor comportamiento desde 2015 y por encima de la media a largo plazo del 5% - 7%. Casi nueve de cada diez empresas en todo el mundo elevaron o mantuvieron su retribución al accionista.

Estos datos se desprenden del último Janus Henderson Global Dividend Index, un estudio a largo plazo sobre las tendencias que presentan los dividendos a escala mundial y que mide los avances realizados por las empresas globales en la distribución de dividendos a sus inversores tomando como base el año 2009 (valor 100 en el índice). El Janus Henderson Global Dividend Index cerró 2018 con un nuevo máximo de 187,3 puntos, lo que refleja una expansión de casi un 90% en los dividendos mundiales desde su año base.

En general, la remuneración al accionista clausuró el año por delante de las expectativas de Janus Henderson: los mercados emergentes, Japón y Norteamérica se anotaron un férreo comportamiento, mientras que Europa quedó rezagada. Japón, Norteamérica, Europa y Asia-Pacífico alcanzaron unos niveles récord de repartos, junto con casi un tercio de los países individuales que componen el índice. Los recortes de impuestos en Estados Unidos y las tendencias de normalización de los repartos en los sectores bancario, minero y petrolero contribuyeron a generar un crecimiento acelerado de las distribuciones durante el año.

Datos destacados:

  • Los dividendos mundiales protagonizaron un crecimiento del 9,3% hasta un nivel récord de 1,37 billones de dólares, el equivalente a un crecimiento subyacente del 8,5%: el mejor comportamiento desde 2015
  • Nueve de cada diez empresas en todo el mundo aumentaron sus repartos o los mantuvieron en el mismo nivel
  • Trece países distribuyeron unos dividendos récord, incluidos Japón, Estados Unidos, Canadá, Alemania y Rusia
  • Los mercados emergentes, Norteamérica y Japón fueron las regiones que registraron un mayor crecimiento, mientras que Europa se quedó rezagada
  • Los repartos en los sectores de banca y minería aumentaron con fuerza, mientras que el de telecomunicaciones fue el que menores distribuciones realizó
  • Janus Henderson prevé un crecimiento de los dividendos del 3,3% en 2019, hasta los 1,414 billones de dólares, el equivalente a un incremento subyacente del 5,1%

En el cuarto trimestre, el crecimiento general de los dividendos se situó en el 8,3%, hasta un total de 272.900 millones de dólares: un nivel récord para este periodo del año. En tasa subyacente, estos avanzaron un 8,0%, gracias a un positivo final de año en Rusia, Japón, Estados Unidos y Canadá.
En el cuarto trimestre, el crecimiento general de los dividendos se situó en el 8,3%, hasta un total de 272.900 millones de dólares: un nivel récord para este periodo del año.

El crecimiento subyacente fue del 8,0%. El Janus Henderson Global Dividend Index cerró el año con un nuevo récord de 187,3, lo que conlleva que las empresas mundiales remuneraron a sus accionistas 638.000 millones de dólares más en 2018 que en 2009 - la primera vez que se configuró el índice-, una impresionante diferencia.

Los dividendos estadounidenses, en un nivel récord de 468.900 millones de dólares, protagonizaron un crecimiento del 7,8% en base subyacente en 2018, impulsado por los sectores bancario, sanitario y tecnológico. Solo una de cada 25 empresas estadounidenses recortó sus dividendos. Canadá registró una evolución incluso más sólida, gracias, en concreto, a las firmas petroleras y los bancos, y protagonizó el crecimiento de dividendos más rápido de entre los principales países desarrollados.

Japón se situó en segundo lugar en términos de rapidez del crecimiento, gracias a unos mayores beneficios empresariales y a la ampliación de las ratios de reparto. La remuneración al accionista aumentó de forma más moderada en Europa: un 5,4% en base subyacente. Los repartos en esta región se vieron contenidos por el lento crecimiento de Suiza y por el importante recorte en la distribución de Anheuser Busch en Bélgica. No obstante, no fue un año negativo, dado que nueve de cada diez empresas europeas aumentaron su reparto de dividendos. Alemania destacó, y Francia, España e Italia también mostraron una evolución positiva.

El crecimiento general se benefició considerablemente de unos efectos cambiarios positivos a principios del año. Australia fue el país con menor crecimiento del continente asiático en 2018. Los dividendos australianos dependen en gran medida de los bancos, que ya presentan unas ratios de reparto elevadas y acusan un crecimiento reducido en sus beneficios, mientras que el operador de telecomunicaciones Telstra recortó sus distribuciones drásticamente en un intento por preservar su nivel de liquidez. Los dividendos australianos crecieron solo un 0,9% interanual. Otros países de la región registraron un comportamiento muy superior, y en Corea del Sur, Samsung pasó a formar parte de las 20 empresas más importantes en términos de distribución de dividendos por primera vez. Hace cuatro años, no se situaba ni siquiera entre las primeras 100.

Tras un primer trimestre anémico, los dividendos de los mercados emergentes se recuperaron con fuerza durante el resto del año. En 2018 en su conjunto, la retribución al accionista en esta región aumentó un 15,9% en base subyacente. Rusia fue el país que más contribuyó a este crecimiento y registró unos repartos récord. Los dividendos también crecieron con fuerza en China.

A escala global, el minero fue el sector que se anotó el mayor crecimiento durante el ejercicio pasado, dado que las compañías restablecieron sus repartos e impulsaron especialmente al mercado británico, donde cotizan muchas de ellas. La remuneración al accionista entre los bancos, que conforman el sector que distribuye los dividendos más abultados, creció un 13,6% en base subyacente, mientras que en el sector petrolero aumentó un 15,4%.

El sector de telecomunicaciones fue el más rezagado en lo que a repartos se refiere, dado que los dividendos mostraron una evolución plana o a la baja en la mitad de los países de nuestro índice. Janus Henderson prevé un crecimiento subyacente del 5,1% en 2019, lo que se traduce en un incremento del 3,3% en base general, siempre y cuando los tipos de cambio se mantengan en los niveles actuales a lo largo de todo el año. Esto implica que este año las empresas de todo el mundo abonarán a sus accionistas 1,414 billones de dólares.

“A pesar de las condiciones más complejas de los mercados bursátiles, los inversores pueden confiar en la capacidad de las empresas de todo el mundo para seguir generando rentas para sus accionistas. Los rendimientos muestran niveles muy atractivos en muchas regiones, y el crecimiento de los dividendos, del 8,5%, se sitúa por encima de la tendencia a largo plazo.

Esta solidez responde a una serie de factores, como la normalización del reparto de dividendos por parte de las empresas en los sectores minero, petrolero y bancario tras un periodo de dividendos reducidos o nulos, mientras que algunas de las firmas tecnológicas de mayor relevancia están adoptando de forma creciente una cultura de remuneración al accionista.

Por supuesto, el efecto de los recortes fiscales en Estados Unidos también ha impulsado los dividendos en el país. Esperamos que el crecimiento de los dividendos de este año concuerde más con la tendencia a largo plazo. Las previsiones de beneficios empresariales han caído, dado que las perspectivas económicas mundiales se han revisado a la baja, si bien buena parte de los analistas sigue esperando que las empresas registren un crecimiento de los beneficios positivo en 2019. En cualquier caso, los dividendos son mucho menos volátiles que los beneficios, por lo que nuestras perspectivas para los inversores centrados en la percepción de rentas siguen siendo optimistas”, comentó Ben Lofthouse, responsable de Global Equity Income en Janus Henderson.

Puede acceder al informe completo a través del siguiente enlace.

 

 

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario