Última actualización: 13:47 / Jueves, 20 de Junio de 2019
Según Janus Henderson

El sólido crecimiento de los beneficios atempera los temores recesivos

El sólido crecimiento de los beneficios atempera los temores recesivos
Foto: borosjuli
  • Al utilizar la rentabilidad corporativa como indicador, los expertos de Janus Henderson ven indicios de que la expansión actual de Estados Unidos todavía tiene recorrido
  • Los valores con un menor vencimiento se han mostrado comprensiblemente más sensibles a las nueve subidas de tipos ejecutadas por la Fed durante este ciclo de endurecimiento
  • En el caso de los bonos, desde Janus Henderson creen que el enfoque actual debería estar en la calidad, especialmente dada la extensión del ciclo crediticio
Por Funds Society

Las expansiones económicas no duran para siempre, y debido a los resultados recientes de los llamados ‘softer data’, que engloban diversas encuestas del sentimiento inversor, junto con la extensión prolongada del ciclo económico actual, algunos inversores se preparan para una pronunciada desaceleración, o lo que es peor, una recesión. Así, George Marris, co responsable de renta variable para la región Américas de Janus Henderson Investors, y Nick Maroutsos, co responsable de Global Bonds de la gestora, explican como una preocupación excesiva sobre la curva de tipos de interés estadounidense puede ocultar señales positivas por parte del sector corporativo.       

Si bien en Janus Henderson están pendientes del desarrollo de los acontecimientos y creen que los inversores siempre deben estar preparados para enfrentar condiciones desfavorables, también tienen dudas de que la reciente serie de datos más débiles augure un periodo inminente de crecimiento negativo. Si no que más bien, al utilizar la rentabilidad corporativa como indicador, los expertos de Janus Henderson ven indicios de que la expansión actual de Estados Unidos todavía tiene recorrido, aunque a un ritmo más lento que el registrado durante gran parte de los dos últimos años.

Concurrencia de nubes, pero no nubes de tormenta

En ese sentido, el crecimiento del PIB estadounidense se enfrío hasta alcanzar un 2,6% en el cuarto trimestre, comparado con el 3,4% del periodo anterior, haciendo eco de la debilidad mostrada en las encuestas del sector manufacturero y de servicios en las encuestas del tercer trimestre de 2018. La debilidad en estos segmentos de la economía, junto con la ausencia de una inflación acelerada está, en parte, detrás de la postura cada vez más acomodaticia tomada por la Fed. Citando estas preocupaciones, el banco central rebajó sus expectativas con respecto a las subidas de tipos de interés en 2019 y más recientemente hizo mención que era probable que recortara el programa de reducción de su balance contable. La combinación de estos desarrollos implica que la Reserva Federal de Estados Unidos está preocupada.

¿Qué pasa en realidad con la inversión de la curva?

Los sectores pesimistas del mercado también están señalando la inversión que ha tenido lugar en la parte corta de la curva de rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense. Históricamente, una inversión puede señalar que una recesión se está gestando. Si bien los expertos de Janus Henderson reconocen que un menor crecimiento y una inflación moderada están ejerciendo presión a la baja sobre la parte larga de la curva de rendimientos del Tesoro, también creen que un factor clave en está suave inversión, que hasta ahora solo se ha producido entre los valores de corto y mediano plazo, es el programa de normalización de tipos de interés por parte de la Fed. Los valores con un menor vencimiento se han mostrado comprensiblemente más sensibles a las nueve subidas de tipos ejecutadas por la Fed durante este ciclo de endurecimiento.  

Gráfico 1: La inversión en la parte corta de la curva de rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense

En ese sentido, Janus Henderson observa la inversión de la curva como un “factor técnico del mercado”, en la medida en que se debe en gran parte a la disminución de la influencia de la Fed en el mercado de bonos del Tesoro. Además, si bien una inversión puede indicar una recesión inminente, la llegada exacta del crecimiento negativo es más complicada de precisar. Aún así, el crecimiento global se vio atrapado por el estancamiento y mientras abundan los riesgos geopolíticos como el Brexit, Janus Henderson intenta observar el movimiento de los rendimientos de la parte larga de la curva de los bonos del Tesoro para medir cualquier incremento en la preferencia del mercado por la seguridad. 

Contra punto: los beneficios corporativos

Mientras que existen muchas fuerzas que en la actualidad influyen sobre el mercado de bonos, un factor clave en la resiliencia de las acciones ha sido la continua habilidad de las corporaciones para generar beneficios. Un sólido rendimiento corporativo, según la opinión de Janus Henderson, es un factor que ha sido pasado por alto por algunos participantes del mercado. Como se ilustra en el gráfico 2, la historia indica que las recesiones raramente ocurren cuando los beneficios empresariales están en trayectoria ascendente.

En los últimos años se ha visto una marcada aceleración en el crecimiento de los beneficios, y mientras se pudiera estar acercando, o se pudiera haber pasado, el pico de la aceleración, el hecho es que las empresas continúan generando beneficios, lo que es interpretado por los expertos de la gestora como una señal positiva.

Mantengan el paraguas a mano

A pesar de que Janus Henderson descarta que haya una posible recesión en el horizonte para el mercado estadounidense, reconocen la presencia de fuerzas que podrían afectar rápidamente a las economías doméstica y global. Por lo tanto, los expertos creen que no es demasiado pronto para que los inversores se preparen para un entorno más desafiante. En relación con la renta variable, uno debería buscar empresas con un modelo de negocio ventajoso ligado a una temática secular que, en la opinión de los gestores, debería impulsar la economía global en los próximos años. Los ejemplos de tales temas van desde la penetración del ‘Internet de las cosas’ y la inteligencia artificial, hasta el auge del consumidor en los mercados emergentes.   

En el caso de los bonos, desde Janus Henderson creen que el enfoque actual debería estar en la calidad, especialmente dada la extensión del ciclo crediticio. En su opinión, los inversores podrían tener un buen desempeño si ponen el énfasis en aquellas compañías con cuyos solidos fundamentales se podrá hacer frente a las obligaciones en un entorno de desaceleración económica y en aquellas empresas que han dado prioridad al desapalancamiento. Con respecto a las tasas de interés, los inversores pueden tomar una visión global, seleccionando valores en países cuyos bancos centrales tengan probabilidades de mantener los tipos de interés estables o que tal vez los bajen. 

Información importante:

Este documento recoge las opiniones expresadas por el autor en el momento de su publicación y podrían ser diferentes de las de otras personas/equipos de Janus Henderson Investors. Cualquier instrumento, fondo, sector e índice citados en este artículo no constituyen ni forman parte de ninguna oferta o solicitud para comprar o vender alguno de ellos.
Las rentabilidades pasadas no son promesa o garantía de rentabilidades futuras. Todas las cifras de rentabilidad incluyen tanto los aumentos de las rentas como las plusvalías y las pérdidas, pero no refleja las comisiones actuales ni otros gastos del fondo.
La información contenida en el presente artículo no constituye una recomendación de inversión. Con fines promocionales.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario