Última actualización: 11:03 / Lunes, 19 Julio 2021
Entrevista con Laura González, Global Head de Wealth Management

Allfunds: “Desembarcamos en Miami con negocio y relaciones de largo plazo ya muy consolidadas”

Imagen
Allfunds: “Desembarcamos en Miami con negocio y relaciones de largo plazo ya muy consolidadas”
  • “[En US offshore] hay hueco para una propuesta de valor global y digital, que venga acompañada de una plataforma multi-divisa y un seguimiento dedicado desde el área de inversiones y productos”
  • “Nuestra puerta está abierta para discutir cualquier preocupación que tenga que ver con la distribución de fondos internacionales”
  • “En más de 20 años de historia, podemos decir con orgullo que somos la única plataforma con presencia en más de 15 países y con un ratio de cierre de oficinas inexistente”

Allfunds, la mayor red de distribución de fondos del mundo, inauguró su primera oficina en Norteamérica en octubre de 2020. Hablamos con Laura González, Global Head de Wealth Management en Allfunds y responsable de liderar esta nueva etapa desde Miami, que servirá como wealtech hub de la distribuidora para el mercado US Offshore.

Allfunds inauguró su oficina en Norteamérica en octubre de 2020. ¿Cómo ha sido alcanzar este hito en el contexto de la pandemia de coronavirus?

Llegar a un nuevo mercado a las puertas de una situación excepcional como la que hemos vivido y con las reuniones presenciales limitadas no es la situación ideal. Puede que tampoco nos ayudara el hecho de que nuestra base de clientes principal en EEUU se componga de bancas privadas, segmento de mercado que sigue siendo altamente relacional. Pero tuvimos la suerte de desembarcar en Miami con negocio y relaciones de largo plazo ya muy consolidadas. Nos gusta llegar a una nueva plaza con una cartera robusta y la seguridad de que hemos llegado para quedarnos.

Si US offshore hubiera sido una página en blanco, la lectura de la pandemia habría sido otra.

Se incorporó a Allfunds en 2011 y, desde entonces, ha adquirido un amplio conocimiento sobre el mercado US offshore tras haber trabajado varios años con el mercado de América Latina. ¿Qué es lo que más le entusiama del reto de dirigir la oficina de Miami?

Nada puede compararse a la emoción de abrir un nuevo mercado. Y cuantas más barreras de entrada haya en ese nuevo mercado, más emoción.

Cuando nos animamos con Brasil, muchos nos decían que no lo íbamos a conseguir. En aquel momento, nos estábamos empeñando en entrar en un mercado con una historia de tipos de interés de doble dígito, muy poco permeable a la inversión internacional, un gran número de gestoras locales con talento y muchas historias de fracaso en cuanto a desembarco de firmas extranjeras. Pero sucedió lo inesperado y, antes de tener la oficina, ya teníamos el mercado.

A veces ir contracorriente paga y estoy convencida de que vamos a repetir esa misma historia de éxito en US. Con la diferencia de que aquí la dimensión es otra y existe un tejido de banca privada offshore muy fuerte a la que acompañan los flujos, la seguridad jurídica, la libertad empresarial y otros muchos factores que difieren de otras plazas.

La oficina de Miami servirá como wealtech hub de Allfunds para el mercado US Offshore. En su compromiso con el mercado norteamericano, ¿qué pueden esperar de Allfunds los clientes de la región?

Estoy convencida de que nuestra propuesta de valor digital tiene cabida aquí. Tendemos a pensar que US es el hotspot de las WealthTechs pero cuando empiezas a pensar en este tipo de firmas pero especializadas en fondos internacionales, la lista de candidatos comienza a estrecharse hasta ser prácticamente inexistente. No basta con tener la última tecnología en marcha. Hay que adaptarla a todas las tendencias y best practices que afectan a nuestra industria y todos sabemos que la regulación ha hecho de la distribución de fondos internacionales un desafío multi-jurisdiccional.

No sirve de nada tener un front-end digital o un robo advisor punteros si no eres capaz de ayudar a tus clientes en la selección de producto o clase de acción óptima para su cliente final, en la identificación de riesgos fiduciarios o de liquidez y un largo etcéteras de factores que ha hecho que los profesionales de nuestra industria tengan una carga de trabajo sin precedentes. En US ya tenemos la regulación del Best Interest que nos recuerda mucho al espíritu europeo de Mifid a partir del cual todo tiene que redundar en el interés del cliente.

Como mayor red de distribución de fondos del mundo, ¿cuáles son para Allfunds las principales prioridades a tener en cuenta en el ámbito offshore estadounidense?

Creemos que sigue habiendo ineficiencias en el mercado US offshore. Quizá porque el volumen doméstico es tal, que muchos jugadores consideran el offshore una actividad residual, aunque los números no sean nada desdeñables. Es comprensible porque, como casi todo en la vida, “this is a game of scale”. Pero nuestra llegada tiene mucho que ver con este escenario. Hasta en los mercados más eficientes hay áreas de ineficiencia y pensamos que aquí queda trabajo en este sentido. Hay hueco para una propuesta de valor global y digital, que venga acompañada de una plataforma multi-divisa y un seguimiento dedicado desde el área de inversiones y productos.

Allfunds impulsó recientemente el lanzamiento de nuevas soluciones relacionadas con blockchain, y también mejoró su ecosistema digital Connect con una oferta ESG sin precedentes. ¿Algún nuevo producto o servicio adaptado a los Estados Unidos que pueda revelar brevemente?

Los nuevos lanzamientos que comentas tienen su espacio aquí porque intentamos que nuestras soluciones estén en línea con las tendencias de todos los mercados en los que tenemos presencia. Esta es una de las razones por las que tenemos oficinas locales en 16 países y soluciones a medida para el mercado mexicano, brasileño, asiático etc.… Tener una visión “euro centrista” del mundo nos habría llevado a tener pocos clientes fuera de Europa o a tenerlos pero mal atendidos. El mercado americano no va a ser una excepción a este proceso de adaptación. Si la intermediación de fondos en tecnología blockchain trae mejoras a la industria, estaremos encantados de intentar ponerla a disposición del mercado.

En ocasiones, puede que suceda que nuestros productos se hayan incubado en mercados donde la regulación es más exigente y acaben siendo demasiado sofisticados para mercados donde el offshore es embrionario, pero ese camino y no el inverso, es relativamente sencillo.

¿Cuáles son las perspectivas de Allfunds para el próximo año en Estados Unidos?

Estamos literalmente arrancando en lo que a estructura se refiere, por lo que tenemos el interesante desafío de construir un equipo que se una al proyecto a largo plazo. La historia de nuestra empresa es la historia de un equipo que siente los colores y ha visto esta compañía crecer exponencialmente, expandirse globalmente, salir a bolsa… Es importante que quienes se unan en este momento quizá algo más maduro tengan esa misma pasión, tan importante para marcar la diferencia.

Desde el punto de vista del negocio, estamos muy tranquilos. Hemos hecho un gran año en US a pesar de la pandemia y, aunque el pipeline sea un ejercicio predictivo sobre el que no se puede hablar, si que puedo compartir con vosotros que nos da una dosis de tranquilidad extraordinaria. Los números nos han acompañado, a pesar del Covid, y lo mejor está por venir.

Miami es la decimoquinta oficina local de Allfunds. ¿Veremos pronto una mayor expansión de la empresa a escala global?

En más de 20 años de historia, podemos decir con orgullo que somos la única plataforma con presencia en más de 15 países y con un ratio de cierre de oficinas inexistente. Nos gusta llegar con humildad y hacer un trabajo de hormiga que nos permita quedarnos toda una vida en cada mercado.

Para terminar, ¿hay algo más que quiera compartir con nuestros lectores?

Sin duda. Que nuestra puerta está abierta para discutir cualquier preocupación que tenga que ver con la distribución de fondos internacionales. Tenemos la experiencia y el track record necesarios para ayudar a la industria con este tipo de desafíos. Esta labor educacional en mercados donde el offshore es más incipiente, nos llena de ilusión.

menu