Última actualización: 14:36 / Miércoles, 19 de Junio de 2019
A los 89 años

Muere John Bogle, el inventor de los fondos índice y fundador de Vanguard

Muere John Bogle, el inventor de los fondos índice y fundador de Vanguard
John Bogle, fundador de Vanguard y padre de los fondos low cost, murió ayer a los 89 años. / Wikimedia Commons
  • Entre sus logros en esta industria se encuentra el haber propuesto el paradigma de la gestión pasiva y la reducción de los costes en los fondos
  • John Bogle se inspiró en el barco que tripulaba el comandante Nelson en la batalla del Nilo para poner el nombre de Vanguard a su gestora, fundada en 1974
  • Comenzó su carrera en 1951 en Wellington Management Company después de graduarse magna cum laude en economía en la Universidad de Princeton
  • Buffett, a Bogle, en una de sus juntas de accionistas: "Ante ustedes está posiblemente la persona más influyente del siglo XX en el mundo de la inversión. Ha contribuido a ahorrar decenas de miles de millones en comisiones a los inversores de todo el mundo y lo ha hecho de forma altruista"
  • Buckley, CEO de Vanguard: "Jack Bogle tuvo un impacto no solo en toda la industria de la inversión, sino también en las vidas de innumerables personas que ahorran para su futuro o para el futuro de sus hijos"
  • Larry Fink (CEO de BlackRock): “Jack Bogle transformó el mundo de la inversión a través de su clara visión de futuro y su implacable apoyo a los inversores particulares. Su enfoque ejerció una enorme influencia en mí"
Por Alicia Miguel Serrano , Madrid
Por Beatriz Zúñiga
Por Ana Llorens , Madrid

La gestión pasiva está hoy de luto. A los 89 años de edad, fallecía ayer John Clifton Bogle, el que podría considerarse el padre de este paradigma de inversión, pues fue el inventor de los fondos índice –idea preliminar para la posterior creación de los ETFs-, y el histórico fundador de Vanguard, la mayor gestora de fondos de inversión low cost del mundo.

Para poner nombre a su gestora, Bogle se inspiró en el barco que tripulaba el comandante Nelson en la batalla del Nilo. Siglos después de los combates, Vanguard es el paradigma de la gestión pasiva y de los fondos índice. Gestiona más de 5 billones de dólares y cuenta con 20 millones de clientes en 170 países.

Martín Huete, cofundador de Finizens, destaca cómo lo que empezó Bogle ha supuesto una verdadera revolución en la industria de gestión de activos…. aunque los orígenes no fueran fáciles. “Todo empezó con un alumno dándole vueltas a la cabeza para encontrar un tema para su tesis de fin de curso en la universidad.  Así decidió analizar el número de gestoras de fondos de inversión que habían conseguido obtener un rendimiento a medio y largo plazo por encima de la media (es decir, un mero índice del mercado).  Se dio cuenta que ni siquiera la cuarta parte habían superado a esta meta”, explica. 

El alumno buscó una explicación, y se dio cuenta de que los costes de los fondos jugaban un papel clave en su incapacidad para batir a los índices: “La idea se quedó en su mente.  Cuando el alumno se incorporó a una gestora de fondos, intentó convencer a sus superiores para lanzar un fondo índice. Rechazaron la idea por ser una “mediocridad” garantizada y ser poco atractivo para los inversores”, explica Huete. Pero, años después, fundó una pequeña gestora con dos empleados para levantar un nueva clase de fondo, el primer fondo índice del mundo.

Aunque al principio fracasó (solo captó un 7% de su objetivo, destaca Huete) y fue bautizado por sus competidores como “la locura de Bogle”, su idea fue calando y ganando adeptos, primero en el mundo académico y luego entre los inversores institucionales y asesores, que vieron pronto resultados. El punto de inflexión llegó, según el experto de Finizens, cuando caló en el inversor particular, “desilusionado con su gestor, antes una “estrella”, que a menudo se estrellaba el año siguiente”.

Lo que fue una locura al principio se ha convertido en un gran éxito entre los ahorradores y expertos, e incluso los gurús de la gestión activa alaban la aportación de Bogle a esta industria. “Como fundador de Vanguard y creador del primer fondo indexado, Bogle ha contribuido a mejorar y revolucionar la industria de la gestión de activos como nadie lo ha hecho. Con 5,1 billones europeos de dólares bajo gestión, Vanguard fue la primera empresa que puso sobre la mesa una verdad escondida: menos costes es más rentabilidad", destaca Unai Ansejo, cofundador y CEO de Indexa Capital.

Un referente para todos

Antonio Banda, fundador de Feelcapital, destaca que fue de hecho el padre de la gestión pasiva: "La gestión pasiva se inició con su idea de que había que bajar los costes. Bogle ha ayudado a cambiar el mundo de la inversión poniendo al alcance de la mayoría de los inversores la posibilidad de invertir en todos los activos. Fue el referente de la globalización”.

Incluso el gurú de la gestión value y activa, Warren Buffet, alabó su labor, llegando a declarar que la mayoría de inversores deberían invertir en fondos índice. Pablo Martínez, responsable de relaciones con inversores en Amiral Gestion, rescata de hecho una anécdota y cita de Buffett que resumen muy bien su legado. Bogle fue invitado por Warren Buffett, el máximo exponente de la gestión activa del mundo, a su Junta General de Accionistas en 2017, que tiene lugar el primer fin de semana de mayo. La invitación de Buffett a Bogle no tenía otra finalidad que la de homenajear al máximo exponente de la gestión pasiva. Las palabras de Buffett resumen de forma magistral la aportación que ha tenido Bogle a la inversión: “Por favor Jack (apodo cariñoso de John), levántate. Ante ustedes está posiblemente la persona más influyente del siglo XX en el mundo de la inversión. Ha contribuido a ahorrar decenas de miles de millones en comisiones a los inversores de todo el mundo y lo ha hecho de forma altruista. Gracias, Jack", destaca el experto.

Fiona Frick, consejera delegada de Unigestion, destaca que “fue uno de los grandes innovadores de la industria en el siglo XX. Creó una forma nueva de pensar sobre el mercado, de sistematizar los riesgos y democratizó la inversión a través de soluciones que seguían un índice de referencia. Una genialidad que ha mantenido hasta los últimos años, en los que ha reflexionado sobre el papel que tiene la gestión pasiva. En este sentido, destacaba que ésta tiene sentido para aprovechar las ineficiencias del mercado, y viceversa. Un tipo de gestión tiene sentido porque existe la otra”, comenta, hablando de gestión activa y pasiva.

Desde la gestora que él mismo fundó, Vanguard, han querido también destacar el estatus que Bogle tenía dentro de la industria, en gran parte debido a esos dos grandes logros. “Jack Bogle tuvo un impacto no solo en toda la industria de la inversión, sino también en las vidas de innumerables personas que ahorran para su futuro o para el futuro de sus hijos. Era un visionario tremendamente inteligente, motivado y con mucho talento cuyas ideas cambiaron completamente la forma en que invertimos. Nos sentimos honrados de continuar su legado de darle a todos los inversores unos rendimientos justos”, ha afirmado Tim Buckley, CEO de Vanguard.

Las alabanzas llegan también desde gestoras que tienen entre su oferta fondos de gestión pasiva. “Jack Bogle transformó el mundo de la inversión a través de su clara visión de futuro y su incansable apoyo a los inversores particulares. Su enfoque ejerció una enorme influencia en mí. Le echaremos de menos, pero su legado será un futuro mejor para millones de personas en todo el mundo”, añade Larry Fink, presidente y CEO de BlackRock.

“John Bogle supuso una figura clave en el mundo de la inversión. Con él nacieron los fondos índices y la gestión pasiva que han dado un acceso a los mercados y a carteras diversificadas a cualquier tipo de ahorrador a un bajo coste. Con él cambió el universo de la gestión y la inversión. A día de hoy, la gestión pasiva es clave en todo el mundo y está en constante evolución y progreso”, destaca Pedro Coelho, director de UBS ETF para Iberia.

Trayectoria profesional

Bogle, residente de Bryn Mawr, PA, comenzó su carrera en 1951 después de graduarse magna cum laude en economía en la Universidad de Princeton. Su tesis principal sobre fondos mutuos llamó la atención de su compañero de Princeton, Walter L. Morgan, quien fundó Wellington Fund, el fondo balanceado más antiguo del país, en 1929 y fue uno de los decanos de la industria de fondos de inversión. Morgan contrató a este ambicioso joven de 22 años para su empresa de gestión con sede en Filadelfia, Wellington Management Company.

Durante aquella etapa, Bogle trabajó en varios departamentos antes de convertirse en asistente del presidente en 1955, el primero de una serie de cargos ejecutivos que ocuparía en Wellington: 1962, vicepresidente administrativo; 1965, vicepresidente ejecutivo; y 1967, presidente. De esta forma, se convirtió en la fuerza impulsora detrás del crecimiento de Wellington en una gama de fondos mutuos después de persuadir a Morgan, a fines de la década de 1950, para iniciar un fondo de renta variable que completase la oferta de Wellington.

En 1967, Bogle lideró la fusión de Wellington Management Company con la firma de inversiones de Boston Thorndike, Doran, Paine & Lewis (TDPL). Siete años después, una disputa administrativa con los directores de TDPL llevó a Bogle a formar Vanguard en septiembre de 1974 para gestionar las funciones administrativas de los fondos de Wellington, mientras que TDPL / Wellington Management retendría los deberes de administración de inversiones y distribución. El Grupo de Empresas de Inversión Vanguard comenzó sus operaciones el 1 de mayo de 1975.

En 1976, Vanguard lanzó el primer fondo índice, First Index Investment Trust, para inversores particulares. Ridiculizado por otros en la industria, el fondo recaudó apenas 11 millones de dólares durante su suscripción inicial. Conocido actualmente como Vanguard 500 Index Fund, se ha convertido en uno de los más grandes de la industria, con más de 441.000 millones de dólares.

En 1977, Bogle y Vanguard volvieron a alejarse de la industria al dejar de comercializar sus fondos a través de corredores, ofreciéndolos directamente a los inversores. De esta forma, Vanguard consiguió un ahorro de cientos de millones de dólares en comisiones de venta a sus clientes.

En 1996, Bogle pasó las riendas de Vanguard a su sucesor, John J. Brennan, quien llevaba en la compañía desde 1982 como su propio asistente. En 1999, dejó la junta directiva de Vanguard y creó el centro de recursos de mercados financieros de Bogle, una empresa respaldada por Vanguard.

Bogle continuó analizando los problemas que afectan a los mercados financieros, fondos de inversión e inversores a través de libros, artículos y discursos públicos, hasta su muerte, ayer.

 

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario