Última actualización: 13:38 / Jueves, 22 de Agosto de 2019
Una tendencia imparable

Finizens: en España, el crecimiento de la gestión pasiva ha sido 10 veces superior al de la activa en la última década

Finizens: en España, el crecimiento de la gestión pasiva ha sido 10 veces superior al de la activa en la última década
Foto: Krysiek / Pixabay CC0 Public Domain
  • El crecimiento acumulado del volumen de activos bajo gestión entre 2008 y 2018 supera el 397%
  • En 10 años, la gestión pasiva prácticamente ha triplicado su cuota de mercado mundial, pasando del 10% al 27% del total
  • La rentabilidad media acumulada ha sido un 76,1% superior a la de la gestión activa en un plazo de 10 años
  • En Europa, el volumen de activos de la gestión pasiva ha crecido un 295% frente al 29% de la gestión activa en el mismo periodo
  • En España, la gestión pasiva posee una cuota de mercado de un 2%, y es aún 10 veces inferior a la del resto de Europa, lo que presenta un potencial de crecimiento considerable
Por Funds Society, Madrid

La firma de inversiones y gestión de patrimonios especializada en gestión pasiva indexada Finizens presenta el primer Observatorio de Gestión Pasiva en España, en el que recogen datos reales e independientes de volumen de captación, rentabilidad, tendencia y perspectivas de un estilo de inversión que está experimentando un fuerte crecimiento a nivel mundial y representa una gran oportunidad de maximizar la rentabilidad para los inversores españoles. Para realizar este estudio, la firma se ha basado en datos objetivos de mercado procedentes de fuentes como Morningstar, Standard & Poor’s e Inverco. Una de las primeras conclusiones es que el crecimiento de la gestión pasiva en España ha sido 10 veces superior al de la gestión activa en el periodo 2008-2018.

“Gracias a una rentabilidad consistentemente superior a la gestión activa, la gestión pasiva indexada ha explosionado a nivel mundial y su crecimiento está siendo imparable, así lo demuestran los resultados de este primer Observatorio de Gestión Pasiva en España que acabamos de publicar desde Finizens”, destaca el CEO de la compañía, Giorgio Semenzato.

El objetivo principal del Observatorio es proporcionar una perspectiva global e independiente sobre la evolución de la inversión pasiva que muestre un panorama integral de su estado actual y su proyección futura, tanto en España como a nivel mundial. La gestión pasiva indexada se basa en replicar índices bursátiles de referencia en lugar de optar por una apuesta específica desarrollada por un gestor humano, que es en lo que consisten básicamente las estrategias de gestión activa. El informe presentado por Finizens refleja que, a nivel global, los índices de mercado presentan rentabilidades históricas superiores a los gestores activos en hasta un 98,47% de los casos.

Según los datos del Observatorio, la gestión pasiva ha atraído en los último 10 años un total de 5,2 billones de dólares de flujos netos en todo el mundo (descontando de las contribuciones las retiradas de capital), un volumen equivalente a cuatro veces el PIB de España. Además, se pone de manifiesto el rápido crecimiento de este tipo de estrategia de inversión, cuyos volúmenes de activos han crecido a un ritmo 4,7 veces superior al de la gestión activa, elevando su cuota global de mercado del 10% al 27% en tan solo 10 años.

“Como demuestran los resultados del primer Observatorio de Gestión Pasiva 2019, su imbatible rentabilidad a largo plazo la ha llevado a alcanzar un crecimiento inigualable a nivel mundial, ya que millones de inversores de todo tipo de perfil han ido optando por abandonar la gestión activa y pasarse a la gestión pasiva para la inversión de su patrimonio”, explica Kevin Koh Maier, Head of Asset Allocation de Finizens.

Una rentabilidad acumulada del 76% por encima de la gestión activa

Según los datos analizados por Finizens, la rentabilidad neta ajustada por coste de los índices de mercado ha sido considerablemente superior, en media, a la rentabilidad alcanzada por los fondos de gestión activa en todos los mercados de referencia: desde un diferencial mínimo del 18,1% para la categoría de inversión de renta variable zona Euro (Eurozone equity) hasta un diferencial máximo de rentabilidad de un 76,1% para la categoría de inversión de renta variable americana (US Equity).

En este sentido, para un horizonte de inversión de 10 años, la gestión pasiva ha arrojado una rentabilidad de hasta un 76,1% por encima de la gestión activa.

El mercado de EE.UU. representa el 74% de los activos bajo gestión pasiva

El Observatorio, además, incluye datos desglosados por regiones a nivel mundial, de los que se extrae el liderazgo incuestionable del mercado estadounidense, que acapara el 74,2% de los activos bajo gestión para la gestión pasiva.

Las gestoras líderes a nivel mundial son las estadounidenses Vanguard, con un 40% del total, seguida de BlackRock, con una cuota del 21%.

Una clara muestra del avance que esta estrategia de inversión alcanza en Europa es que ya representa el 19% (de término medio) del total de mercado, recortando distancias con el 33% de cuota de mercado que registra en EE.UU.

Según el análisis de Finizens, este tipo de gestión ha experimentado en Europa un crecimiento exponencial, del 295% en comparación con el 29% que ha aumentado la gestión activa en la última década (2008-2018).

Oportunidad de crecimiento en España

En lo que se refiere a España, la gestión pasiva por ahora cuenta con una cuota de mercado de tan solo el 2% todavía, lo que evidencia su enorme potencial de crecimiento para alinearse con la media europea y mundial.

Así, el 57% de los activos financieros de los hogares españoles está destinado a instrumentos de inversión, lo que pone de manifiesto el gran recorrido y el considerable impacto que la gestión pasiva va a generar de aquí en adelante en el mercado, presentándose como una estrategia considerablemente más rentable y efectiva que la gestión tradicional.

A este respecto, el estudio de Finizens ha analizado la rentabilidad real en los últimos 20 años alcanzada por los inversores españoles, llegando a demostrar que, comparando dos carteras equivalentes en riesgo, la rentabilidad acumulada de una cartera de gestión activa fue del 57,1%, mientras que la rentabilidad de una cartera de gestión pasiva habría alcanzado una rentabilidad del 156,7%, es decir una rentabilidad de 2,7 veces superior.

 

 

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario