Última actualización: 13:40 / Jueves, 18 de Julio de 2019
Según Lyxor ETF

SG Quality Income: un estrategia para capturar yield con menor riesgo

SG Quality Income: un estrategia para capturar yield con menor riesgo
  • Desde Lyxor ETF consideran que los bonos high yield no ofrecen un potencial de rendimiento suficiente para el riesgo que suponen
  • Para identificar oportunidades de inversión en el contexto actual, la gestora propone una estrategia basada en el SG Quality Income Index
  • Según explica la gestora, “el índice SG Quality Income se enfoca en las empresas que pueden pagar y aumentar su dividendo, y que además mantienen el pago de sus dividendos con independencia del contexto del mercado”
Por Beatriz Zúñiga

Los mercados de valores subieron fuertemente durante los primeros meses del año, pero han estado luchando por evitar retrocesos durante el último mes, en particular desde el resurgimiento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. Frente a estos riesgos, los inversores podrían acudir a los bonos, pero, tal y como recuerdan desde Lyxor ETF, los rendimiento siguen siendo bajos. ¿Qué alternativas tienen los inversores de fondos multiactivo en esta situación?

En opinión de Lyxor ETF, la estrategia quality income es apropiada para buscar rendimientos atractivos en un entorno difícil. “Las condiciones económicas mundiales han ido mejorando lentamente desde el inicio del año y los rendimientos de los bonos se han hundido aún más, de hecho los bonos soberanos europeos ahora mismo están en niveles mínimos. Estamos en un entorno de bajos tipos de interés y bajos rendimientos de bonos corporativos, y eso significa que hay pocos activos refugio para quienes buscan rentabilidad”, apuntan desde la gestora.

La idea que defiende la firma para aquellos inversores que no quieren hacer cambios contundentes en la asignación de activos es “pasar de bonos de baja calidad a renta variable de alta calidad, un cambio que otorga más importancia a la fortaleza del balance en cualquier cartera”. El argumento para realizar este cambio es que, tomando el valor nominal, el rendimiento potencial de los bonos high yield debería ser mayor que los dividendos, pero la gestora sostiene que los índices de bonos high yield están formados por empresas de menor calidad en el mercado y “no hay garantía de que puedan cumplir sus obligaciones”. Por lo tanto considera que estos bonos “tienen un riesgo mucho mayor que el potencial de rendimiento que ofrecen”.

Para identificar estas oportunidades, la gestora propone usar una estrategia basada en el SG Quality Income Index, un índice de acciones que busca proporcionar un flujo de dividendos confiable y de alta calidad. “A diferencia del índice MSCI World High Dividend, que tiende a superar a los mercados globales en términos de rentabilidad total, el índice SG Quality Income se enfoca en las empresas que pueden pagar y aumentar su dividendo, y que además mantengan el pago de sus dividendos con independencia del contexto del mercado”, explican desde Lyxor ETF.

Según la experiencia de la gestora, adherirse a un proceso “consistente y prudente”, como el caso de este índice, ha podido evitar “más del 80% de los principales recortes de dividendos que se han producido desde la crisis financiera mundial en 2007”. En la construcción del índice, la firma evalúa cada acción siguiendo tres criterios que considera fundamentales: la calidad del negocio, la fortaleza del balance de la compañía y el nivel y sostenibilidad de la rentabilidad por dividendo.  

Algunas ventajas

Para la gestora, una de las ventajas es que las compañías de alta calidad en las que invierte el índice SG Quality Income representan una oportunidad para acceder a un área menos volátil del mercado de renta variable. “La naturaleza de estos negocios hace que sus ganancias sean más predecibles que cíclicas, y eso significa que muchos inversores lo ven como opción poco popular; por lo que suele suceder que este tipo de acciones estén infravaloradas. Un beneficio extra es que éstas representan una útil cobertura de cara a la inflación. Esto se debe a que los dividendos que pagan las compañías tienden a aumentar en línea con los precios, a diferencia de los activos de tipo fijo”, argumentan desde la gestora. En este sentido, Lyxor ETF considera que la principal razón para apoyarse en este índice a largo plazo es para proteger las carteras en momentos de caídas.

Por último, afirma que se trata de una opción muy atractiva para aquellos inversores de estrategias de absolute return y multiactivo que estén buscando mayores rendimientos, ya que la rentabilidad de las acciones en renta variable puede resultar más tentadora que la deuda soberana o los bonos corporativos, que “actualmente proporcionan rendimientos históricamente inferiores y no ofrecen protección frente a la inflación”, subrayan desde la gestora.

Es cierto que las estrategias income tienden a tener un desempeño inferior al de los mercados más amplios cuando suben de forma exuberante e irracional, pero éstas ponen el acento en la fortaleza de los balances de las empresas, lo cual es un buen punto de partida en caso de que los mercados se den la vuelta. “Eso es exactamente lo que parece que tiene en mente el inversor europeo este año. Los ETF de renta variable europea basados en income han recibido entradas netas todos los meses de este año, mientras que los ETF de renta variable europea broad han sufrido salidas de forma mensual. Por eso creemos que ahora puede ser un buen momento para asignar este tipo de estrategia”, concluyen desde Lyxor ETF. 

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario