Última actualización: 09:13 / Viernes, 15 Julio 2016
Para inversores informados

El Parlamento de Luxemburgo aprueba un nuevo fondo de inversión alternativo, RAIF, exento de supervisión por el regulador

Imagen
El Parlamento de Luxemburgo aprueba un nuevo fondo de inversión alternativo, RAIF, exento de supervisión por el regulador
  • El llamado fondo de inversión alternativo reservado (Reserved Alternative Investment Fund o RAIF) ha sido aprobado
  • El RAIF no requiere aprobación del regulador luxemburgués, la CSSF, sino que es supervisado por su gestor de inversión alternativo (AIFM)
  • Un RAIF debe estar gestionado por una gestora alternativa externa autorizada, que puede estar domiciliada en Luxemburgo o en otro estado miembro de la Unión Europea, y puede comercializar el fondo fuera
  • Las acciones o unidades de los RAIFs solo pueden ser vendidas inversores bien informados

La normativa que introduce una nueva estructura de fondo alternativo en Luxemburgo, el llamado fondo de inversión alternativo reservado (Reserved Alternative Investment Fund o RAIF), ha sido aprobado por el Parlamento luxemburgués y entrará en vigor tres días tras su publicación en el BOE luxemburgués (llamado Official Gazette Mémorial).

“La ley sobre el RAIF proporciona un vehículo de inversión alternativo adicional y complementario que es similar a los SIF. Pero, a diferencia de los SIF, el RAIF no requiere aprobación del regulador luxemburgués, la CSSF, sino que es supervisado por su gestor de inversión alternativo (AIFM), que debe ofrecer reportes regulares al regulador”, comenta Denise Voss, directora de la asociación de fondos luxemburguesa.

Voss explica que ahora los gestores podrán elegir, dependiendo de la preferencia de los inversores. “Pueden establecer sus fondos de inversión alternativa como Part II UCIs, SIFs o SICARS, si prefieren la supervisión del fondo por la CSSF, o pueden establecer sus fondos alternativos como un RAIF, reduciendo el tiempo para su comercialización”, añade.

Según explica Freddy Brausch, vicepresidente de ALFI, con el objetivo de asegurar una protección y regulación suficientes vía el gestor, un RAIF debe estar gestionado por una gestora alternativa externa autorizada, que puede estar domiciliada en Luxemburgo o en otro estado miembro de la Unión Europea. “Si está autorizada y cumple los requisitos de la Directiva Alternativa (AIFMD), la gestora puede usar el pasaporte comercializador para comercializar acciones o unidades de RAIFs de forma transfronteriza. Como en el caso de los SIFs y SICARs, las acciones o unidades de los RAIFs solo pueden ser vendidas inversores bien informados”, afirma.

La nueva estructura complementa el rango de productos de inversión luxemburgueses; “creemos que esto demuestra el entendimiento del legislador luxemburgués de las necesidades de la industria para servir mejor los intereses de los inversores”, añade Voss.

menu
menu