Última actualización: 07:40 / Martes, 5 Noviembre 2019
Análisis de AXA Investment Managers

Cuatro formas de invertir en la revolución CleanTech 

Imagen
  • Nunca ha sido mayor la necesidad de soluciones CleanTech
  • Las empresas que estén preparadas para responder a este cambio de paradigma disfrutarán de una ventaja sostenible y competitiva
  • Hay cuatro áreas que ofrecen nuevas oportunidades: transporte sostenible, reducción del reciclado y los desechos, energía inteligente y nutrición responsable

A medida que el cambio climático va causando estragos en el planeta, los consumidores, gobiernos y empresas están evaluando sus prácticas medioambientales y desarrollando nuevas tecnologías limpias, señala en un análisis Amanda O’Toole, experta en inversión de Thematic Equities en AXA IM.

El términco CleanTech (tecnologías limpias) alude a las compañías que buscan mejorar su rendimiento, productividad y eficiencia maximizando los efectos positivos sobre el medio ambiente. Con la población mundial en rápido crecimiento y los recursos limitados en peligro de agotarse, nunca ha sido mayor la necesidad de soluciones CleanTech. De hecho, la demanda es tan grande que se espera que el mercado global CleanTech alcance los tres billones de dólares en 2025, un aumento significativo frente a los 601.000 millones de dólares de 2014.

¿Qué significa esto para los inversores?

Existe una creciente toma de conciencia sobre las presiones por los escasos recursos naturales y la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Las empresas que estén preparadas para responder a este cambio de paradigma en cómo percibimos nuestro entorno disfrutarán de una ventaja sostenible y competitiva al reducir sus costes en insumos en el largo plazo. Estas medidas ofrecen un significativo potencial de crecimiento en las próximas décadas, junto con un interesante potencial de nuevas oportunidades para inversores por el camino.  

En la gestora han identificado cuatro áreas principales que pensamos que ofrecerán nuevas oportunidades de inversión innovadoras: transporte sostenible, reducción del reciclado y los desechos, energía inteligente y nutrición responsable. 

Transporte sostenible 

En todo el mundo está creciendo la demanda de transporte sostenible, con una amplia gama de oportunidades de inversión en vehículos eléctricos, tecnología de baterías y sistemas de reducción de emisiones. El mercado de vehículos eléctricos crecerá globalmente a una tasa del 33% en 2030 y con una caída del coste de las baterías de litio de un 35% durante el pasado año, el potencial del transporte sostenible va en aumento. 

Reciclado y reducción de desechos 

Los daños causados por los plásticos y la creciente basura electrónica han dominado los titulares medioambientales de los últimos años. Con aproximadamente 8 millones de toneladas métricas de plástico lanzadas a los océanos cada año y solamente un 20% de aparatos electrónicos que se estima se reciclan al año, consumidores y gobiernos se están despertando a la necesidad de que haya un cambio. 

Una acción que les gusta en este ámbito es Smurfit Kappa, una compañía del FTSE 100 que es uno de los proveedores líderes mundiales de empaquetado de papel. 

Energía inteligente 

La necesidad y la demanda de viviendas más verdes está creciendo, lo que ayuda a generar el ímpetu y los recursos necesarios para el desarrollo de tecnologías energéticas eficientes. Esto está creando oportunidades en renovables, viviendas más verdes y fábricas eficientes. 

Nutrición responsable 

El impacto de la producción no sostenible de alimentos ha puesto al planeta en una posición delicada. Sin embargo, las actitudes están cambiando. Las compañías están explorando nuevas formas de responder a las crecientes demandas de las poblaciones en crecimiento, limitando a la vez el uso del agua escasa y la tierra. 

Esto ha hecho que algunos expertos apuesten por las algas, que algunos creen que podrían convertirse pronto en una importante fuente de proteínas para el mundo. Las algas, que crecen diez veces más rápido que las plantas terrestres, no requieren agua fresca, pueden aportar más proteínas que la carne y no compiten con otros cultivos por la tierra. El potencial de las algas está en sus inicios, pero se espera que el mercado de los productos con algas alcance los 5.200 millones de dólares en 2023. 

Vivimos en un mundo de incertidumbre que ofrece poca confianza a los inversores desde una perspectiva macro o geopolítica. "En este contexto, nos reconforta invertir en empresas de alta calidad que se benefician de las claras tendencias de crecimiento estructural dentro de la Economía Limpia", explican en la gestora. 

Amanda O’Toole es gerente de cartera senior de AXA Investment Managers Framlington Clean Economy Strategy y una de las principales estrategas del equipo de expertos en inversión de Thematic Equities en AXA IM.


 

menu
menu