1
Última actualización: 15:56 / Miércoles, 20 de Marzo de 2019
Entrevista BNP Paribas AM

Xavier Gandon: “Agregamos valor a los fondos monetarios mediante una gestión activa”

Xavier Gandon: “Agregamos valor a los fondos monetarios mediante una gestión activa”
Xavier Gandon. Foto: BNP Paribas AM
  • Con los tipos de interés del BCE al mínimo, los retornos de los fondos monetarios son, inevitablemente, negativos, pero siguen aportando una gran diversificación por sectores, emisores y países
  • Además de aportar una base de liquidez en las carteras que permite tener dinero disponible de forma inmediata, actúan también como “activo refugio” en momentos de volatilidad
  • BNP Paribas AM destaca su capacidad de agregar valor a los fondos monetarios a través de una gestión activa, ya sea mediante la duración, el riesgo o la asignación de activos
  • Este mes entró en vigor la normativa europea que los regula y que, en opinión de la gestora, permitirá unificar la industria y brindar más transparencia
Por Irene Valiente , Madrid

Liquidez, diversificación y seguridad: son los tres beneficios clave que ofrecen los fondos monetarios, según el especialista en inversión en este producto de BNP Paribas Asset Management, Xavier Gandon. En una entrevista con Funds Society, admite que, en la coyuntura actual, con los tipos de interés establecidos por el Banco Central Europeo en mínimos, los retornos de estos fondos son negativos, pero destaca que, a través de una gestión activa, puede generarse valor añadido.

BNP Paribas AM gestiona actualmente 65.000 millones de euros en fondos monetarios, de los cuales el 90% son fondos en euros, mientras que los restantes están denominados en dólares y en libras. Esta cifra la convierte en una de las principales gestoras de este producto denominado en euros.

“Realizamos una gestión muy segura para ofrecer a los inversores un alto nivel de diversificación, al tiempo que mantenemos una liquidez elevada para poder hacer frente a cualquier reembolso que requiera el cliente”, señala Gandon. Admite que los retornos son siempre importantes a la hora de invertir, pero destaca que la clave de los monetarios es que esa gran diversificación que ofrecen por países, sectores, emisores y duración, es muy difícil de replicar a través de otros productos.

En ese sentido, revela que sus fondos cuentan con hasta 100 líneas con distintos vencimientos y pone como ejemplo el BNP Paribas InstiCash EUR, con calificación “AAA” y que, asegura, se trata de la “estrategia más defensiva” que puede ofrecer la gestora. Actualmente, casi la mitad del fondo está compuesto por activos financieros (43,5%), seguido de corporativos (22,5%) y soberanos (15,6%), con un 18,3% de liquidez disponible. “Utilizamos instrumentos soberanos específicos como una garantía porque son emisiones muy líquidas”, asegura Gandon.

Liquidez inmediata

Poder tener acceso a liquidez de forma inmediata es, precisamente, la otra oportunidad principal que presentan los fondos monetarios, a diferencia de los depósitos bancarios, donde la liquidez es reducida y depende siempre de los términos acordados entre cliente y entidad, apunta el especialista en inversión en monetarios. Con él coincide la directora general para Iberia de BNP Paribas AM, Sol Hurtado de Mendoza, quien, en el mismo encuentro con Funds Society, destaca que, además de aportar esa “base de liquidez” en las carteras conservadoras que permite tener dinero disponible de forma inmediata, este tipo de producto actúa también como “activo refugio” en momentos de volatilidad.

Gandon asegura que los fondos monetarios están gestionados con un estricto proceso de inversión. Además, este mismo enero entró en vigor la normativa europea que los regula y que, en su opinión, permitirá unificar la industria y brindar más transparencia para los inversores. Guiados por este marco regulatorio –al que se suman las valoraciones de las agencias y las propias normativas internas de la gestora-, los fondos monetarios mantienen las mismas características independientemente de los ciclos que atraviesen los mercados y presentan ciertos beneficios respecto a otros productos alternativos.

Gestión activa

“Tenemos la forma de agregar valor a través de una gestión activa, ya sea mediante la duración, el riesgo o la asignación de activos. En un entorno de mercado cambiante, si vemos que aumenta el riesgo alrededor de un emisor concreto, podemos parar y cambiar la asignación para aprovechar otras oportunidades”, señala Gandon.

En ese sentido, hace hincapié en que ese giro no lo puede realizar un inversor si el dinero lo tiene depositado en un banco, ya que, en ese caso, la flexibilidad para reaccionar ante los riesgos potenciales es mucho menor. “Es gestión activa de verdad”, destaca Hurtado de Mendoza. “Desde el punto de vista de los emisores, sin lugar a dudas, ya que seleccionas el riesgo de crédito que quieres; y también desde el punto de vista del tipo de interés: lo hemos podido demostrar con la subida de Estados Unidos, al pasar instrumentos de tipo fijo a variable”, agrega.

Ambos coinciden en que el perfil de los inversores en fondos monetarios es conservador y cauteloso y destacan que, aunque la situación actual de tipos en Europa hace que los retornos sean negativos, en su caso, esto no ha sido transferido a los clientes finales, como sí ha pasado en algunos bancos europeos. “En España, hemos seguido teniendo las cuentas corrientes remuneradas a cero, pero, en Europa, esos tipos de interés negativos sí se han repercutido a los clientes finales, en su mayoría corporativos”, asegura la directora general para Iberia de BNP Paribas AM.

Esto, según cuenta, ha hecho que gran parte de la inversión que se ha realizado en fondos monetarios en el último año proceda de grandes compañías. “La rentabilidad es negativa porque, con los tipos de interés actuales, es imposible tenerla positiva, pero es menos negativa que la de la cuenta corriente y, además, está más diversificada”, sentencia.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario