Última actualización: 10:10 / Miércoles, 27 Julio 2016
Estudio de Mercer

Hong Kong: la ciudad más cara del mundo para los expatriados

Imagen
Hong Kong: la ciudad más cara del mundo para los expatriados
  • En Suramérica, Buenos Aires (41) es la ciudad más cara a pesar de haber descendido 22 puestos desde el año pasado, seguida de San Juan; Sao Paulo (128) y Río de Janeiro (156) se han desplomado 88 y 89 puestos respectivamente
  • Madrid y Barcelona ocupan las posiciones 105 y 110 respectivamente en el ranking mundial sobre coste de vida de Mercer
  • Las ciudades menos caras para expatriados son Windhoek, Ciudad del Cabo y Biskek
  • Aumenta el coste de los paquetes de expatriación para empleados en asignaciones internacionales

Hong Kong es la ciudad más cara del mundo para expatriados según el ranking mundial de coste de vida de Mercer, descendiendo Luanda (Angola) a la segunda posición. Zúrich y Singapur permanecen en la tercera y cuarta posición respectivamente, mientras que Tokio ocupa el quinto lugar, subiendo seis posiciones desde el año pasado. Kinshasa (sexta posición) aparece por primera vez entre las 10 primeras, subiendo desde el puesto número 13. Otras ciudades que se encuentran entre las 10 ciudades más caras son Shanghái (7), Ginebra (8), Yamena (9) y Beijing (10). Las ciudades en Estados Unidos han subido en la clasificación debido al fortalecimiento del dólar contra las principales divisas, sumado a la caída de muchas ciudades en otras regiones: Nueva York sube cinco puestos y alcanza la posición 11, la ciudad en el puesto más alto de la región. Las ciudades menos caras para expatriados, según el informe de Mercer, son Windhoek (209), Ciudad del Cabo (208) y Biskek (207).

El estudio de Mercer es uno de los más extensos a nivel mundial y está diseñado para ayudar a las multinacionales y a gobiernos a determinar las estrategias de compensación más adecuadas para sus empleados expatriados. Nueva York es la ciudad usada como base para la comparación y los movimientos de divisas se comparan con el dólar. El informe analiza 375 ciudades de todo el mundo, y este año la clasificación incluye 209 ciudades de los cinco continentes y estudia el coste comparativo de más de 200 artículos en cada ciudad, incluyendo alojamiento, transporte, comida, ropa, artículos de uso doméstico y ocio.

A pesar de la volatilidad de los mercados y los crecientes problemas de seguridad, las empresas siguen desarrollando sus estrategias de expansión para ser competitivos en el mercado y crecer. Sin embargo, son pocas las organizaciones que están preparadas para afrontar los desafíos que plantean los acontecimientos mundiales, incluyendo el impacto en el coste de los paquetes de expatriados. Según el vigésimo segundo estudio anual de coste de vida de Mercer, la fluctuación de las monedas, la inflación de bienes y servicios y la inestabilidad en los precios del alojamiento, contribuyen a aumentar el coste de los paquetes de expatriación para empleados en asignaciones internacionales.

“A pesar de los avances tecnológicos y el aumento de una fuerza de trabajo conectada globalmente, desplegar empleados expatriados sigue siendo un aspecto importante en la estrategia competitiva de una multinacional. No obstante, con la volatilidad de los mercados y el parón económico en muchas partes del mundo, es esencial vigilar de cerca la eficiencia en los costes, incluyendo los paquetes de remuneración de los expatriados. Dado el deseo de las organizaciones de crecer rápidamente y expandirse globalmente, es necesario contar con datos precisos y transparentes para compensar adecuadamente todo los tipos de asignaciones, incluyendo las asignaciones a corto plazo o un plus para los locales”, explica Rafael Barrilero, socio de Mercer.

Europa, Oriente Medio y África

Hay dos ciudades europeas entre las 10 más caras de la lista. En el número tres en el ranking mundial, Zúrich, permanece como la ciudad más cara de Europa, seguida por Ginebra (8), que ha bajado tres puestos desde el año pasado. La siguiente ciudad europea en la lista es Berna (13), que baja cuatro posiciones desde el año pasado por el debilitamiento del franco frente al dólar. En España, Madrid ha subido hasta el puesto 105 desde el 115 del año pasado, mientras que Barcelona ha pasado a la posición  110 desde la 124.

Varias ciudades a lo largo de Europa permanecen relativamente estables por la estabilidad del euro frente al dólar. París (44), Milán (50), Viena (54) y Roma (58) apenas han variado frente al año pasado, mientras que Copenhague (24) y San Petersburgo (152) permanecen en el mismo lugar. Otras ciudades, incluyendo a Oslo (59) y Moscú (67), se han desplomado 21 y 17 puestos respectivamente, como resultado de la devaluación de sus monedas frente al dólar. Londres (17) y Birmingham (97), en Reino Unido, han bajado cinco y 16 posiciones respectivamente, mientras que las ciudades alemanas de Múnich (77), Frankfurt (88) y Dusseldorf (107) han escalado posiciones.

“A pesar de que han aumentado algunos precios en la región, varias divisas locales en Europa se han debilitado frente al dólar, lo cual ha provocado el descenso de algunas ciudades en la clasificación”, afirma Barrilero. También habría que añadir otros factores como los recientes problemas de seguridad, disturbios sociales y preocupación por la situación económica. Unas pocas ciudades en Europa Central también han escalado en la clasificación incluyendo a Kiev (176) y Tirana (186) que han subido ocho y 12 lugares respectivamente.

Tel Aviv (19) sigue siendo la ciudad más cara en Medio Oriente, seguida por Dubai (21), Abu Dabi (25) y Beirut (50). Jeddah (121) sigue siendo la ciudad menos cara de la zona a pesar de haber subido tres posiciones. Varias ciudades en Oriente Medio han subido en la clasificación debido a la caída de otras ciudades y un fuerte aumento de los alquileres, particularmente en Abu Dabi y Jeddah.

Aunque ya no ocupa el primer lugar del ranking a nivel mundial, Luanda (2), en Angola sigue siendo la ciudad más cara de África. Kinsasa (6) le sigue, subiendo siete puestos desde 2015. Yamena (9) es la siguiente ciudad africana de la lista, seguida por Lagos, Nigeria (13), que sube siete puestos. Cayendo tres posiciones, Windhoek (209), en Namibia es la ciudad menos cara en la región y a nivel mundial.

En América...

Las ciudades en Estados Unidos han subido en la clasificación debido al fortalecimiento del dólar contra las principales divisas, sumado a la caída de muchas ciudades en otras regiones. Nueva York sube cinco puestos y alcanza la posición 11, la ciudad en el puesto más alto de la región. San Francisco (26) y Los Ángeles (27) suben 11 y nueve posiciones respectivamente desde el año pasado, mientras que Seattle (83) salta 23 puestos. Entre otras ciudades, Honolulu (37) sube 15 posiciones, Washington (38) 12 puestos y Boston (47) salta 17 posiciones. Portland (117) y Winston Salem (147), en Carolina del Norte, siguen siendo las ciudades menos caras para expatriados.

En Suramérica, Buenos Aires (41) es la ciudad más cara a pesar de haber descendido 22 puestos desde el año pasado. San Juan (67) es la segunda ciudad más cara, subiendo 22 posiciones. El resto de ciudades de la zona han bajado puestos como resultado del debilitamiento de sus monedas frente al dólar a pesar de que han aumentado los precios de bienes y servicios en países como Brasil, Argentina y Uruguay. En particular, Sao Paulo (128) y Río de Janeiro (156) se han desplomado 88 y 89 puestos respectivamente. Lima (141) ha descendido 19 lugares, mientras que Bogotá (190) ha caído 42. Managua (192) es la ciudad menos cara de Sudamérica. Caracas ha sido excluida de la clasificación debido a su compleja situación, su puesto habría variado enormemente dependiendo del tipo de cambio oficial elegido.

Las ciudades canadienses siguen cayendo en la clasificación de este año debido principalmente al debilitamiento del dólar canadiense. La ciudad más cara de la región, Vancouver (142), ha caído 23 posiciones. Toronto (143) ha descendido 17 lugares, mientras que Montreal (155) y Calgary (162) han caído 15 y 16 puestos respectivamente.

Asia - Pacífico

Este año, Hong Kong (1) emerge como la ciudad más cara para expatriados tanto en Asia como a nivel mundial como consecuencia de la bajada de Luanda debido al debilitamiento de su moneda. Singapur (4) permanece en la misma posición, mientras que Tokio (5) escala seis puestos. Shanghái (7) y Beijing (10) le siguen. Shenzhen (12) sube dos posiciones, mientras que Seúl (15) y Guangzhou (18), China caen siete y tres puestos respectivamente. El fortalecimiento del yen japonés ha ocasionado el ascenso de las ciudades japonesas en el ranking, mientras que las ciudades chinas han bajado por el debilitamiento de su moneda frente al dólar. Bombay (82) es la ciudad india más cara, seguida por Nueva Delhi (130) y Chennai (158). Kolkata (194) y Bangalore (180) son las ciudades menos caras. En otras partes de Asia, Bangkok (74), Kuala Lumpur (151) y Hanói (106) se han desplomado 29, 38 y 24 puestos respectivamente. Bakú (172) ha tenido la caída más drástica en la lista, bajando más de 100 lugares. La ciudad de Ashkhabad en Turkmenistán sube 61 puestos hasta alcanzar la posición 66 a nivel global.

Las ciudades australianas han experimentado algunas de los descensos más importantes este año ya que su moneda se ha depreciado frente al dólar. Brisbane (96) y Camberra (98) han descendido 30 y 33 posiciones respectivamente, mientras que Sídney (42), la ciudad más cara de la región, ha sufrido una caída moderada. Melbourne ha bajado 24 puestos y ocupa la posición 71.

menu
menu