Última actualización: 08:45 / Jueves, 26 Marzo 2020
A ONG y fundaciones

BlackRock destina 50 millones de dólares para paliar el impacto del COVID-19 entre los más desfavorecidos

Imagen
  • La gestora ya ha donado 18 millones de dólares a diferentes entidades de Europa, Asia y América
  • Los bancos de alimentos y las organizaciones de acción local serán los principales destinatarios de estas ayudas
  • BlackRock se compromete a duplicar las aportaciones y contribuciones que hagan sus empleados a las organizaciones locales con las que normalmente colaboran

En mitad de la expansión de la pandemia del coronavirus y sus efectos, la solidaridad se abre paso. BlackRock ha anunciado todo un paquete de ayudas y colaboraciones con entidades sociales por un importe de 50 millones de dólares. Su objetivo es dar soporte y financiación a aquellas ONG locales que estén trabajando con los colectivos más vulnerables y que más pueden padecer el mayor impacto del COVID-19, a corto y largo plazo.

“Nuestros corazones están con todos los afectados por la rápida propagación de COVID-19. En BlackRock, estamos comprometidos a apoyar a las personas afectadas por esta crisis mundial, especialmente en las comunidades donde operamos. Esto incluye apoyo a personas y programas que proporcionan servicios de ayuda directa, en especial aquellos colectivos económicamente más vulnerables y que sufrirán con mayor fuerza el impacto de esta crisis en los próximos meses”, ha señalado la firma en un comunicado. 

BlackRock canalizará su ayuda a través de organizaciones y asociaciones locales con el fin de abordar las dificultades financieras y necesidades sociales de los más afectados por esta crisis, con particular atención a las familias que han visto interrumpido su trabajo, a los escolares que están sin clases y a los gastos inesperados que los núcleos familiares están teniendo que afrontar. “Sabemos que las necesidades inmediatas de las comunidades serán diferentes en cada comunidad y que también van a surgir nuevas en los próximos meses, por lo que iremos escalonando nuestra colaboración empezando por lo local, lo regional y, posteriormente, a nivel mundial”, detalla.

Por ello, la gestora ha destinado un primer tramo de 18 millones dólares a financiar bancos de alimentos y organizaciones de ayuda a colectivos vulnerables en América y Europa. Según señala BlackRock en su comunicado: “Hemos aprendido de anteriores situaciones de emergencia que los bancos de alimentos no solo proporcionan comida, sino que son un elemento de soporte vital de cara al miedo, la incertidumbre y la confusión. Desde estas organizaciones nos trasladan que se están enfrentando a una disminución en el número de voluntarios y donaciones, lo que les está obligando a reajustar sus recursos y forma de trabajo. Estamos dispuestos y comprometidos a ayudar en estas circunstancias”. 

Por ahora, BlackRock ha destinado sus recursos a:

En Estados Unidos:

  • 5 millones de dólares a Feeding America® donde BlackRock será uno de los principales financiadores de la campaña nacional COVID-19 de Feeding America para recaudar 100 millones de dólares.
  • 2 millones de dólares para los bancos de alimentos donde los empleados de BlackRock trabajan como voluntarios, entre ellos City Harvest en la ciudad de Nueva York, SF-Marin y el Banco de Alimentos del Condado de Alameda y el Banco de Alimentos de la Comunidad de Atlanta. La gestora también está trabajando para dar respuesta a las necesidades de los bancos de alimentos de Boston, Wilmington, Nueva Jersey y Seattle, ciudades en las que viven y trabajan parte de sus empleados.
  • 2 millones de dólares al Fondo de Socorro de la Fundación Robin Hood para financiar las necesidades de emergencia de sus 220 beneficiarios y ofrecer apoyo en efectivo a otras organizaciones sin ánimo de lucro que prestan servicios a los neoyorquinos con rentas bajas.
  • 1 millón de dólares a la Campaña de Respuesta de COVID-19 de la Comunidad de Tipping Point para proporcionar apoyo inmediato a sus más de 55 beneficiarios que luchan contra la pobreza en toda el área de la bahía.

En Europa:

  • 2,25 millones de dólares a las redes nacionales de bancos de alimentos que trabajan para responder al drástico aumento de la demanda de alimentos. En especial, BlackRock ha concentrado su ayuda al Banco Alimentare en Italia, la Federación Española de Bancos de Alimento en España y otros que trabajan en Francia y Alemania.
  • 2 millones de dólares al National Emergencies Trust (Reino Unido), una organización nacional independiente que trabaja con fundaciones locales y organizaciones benéficas locales para proporcionar apoyo vital a los colectivos más vulnerables.
  • 1,25 millones de dólares para la respuesta médica crítica, suministros y profesionales médicos que trabajan en hospitales de todo el continente, incluidos Médicos sin Fronteras/Médecins Sans Frontières (MSF).

De forma internacional: 

  • Donación de 500.000 dólares a la Red Mundial de Bancos de Alimentos, para responder a las necesidades actuales en Asia y la crisis emergente en América Latina.
  • Desde enero, la gestora ha colaborado con Give2Asia para ayudar al hospital Wuhan Jinyintan a la adquisición de equipos médicos. 

“Sabemos que esto es solo el comienzo, pero con este compromiso a corto plazo, nos proponemos aprovechar la experiencia de nuestro equipo de Impacto Social para ayudar y socorrer a las comunidades locales”, añaden desde BlackRock.

Por último, otra de las iniciativas que está apoyando la gestora es “redoblar” el esfuerzo que sus propios trabajadores están haciendo. Según explica, la firma se compromete a duplicar las aportaciones y contribuciones que hagan sus empleados a las organizaciones locales con las que normalmente colaboran.

menu
menu