1
Entrevista con Emily Leveille

Nordea: "Seguimos pensando que la aversión al riesgo en los mercados emergentes es demasiado elevada"

"Seguimos pensando que la aversión al riesgo en los mercados emergentes es demasiado elevada"
Emily Leveille, analista especialista en Renta Variable latinoamericana de Nordea. Foto cedida
  • “Encontramos muchas oportunidades en las empresas expuestas al desarrollo interno de numerosas regiones emergentes, como las compañías centradas en los consumidores del medio urbano en la India, las empresas del sector de la salud en China o la industria educativa en Brasil”
  • “Encontramos numerosas empresas innovadoras en el ámbito de la tecnología en los mercados emergentes, donde creemos que existe un gran potencial de crecimiento de los beneficios que el mercado no está descontando”
  • "Existe un margen suficientemente elevado en las valoraciones entre los mercados emergentes y los desarrollados, de modo que la región emergente podrá digerir futuras subidas de los tipos de la Fed”
  • “Estamos muy impresionados por las reformas que se han implantado en Argentina desde el cambio de Gobierno”
Por Alicia Miguel Serrano , Madrid

Los fundamentales económicos actuales en muchos países emergentes, junto con la percepción de que éstos entrañan demasiado riesgo, generan oportunidades interesantes para los inversores que cuenten con un horizonte de inversión de medio a largo plazo: así lo defiende Emily Leveille, analista especialista en Renta Variable latinoamericana de Nordea, en esta entrevista con Funds Society.

Además de su valoración, ¿qué atractivo presenta ahora la inversión en bolsa emergente?

Seguimos pensando que la aversión al riesgo en los mercados emergentes es demasiado elevada y se debe, en parte, a la preocupación sobre el efecto que tendrá en estos mercados la subida de tipos por parte de la Reserva Federal. No obstante, en nuestra opinión, los fundamentales económicos actuales en muchos países emergentes, junto con la percepción de que éstos entrañan demasiado riesgo, generan oportunidades interesantes para los inversores que cuenten con un horizonte de inversión de medio a largo plazo. Somos conscientes de que los mercados emergentes, en general, han tenido un comportamiento positivo recientemente —especialmente en 2017—, pero en vista de las valoraciones, que siguen presentando un descuento respecto de los mercados desarrollados, las tasas de crecimiento más elevadas que las de sus homólogos desarrollados y las excelentes compañías que podemos encontrar en estos países, seguimos apreciando una oportunidad atractiva a largo plazo en esta región.

¿Están baratas todas las regiones o unas más que otras?

Somos inversores bottom-up, por lo que no contamos con una visión sobre las valoraciones de mercados concretos, pero puedo decir que encontramos muchas oportunidades en las empresas expuestas al desarrollo interno de numerosas regiones, como las compañías centradas en los consumidores del medio urbano en la India, las empresas del sector de la salud en China o la industria educativa en Brasil. Asimismo, encontramos numerosas empresas innovadoras en el ámbito de la tecnología en los mercados emergentes, donde creemos que existe un gran potencial de crecimiento de los beneficios que el mercado no está descontando.

¿Cuáles son los principales desafíos que afrontan los países emergentes? ¿Afectará la normalización monetaria de la Fed, y en Latinoamérica principalmente?

Creemos que existe un margen suficientemente elevado en las valoraciones entre los mercados emergentes y los desarrollados debido a las expectativas de normalización monetaria en Estados Unidos, de modo que la región emergente podrá digerir futuras subidas de los tipos de referencia de la Fed. Si nos fijamos en los catalizadores económicos subyacentes de medio a largo plazo de numerosos países emergentes en comparación con un grupo de homólogos desarrollados —con Estados Unidos como principal referente— y en los tipos a diez años, vemos que ya se ha descontado una prima de riesgo notable en los mercados emergentes. En concreto, cuando observamos el crecimiento subyacente y la dinámica de la deuda de los países emergentes frente a los desarrollados, vemos la mejora del bloque emergente desde 2013. Por supuesto, no podemos descartar cierta volatilidad a corto plazo en estos mercados, especialmente si la Fed sube los tipos más rápido de lo que espera el mercado, pero, en nuestra opinión, este hecho conformaría una oportunidad para incrementar nuestra exposición a esta clase de activos.

A la hora de buscar oportunidades en el Nordea 1 – Emerging Stars Equity Fund... ¿cuáles son los criterios a los que dais más importancia?

Cuando buscamos nuevas inversiones para el fondo Emerging Stars, nos fijamos en empresas sólidas que puedan aumentar sus beneficios de forma sostenible durante varios años y, posteriormente, nos aseguramos de que las adquirimos con descuento respecto de su valor intrínseco. Podemos encontrar empresas de este tipo en todo el mundo, pero, a modo de ejemplo, en este momento creemos que existen muchas compañías interesantes en la India, donde contamos con una gran sobreponderación. Muchas de las reformas implantadas por el gobierno actual han generado un contexto empresarial más favorable y han reducido el coste de la inversión, lo que ha dado lugar a muchas oportunidades de las que pueden sacar provecho estas empresas.

Si nos centramos en Latinoamérica, ¿qué oportunidades por sectores o tipos de compañías veis? ¿Es esencial aplicar un análisis fundamental de tipo bottom-up o también le da importancia a la macro?

Observamos muchas oportunidades en sectores como la salud y la educación, especialmente en Brasil, donde el envejecimiento de la población y el aumento de la clase media constituyen una ventaja para el incremento del gasto en estos segmentos. Además, seguimos considerando que la penetración del sector bancario es muy reducida en muchos países de la región y que el contexto competitivo para las entidades bancarias es muy favorable, por lo que contamos con una visión positiva en bancos, por ejemplo, Banorte e Itau.

Con respecto a la relevancia del plano macroeconómico, para nosotros lo más importante es encontrar empresas sólidas que generen beneficios por encima de su coste de capital a largo plazo. No obstante, encontramos más empresas en las que invertir en países con un contexto macroeconómico estable, dado que resulta complicado contribuir al crecimiento de una empresa invirtiendo en un mercado que cuenta con una elevada volatilidad a nivel económico. Además, cuando realizamos estimaciones como parte de nuestro trabajo de valoración, tenemos también en cuenta las estimaciones de inflación, del crecimiento del PIB y de los tipos de interés, siendo nuestro grado de confianza en estas estimaciones mayor si el contexto macroeconómico es estable.

Por países, en Latinoamérica, ¿dónde veis una situación económica más prometedora que pueda propiciar la gestación de oportunidades de inversión en esos mercados?

Estamos muy impresionados por las reformas que se han implantado en Argentina desde el cambio de Gobierno. El mercado bursátil sigue siendo muy pequeño, pero en vista de las reformas en la política monetaria y fiscal, ya estamos presenciando cómo muchas empresas acuden al mercado para crecer, dado que la economía lo está haciendo y el contexto político es más estable. También nos sorprende positivamente la recuperación económica de Brasil: su reducido nivel de inflación, el menor endeudamiento de sus consumidores, las recientes reformas del mercado laboral y los tipos de interés a largo plazo, si bien nos gustaría que se produjesen reformas en el sistema de pensiones para sentirnos cómodos con la dinámica de la deuda a más largo plazo. Por último, el Gobierno y el banco central de México se muestran comprometidos a mantener una política monetaria y fiscal prudente y a ajustar el gasto público ante la reducción de la producción de crudo. Creemos que la reforma del sector energético implicará una transformación para muchos sectores de la economía y ya está creando muchas oportunidades de inversión.

¿En qué mercados latinoamericanos está sobreponderado el Nordea 1 – Emerging Stars Equity Fund?

Actualmente, no estamos sobreponderados en ningún mercado latinoamericano, aunque este hecho no se debe a que no encontremos empresas interesantes en las que invertir. Nuestro proceso de inversión consiste en un análisis bottom-up por empresas, y nuestras posiciones infraponderadas y sobreponderadas son el resultado de empresas concretas en las que invertimos a un precio adecuado. Invertimos en un grupo concentrado de empresas que nos gustan en la región, pero por el momento contamos con más inversiones en Asia y concretamente en la India.

¿Afronta la región latinoamericana una oleada de cambios y reformas positivas para su renta variable?

Todos los países latinoamericanos son muy diferentes, tanto por su tamaño como por los componentes de su economía y contexto político. Si bien en los últimos años hemos asistido a algunas reformas positivas y favorables para los mercados en países como Brasil, Argentina y México, no creo que este hecho esté relacionado con ningún tipo de consenso generalizado en la región sobre un movimiento hacia la derecha o la izquierda en los planos político o económico. Cada caso está relacionado en gran medida con situaciones específicas de cada país.

La debilidad del dólar... ¿cómo está ayudando a la región? ¿ustedes tienen en cuenta las divisas a la hora de invertir o las cubren?

Tenemos en cuenta las divisas en nuestro análisis fundamental, dado que pensamos en el efecto que los movimientos de éstas tienen en los beneficios de nuestras inversiones, pero no intentamos predecir estas fluctuaciones y no cubrimos nuestras exposiciones a divisas al invertir en mercados locales. La debilidad del dólar es favorable para algunos sectores y perjudicial para otros, en general, porque las exportaciones de materias primas constituyen una parte considerable de las economías latinoamericanas, que suelen beneficiarse de la correlación inversa entre el dólar y el precio de las materias primas. Además, la debilidad del dólar hace que las importaciones en divisa local sean más asequibles. No obstante, un dólar demasiado débil también puede inflar en exceso el valor de las divisas latinoamericanas y reducir su competitividad relativa en las exportaciones manufactureras, tal y como observamos durante la crisis financiera en 2008-2009, pero por el momento, no estamos asistiendo a este tipo de fluctuaciones.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario