1
Análisis de NN IP

Las reformas en China funcionan y aceleran el consumo, un motor de fuerza renovada para la renta variable emergente

Las reformas en China funcionan y aceleran el consumo, un motor de fuerza renovada para invertir en acciones emergentes
Foto: Archer10Dennis, Flickr, Creative Commons.
  • Actualmente, el crecimiento del consumo exhibe una dinámica poderosa, alentada por la reducción de la desigualdad de rentas y la pujanza del comercio electrónico
  • El enfoque ha cambiado claramente: de un crecimiento de alta velocidad a otro de alta calidad y sin apalancamiento; y el crecimiento de la productividad se observa como el motor principal de crecimiento
  • Continúa el rápido desarrollo urbanístico en China, con la demanda de infraestructuras que ello requiere
  • El énfasis en la protección medioambiental también es clave, así como la mejora de la distribución de la renta en el país, la continuidad de la reforma tributaria y la iniciativa "Cinturón y Ruta de la Seda"
  • El mayor riesgo sigue siendo el sector inmobiliario, advierten
  • Si bien la renta variable de mercados emergentes se consideraba antes una apuesta centrada en las materias primas, ahora mismo conforma ya una apuesta sobre las estrategias de tecnologías de la información globales y el consumo en China
Por Funds Society, Madrid

El modelo de una economía china impulsada por la inversión y el crédito está pasando gradualmente el testigo a otro basado en el consumo interno. Actualmente, el crecimiento del consumo exhibe una dinámica poderosa, alentada por la reducción de la desigualdad de rentas y la pujanza del comercio electrónico. El incesante desarrollo urbanístico, que se tiene por un motor del consumo a largo plazo, ayuda a limitar el declive del crecimiento de la inversión fija y limita bastante el riesgo de una desaceleración acusada en el mercado inmobiliario, explica NN IP en un último informe en el que da muestra de su confianza en las reformas en el país.

Objetivos políticos clave de China tras el 19 congreso

Mientras que recientemente China sacaba la alfombra roja para dar la bienvenida al presidente estadounidense Trump, el estratega de mercados emergentes de NN IP Maarten-Jan Bakkum se encontraba también de visita en el país para escuchar de los altos cargos y funcionarios gubernamentales y del partido las líneas maestras de la política china tras el 19 congreso del Partido Comunista. En este artículo se resumen sus principales conclusiones, ocho en total.

1. El enfoque ha cambiado claramente: de un crecimiento de alta velocidad a otro de alta calidad. Alta calidad implica crecimiento con menos desequilibrios financieros, un impacto menos negativo sobre el medio ambiente y una distribución más equitativa de las rentas, explica. La estrategia de maximización del crecimiento de décadas pasadas ha pasado a mejor vida, pero al mismo tiempo, hay poca connivencia con que el crecimiento baje del 6% en los próximos años. La composición del crecimiento continúa cambiando de manera indefectible hacia más consumo interno, que ya supone más del 50 % del PIB.

2. El crecimiento de la productividad se observa como el motor principal de crecimiento, reemplazando el crecimiento de la capacidad industrial apoyado en un rápido incremento del apalancamiento. Se ha progresado mucho en los últimos cuatro años en la solución del problema del exceso de capacidad, dice el experto. Después de reducido ese exceso, la reforma de las empresas estatales tiene que ver con un uso más eficiente del capital público. Las autoridades quieren potenciar los retornos de capital a través de mejoras en la eficiencia y la participación del capital privado en estructuras de propiedad mixtas. En todo este proceso, se está dando gran importancia a la innovación, con mucha más I+D, mejoras sustanciales en la calidad de la educación y aatraer gente de fuera para lograr avances tecnológicos más rápidamente. Paralelamente, se está haciendo progresos en la movilidad laboral, en una regulación más propicia para los negocios y, según dice el gobierno (aunque hay pocas evidencias todavía), en la protección de la propiedad privada y el desarrollo del Estado de derecho. El objetivo omnipresente de todas estas iniciativas reformistas es estimular la inversión privada en los sectores más innovadores y de alta tecnología.

3. No se requiere ni se desea ya un crecimiento apalancado para sostener los niveles de actividad económica. El crecimiento apalancado se ha reducido sustancialmente en los últimos años y en los dos trimestres pasados no ha aumentado más. Aparte de reducir el ritmo de expansión del crédito, las autoridades están intentando resolver el problema del apalancamiento ayudando a las muy endeudadas empresas estatales a conseguir mayores rendimientos sobre sus activos. Las empresas estatales han sido capaces en lo que va de año de amortizar deuda, gracias a la mejora de su nivel de rentabilidad, explica el experto de emergentes de NN IP.

4. Continúa el rápido desarrollo urbanístico, a pesar de la migración masiva de población desde las áreas rurales que ya se produjera en décadas pasadas. El gobierno considera el desarrollo urbanístico como una herramienta clave para estimular el consumo. El desarrollo urbanístico sigue generando demanda de inmuebles y sostiene el alto crecimiento de la inversión en infraestructuras.

5. El énfasis en la protección medioambiental y la eficiencia energética de los últimos años ha dado fruto, como bien pudo apreciar en su visita a Pekín el experto de NN IP. El aire parecía mucho más limpio que en anteriores visitas, dice. Pero la exigencia sigue siendo alta, como atestigua el hecho de que el medio ambiente fuera aludido en cada una de las presentaciones a las que asistió. Un ejemplo concreto es que en 2020 todos los autobuses públicos serán 100% eléctricos en todo el país.

6. Mejora la distribución de la renta. Este hecho se hace patente en las estadísticas chinas y en el coeficiente GINI del Banco Mundial, que ha caído 3 puntos desde 2008. La mejora es consecuencia de la campaña emprendida contra la corrupción, las grandes inversiones en educación y sanidad, y los cuantiosos programas de ayuda al mundo rural. La menor desigualdad ha sido la razón más importante del crecimiento del consumo interno y el repunte del comercio electrónico.

7. Continúa la reforma tributaria. Se está endureciendo aún más la disciplina a la que los gobiernos locales se ven sometidos. También están cambiando los incentivos para los líderes provinciales y locales. Antes de 2013, las autoridades locales obtenían reconocimiento principalmente en función del crecimiento que eran capaces de cosechar. Su principal objetivo era batir los objetivos de crecimiento. Pero actualmente al gobierno le preocupan también, quizá en primer lugar, los objetivos medioambientales, la salud financiera y la distribución de la renta. "Hemos observado también que la reforma tributaria se centrará más en los impuestos directos para influir en el consumo. Uno de los ejemplos más notables es el impuesto sobre bienes inmuebles a nivel nacional, del que tanto se ha hablado durante décadas y que parece próximo a instaurarse", explica el experto.

8. La iniciativa “Cinturón y Ruta de la Seda” es mucho más que una estrategia para dar salida a la superproducción industrial de China. Se trata de asegurar el abastecimiento estratégico de materias primas esenciales y la demanda futura de productos chinos. El gobierno conceptúa el programa “Cinturón y Ruta de la Seda” como un nuevo sistema global, que se sumaría al ya existente, cuya razón de ser principal es satisfacer las necesidades de Occidente. La idea es que, algún día, el renminbi se utilice en los intercambios comerciales y la inversión transfronteriza.

Aumenta la confianza de la gestora en las medidas de política chinas

“Nos hemos convencido durante nuestra visita de que el crecimiento del consumo en China ganará peso en detrimento del crecimiento de la inversión fija. Las autoridades están intentando activamente impulsar el consumo para compensar el inevitable declive del crecimiento de la inversión fija. Tanto el desarrollo urbanístico como la menor desigualdad deberían actuar como importantes motores del consumo”, explican en la gestora. Paralelamente, el desarrollo urbanístico debería ayudar a limitar el declive del crecimiento de la inversión fija, explican. “Continúan realizándose esfuerzos para reducir el endeudamiento. Este hecho debería ayudar a mejorar aún más la percepción del riesgo China, especialmente en el exterior, y hace improbable un deterioro repentino de los flujos de capital chinos”.

El mayor riesgo sigue siendo el sector inmobiliario, advierten. “La desaceleración ha sido manejable hasta ahora, y podría seguir siéndolo gracias al fuerte crecimiento de la demanda real de vivienda, auspiciado por el desarrollo urbanístico y el importante crecimiento de la renta de los hogares. Sin embargo, la lucha contra la especulación sigue siendo muy estricta. Esto podría afectar a las ventas globales más de lo que lo ha hecho hasta el momento. En resumen, nos reafirmamos en nuestra percepción de una desaceleración económica moderada. Con todo, nuestra visita nos ha insuflado algo más de confianza en las iniciativas de política emprendidas para abordar el problema del apalancamiento y las perspectivas de crecimiento del consumo. Esto dejaría el riesgo de incumplimiento de nuestro escenario de desaceleración moderada en un nivel bastante bajo. Nuestro pronóstico es que el PIB se desacelere de un 6,8 % en 2017 a un 6,3 % en 2018”, comentan.

Excelente comportamiento relativo de la renta variable china

La mejora de la percepción del riesgo China en el mercado y el aumento de la confianza que suscita el mayor interés que las autoridades chinas ponen en las reformas económicas se reflejan en el excelente comportamiento exhibido por la renta variable china este año.

 

Destaca especialmente las fuertes alzas registradas por los valores relacionados con la nueva economía. La pujanza del comercio electrónico y de Internet está elevando rápidamente el peso del sector tecnológico en el contexto de los mercados globales emergentes. Las tecnologías de la información representan ahora casi el 30% del índice MSCI Emerging Markets. Este desarrollo está propiciando un cambio en la percepción agregada que se tiene de la renta variable de mercados emergentes. Si bien la renta variable de mercados emergentes se consideraba antes una apuesta centrada en las materias primas, ahora mismo conforma ya una apuesta sobre las estrategias de tecnologías de la información globales y el consumo en China.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario